25th de February de 2021
UNIVERSIDADES Perfil Educación
07-09-2020 08:58

Julio Cobos: "Siempre el kirchnerismo buscó conflictos, viven en conflicto permanente"

El senador participó del Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes de Periodismo de la Escuela de Comunicación. La comparación de su vicepresidencia con la de Cristina Kirchner. Críticas a la reforma judicial. Y las diferencias con Macri.

07-09-2020 08:58

Julio Cobos visitó de manera virtual a la Escuela de Comunicación de Editorial Perfil y criticó la de reforma judicial impulsada por el presidente Alberto Fernández. "El proyecto está muy sujeto a que esta reforma sea para beneficiar a Cristina o a garantizar la impunidad", cuestionó. También afirmó que es "un favor que le hace el presidente a la vicepresidenta para allanarle el camino judicial".

En comparación con su época como vicepresidente, aseguró que Cristina Kirchner se siente cómoda en su actual función y marca su impronta en el Gobierno. "Siempre el kirchnerismo buscó conflictos. Donde hay una solución, el kirchnerismo encuentra un problema", completó Cobos en el Ciclo de Entrevistas a cargo de Rodrigo Lloret, director de Perfil Educación.

—¿Quién ha ejercido mejor la vicepresidencia, usted o Cristina Kirchner?

—Para comparar habrá que esperar que se terminen los mandatos. Somos figuras distintas con perfiles diferentes. Con respecto a su rol, en las sesiones no se ve que esté muy incómoda. Creo que si ella hubiera percibido que podía ser presidenta de la Nación, hubiera estado más cómoda como presidenta, no me cabe la menor duda.

—¿Considera que la opinión de Cristina es determinante en las principales decisiones del Gobierno?

—Creo que el manejo de la negociación de la deuda tiene mucha impronta de Alberto Fernández junto con un acompañamiento de Cristina. También, en el caso de Vicentín dio marcha atrás porque vio que había mucho cuestionamiento social. La tan mentada reforma judicial, que según la vicepresidenta no es la reforma que nos merecemos, era un compromiso del Presidente, pero los cambios que hubo tienen también mucho de la impronta de Cristina, por lo que se terminó transformándola en una reforma de la reforma, porque hubo cambios entre el proyecto que elevó el ejecutivo, lo que se dictaminó y lo que se terminó aprobando. Todo fue en horas, sobre todo la última parte.

—¿Cree que Cristina Kirchner podría comportarse con el Presidente igual que usted hizo con la 125?

—Yo no tenía el poder para convencer al oficialismo ni a la oposición en ese momento. Cristina ahora tiene el poder para destrabar las cosas. Estando ella en el poder no podías cambiar ni una coma ni un punto en la redacción. Así que son dos situaciones totalmente distintas. Esa es la diferencia: ella tiene un poder muy grande para manejar el Senado, distinto como era antes que el poder estaba un poco diluido en el presidente del bloque, pero siempre con una gran linealidad con el Poder Ejecutivo, sin margen de la vicepresidencia para aportar una salida o solución ante un conflicto.

—¿Cree que casos como los de Vicentín o la reforma judicial pueden generar el escenario para un quiebre en el oficialismo?

—No me gusta ser tan pesimista, ni buscar tanto debajo del agua. Siempre el kirchnerismo buscó conflictos, viven en conflicto permanente. Donde hay una solución, el kirchnerismo encuentra un problema porque son personas que tienen la capacidad para percibir y darse cuenta que una medida puede ocasionar tal o cual problema o reflejo de la sociedad. Por ahí no alcanzan a cuantificar la magnitud, pero siempre el estilo de gobernar del kirchnerismo es tener un adversario, un enemigo, ya sean los medios, el campo, o el que fuere. Es la forma de gobernar. Es la manera de ellos, hace a su estilo y es su forma de entender y concebir el poder.

Julio Cobos en el Ciclo de Entrevistas

—Algunos opositores dicen que Alberto le está pagando los votos a Cristina con la reforma judicial, ¿usted qué piensa?

—No creo que sea un pago. Puede ser todo lo que se está agiornando fuera de la reforma que se presentó. Por ejemplo, el cambió en la composición de la Corte Suprema, o el traslado de los jueces. Creo que elevó un proyecto de reforma que tuvo muchos vicios para que esto avanzara como corresponde o con el consenso lógico como fue a lo mejor el Código Civil y hasta el mismo Código Penal que todavía no está puesto en vigencia. Con su aval, pero no respetando ciertas cosas que lo ha hecho muy criticable y sujeto a que esta reforma sea para beneficiar a Cristina o a garantizar la impunidad, cuando la ley establece que los juicios que están en proceso deben continuar. Esto es, entonces, un favor que le hace el Presidente a la vicepresidenta para allanarle el camino judicial.

—Usted apoyó el decreto que declaró servicios públicos a la telefonía y a internet, ¿cree que ello podría generar desinversión como dijo Silvana Giudici?

No creo que se pueda originar desinversión, todo lo contario. Pienso que hay que buscar un equilibrio. Hoy el 30% de los chicos de Capital han visto perjudicados su educación con el sistema de distancia porque no tienen conectividad. Si seguimos así, no es que va a venir una lluvia de inversiones o si modificamos algo se pararán, porque la verdad es un negocio y bastante rentable. A mí los decretos no me gustan, son para casos muy extremos y lamentablemente estamos acostumbrados. Para hacer una especie de autocrítica también Mauricio Macri creó por decreto el Enacom que vino a reemplazar al AFSCA.

—¿Qué opina del viaje de Mauricio Macri que duró más de un mes?

—Me parece que se equivocó. Son decisiones personales que no ayudan al espacio porque está en discusión el liderazgo hacia futuro de los tres espacios políticos, con figuras importantes que van emergiendo, como el fefe de Gobierno, dentro del PRO, o de nuestro partido.

—¿Cree que el próximo presidente de Juntos por el Cambio puede ser radical?

Como radical, uno no pierde las esperanzas y creo que hay potencial en nuevos dirigentes. Creo que el sistema de primaria sería la única forma de resolverlo. Convengamos que Mauricio Macri no hubiera tenido el destino de ser el presidente si no era por haber participado en una primaria con otro espacio político que le aportó muchos votos para superar la candidatura de un adversario fuerte, que estaba aglutinando al partido justicialista en todas las vertientes.

—Agradecemos su participación en el Ciclo de Entrevistas y lo invitamos a realizar un comentario final para concluir este reportaje.

—El agradecido soy yo, he sido docente universitario y disfruto mucho las clases. La pandemia ha acelerado los procesos, sobre todo en el sistema educativo que por ahí tiene una inercia tan grande que debería ser el servicio que más se anticipe a los cambios y yo que lo he vivido de adentro cuando queríamos hacer algunos cambios, la inercia y la resistencia que hay es muy grande. Lo bueno que aprovechemos esta oportunidad para sacar ventaja dentro de la desgracia que hoy estamos transitando.

Por Jorge de la Reta, Florencia del Vecchio y Juan Cruz Soqueira
Estudiantes de Periodismo
Escuela de Comunicación de Editorial Perfil

En esta Nota