8th de March de 2021
UNIVERSIDADES Perfil Educación
22-07-2020 09:20

Adolfo Pérez Esquivel: "Hebe tiene mucho rencor interno"

El referente en derechos humanos participó del Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes de Periodismo de Perfil. La posición del gobierno de Alberto Fernández sobre Venezuela y las críticas a Sergio Berni.

22-07-2020 09:20

Adolfo Pérez Esquivel participó de una conferencia de prensa organizada por estudiantes del Posgrado en Periodismo de Investigación del Grupo Perfil y la Universidad del Salvador (USAL). El referente en derechos humanos se refirió a la crítica que la líder de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, le hizo al presidente Alberto Fernández. "Hay posiciones distintas, no todos pensamos igual", aclaró el Premio Nobel de la Paz.

El presidente de la Comisión provincial por la Memoria también se refirió a Sergio Berni y dijo que el ministro de Seguridad bonaerense "no puede salir con una ametralladora a un operativo" porque "esas son cosas de películas, de un far west". A la vez que mostró su preocupación por la situación de Facundo Castro, que sigue desaparecido luego de haber sido detenido por fuerzas de seguridad de la provincia de Buenos Aires. "Hemos enviado varios comunicados al gobernador Axel Kicillof, pero hasta el día de hoy no tenemos respuesta", dijo Pérez Esquivel en el Ciclo de Entrevistas a cargo de Rodrigo Lloret.

—¿Qué piensa sobre el debate generado entre referentes de los derechos humanos, como Hebe de Bonafini y Taty Almeida, en relación a la crítica de la líder de Madres de Plaza de Mayo al presidente Alberto Fernández?

—Hay posiciones distintas, no todos pensamos igual. La riqueza de los pueblos no es la uniformidad, la igualdad, es la diversidad de pensamiento, de criterio. Hebe de Bonafini le reprocha al Presidente reunirse con los empresarios que Hebe considera que son cómplices de lo que pasó durante la dictadura con la desaparición de su hijo y de varios seres queridos. Ahora, Taty Almeida es kirchnerista y lógicamente salió en defensa del Presidente.

—¿Usted cree que Hebe de Bonafini estuvo bien o que se equivocó en esa crítica?

—Conozco a las Madres desde siempre y hay cosas que yo acompaño, es decir, apruebo de las cosas que dice, pero Hebe tiene mucho rencor interno. Y no creo que Alberto el Presidente lo haya hecho simplemente por congratularse, sino como jefe de Estado tiene la obligación de reunirse con los que están de acuerdo con él, como con los que no están de acuerdo, porque eso es gobernar con equidad. Así que yo te puedo decir, no apruebo lo que hizo Hebe, pero tampoco la condeno.

—La semana pasada se produjo otro debate en Argentina a partir de la situación de los derechos humanos en Venezuela por el informe de Michelle Bachelet que fue presentado en la ONU y recibió el apoyo del gobierno de Alberto Fernández. ¿Qué piensa al respecto?

—El gobierno argentino no apoyó ese informe, no atacó a Venezuela. Ellos se separaron del Grupo de Lima, que tiene la intervención impulsado por Estados Unidos contra Venezuela. El gobierno argentino sostiene que si hay problemas, es el pueblo venezolano el que debe resolverlos. Eso dice el comunicado que me enviaron sobre la posición argentina. Pero después hay medios que tergiversan la información. En eso hay que tener cuidado. Muchas veces he hablado sobre los monocultivos. Ustedes conocen los monocultivos de soja, de trigo de maíz. Los agrotóxicos también los conocen. El glifosato y los daños que hacen a la salud. Hay un monocultivo mucho más peligroso que todos esos, que es el monocultivo de las mentes. Ustedes fíjense lo que hace Estados Unidos, que se define como la mayor democracia del mundo, pero ustedes vean lo que está pasando. Vean cómo atacan a Venezuela.

—Usted dijo hace unos años que en Venezuela los muertos eran provocados por la oposición a Nicolás Maduro. ¿Hoy sigue pensando lo mismo?

—El caso de Venezuela lo conozco porque he viajado muchas veces y nuestro trabajo como Servicio de Paz y Justicia es continental. Yo he sido uno de los amigos de Hugo Chávez. Hoy Venezuela está siendo agredida. A Chávez lo sacaron del gobierno pero el mismo pueblo después lo repuso. También lo querían asesinar, esto me lo contó Chávez. Con Maduro hay muchísimas dificultades en Venezuela pero también hubo una oposición terrible de los Estados Unidos que ahora está bloqueando Venezuela, como lo hizo con Cuba, violando el derecho de los pueblos a la autodeterminación y en su soberanía. ¿Con qué derechos lo hacen los presidentes de Estados Unidos? Estados Unidos no quiere permitir que ningún país se salga de su órbita. Esto lo tienen que resolver los venezolanos sin intervenciones extranjeras. Que hay problemas en Venezuela, los hay. Pero el derecho a la libertad y a la elección a la democracia lo necesitan. Creo que sí es necesario ayudar al pueblo venezolano, no marginarlo. Ayudarlo a que encuentre su camino, y en eso estamos.

—Con respecto a la desaparición de Facundo Castro, la Comisión Provincial por la Memoria solicitó reuniones con el gobierno bonaerense, ¿obtuvo alguna respuesta?

—Respecto a lo de Facundo, hemos hecho varias cosas en la Comisión Provincial. Una, nos hemos presentado como querellantes en la causa y lógicamente hemos enviado varios comunicados al gobernador de la Provincia, Axel Kicillof. Pero hasta el día de hoy no tenemos respuesta. Tampoco se llamó a testigos que dicen que vieron que lo cargaron a Facundo en un patrullero. Hasta el momento lo que tenemos para decir es esto y que nos hemos comunicado también con la familia, con la madre, para acompañarla solidariamente y saber cuál es su situación. Esto lo hacemos permanentemente en casos semejantes.

—En relación a los 12 casos de gatillo fácil que hubo, Nora Cortiñas pidió la renuncia del ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni. ¿Qué opina usted sobre eso?

—Con Norita trabajamos juntos en todo, ella también está en la Comisión Provincial. Lo que pasa es que el ministro de Seguridad no puede salir con una ametralladora a un operativo. Tiene que tener mucho cuidado con eso. No es el que tiene que asumir el enfrentamiento armado. Esas son cosas de películas, de un far west. No corresponde a un ministro de Seguridad actuar de esa manera. Entonces Norita pide que sea desplazado. Nosotros hemos enviado varias cartas con nuestras preocupaciones al gobernador Axel Kicillof. Hasta ahora no tenemos respuesta ni a la reunión ni a las cartas, entonces no sé qué es lo que pasa, nos preocupa esta situación y, lógicamente, vamos a seguir insistiendo.

—¿En esas cartas ustedes también piden la remoción de Berni?

—Eso es una cosa que tiene que decidir la Comisión, no de forma individual, más allá de lo que plantea Norita.

—En cuanto a los cambios estructurales en las fuerzas de seguridad, ¿cuál cree usted que es el más necesario en este momento?

Primero la formación, la educación. Otro tema importante es tener muy claro qué significa fuerza de seguridad, porque la mayoría de los integrantes son de hogares pobres, y gente que en algún momento se encontró sin nada, y ahí tiene seguridad social, vacaciones, un salario. Pero también se le da un poder, un poder para servir, no para dominar y hacer gatillo fácil, como la doctrina Chocobar y esas barbaridades que todavía premian por matar gente.

—En 2018 Graciela Fernández Meijide dijo que "el kirchnerismo hizo una utilización política de los derechos humanos". ¿Cuál es su opinión al respecto?

—A Meijide la conocemos hace mucho tiempo. Tuvo la desgracia de perder un hijo pero su pensamiento no lo comparto. Cada uno está en su derecho de decir lo que piensa y lo que siente. Respetamos esas diferencias. Pero hay cosas en que no podemos estar de acuerdo. El kirchnerismo tiene y tuvo muchas luces y sombras. Hubo aportes importantes en la integración continental, no solo de Cristina sino también de Néstor, que trataron de reforzar lo que era la unidad latinoamericana. Yo he sido muy crítico de las políticas del gobierno kirchnerista. Yo no soy un opositor, soy un crítico, porque lo que planteo es que se corrija, por ejemplo, la posición que tomó Cristina con los pueblos originarios. No estoy de acuerdo. Hemos pedido muchas veces reunión y nunca quisieron recibirnos.

Adolfo Perez Esquivel

—¿Cuál es la reflexión que usted puede hacer sobre el presidente Jair Bolsonaro?

Bolsonaro es una persona que creo que tiene serios problemas psicológicos y de conducta. Lógicamente, que está haciendo desastres en el país queriendo desconocer lo que es la pandemia y el número de muertos y de infectados en Brasil, que le sigue a lo que está ocurriendo en Estados Unidos. Hay algunos problemas serios ahí. A Bolsonaro lo votó el pueblo. Lo fueron utilizando mucho los medios de comunicación y armaron toda una estructura para Bolsonaro con el apoyo del gobierno de los Estados Unidos. El caso del golpe a Dilma Rouseff fue para sacar a Lula del medio. La situación del juez Sergio Moro, que después se le da como premio el Ministerio de Seguridad y Derechos Humanos en Brasil. Ahora se separó de Bolsonaro porque ni él lo aguanta.

—¿Cuáles cree que han sido los errores de Evo Morales para que en parte haya terminado como terminó?

—Yo creo que no hay sociedades perfectas pero toda sociedad es perfectible, puede mejorar, incluso las sociedades más avanzadas siempre tienen la posibilidad de avanzar, de ver cuales son las necesidades de los pueblos. Y Evo logró reivindicar el derecho de los pueblos originarios, su derecho a la lengua, a la cultura y hasta su identidad, esto es fundamental. Tal vez, cometió el error de querer tener una tercera opción en la presidencia y creo que ese fue un error, porque hay gente muy valiosa dentro del movimiento que podría haber ocupado ese lugar. Y ahí Estados Unidos presionó de todos modos a las fuerzas armadas, para lograr la renuncia. Los avances que hizo Evo fueron revolucionarios. Revolucionarios, no violentos, porque hubo cambios muy fuertes en educación, en salud, en capacidad de desarrollo del pueblo boliviano.

—¿Qué opina de la situación actual de Milagro Sala?

—Cuando la metieron presa a Milagro Sala, hablamos con el gobernador Gerardo Morales. La han acusado de muchísimos delitos ella niega muchísimas cosas de las que se le acusó. Lo que yo no tolero es que hayan destruido todo el trabajo social que hizo la Tupac con Milagro Sala. Eso es injusto e inmoral. Porque no se puede destruir aquellas obras que se destinaron a los más necesitados, entonces lo que ha hecho la política del gobernador no es la correcta.

—¿Le gustaría hacer algún comentario final para cerrar la entrevista?

—Decirles que los medios de comunicación son necesarios, pero hay que ser objetivos. Nosotros siempre tenemos la mirada hacia afuera pero hay que aprender a mirarse hacia adentro, eso es más difícil. ¿Quiénes somos? ¿Qué queremos? ¿Hacia dónde vamos? Es un desafío esto de aprender a mirarse hacia adentro. Las personas, cuando nos descubrimos como personas, damos el primer paso del proceso de liberación, de hombres y mujeres libres. Luchen por eso.

Por Delfina Terribile y Gabriel Irungaray
Estudiantes de Periodismo
Posgrado en Periodismo de Investigación Perfil-USAL

En esta Nota