Despejado
Temperatura:
10º
Ciudad:
Buenos Aires
miércoles 15 de agosto de 2018 | Suscribite
COLUMNISTAS / UN PAIS EN SERIO
domingo 24 junio, 2018

El Mundial que nos tapó

Mientras la CGT arma paros onda fin de semana largo, Bélgica nos enseña un poco de fútbol y de cómo legislar.

por Pablo Marchetti

. Foto: cedoc perfil

 —Estoy en mi oficina, en la productora, pensando temas para mi columna política. Como no se me ocurre nada, decido seguir pensando en eso mientras miro Bélgica-Túnez por televisión. De repente, una idea: “Durante el Mundial es muy difícil hablar de política porque el Mundial lo tapa todo”, escribo y sigo mirando Bélgica-Túnez.
 —¡Qué bien juega Bélgica! Siete goles en dos partidos, gana 4-1 dando exhibición… en eso pienso mientras miro el partido, cuando entra Carla, mi asesora de imagen, dando un portazo y sin sacar la vista de su iPad, que sostiene con su mano derecha, la de la muñeca donde lleva atado el pañuelo verde de la campaña por el aborto legal, seguro y gratuito.
 —¡Qué gran triunfo de la marea verde! –grita, eufórica.
 —Sí, qué alivio –respondo–. Menos mal que Nigeria le ganó a Islandia. Eso nos deja un poco más de aire.
 —¿Qué decís? –pregunta Carla, tan desconcertada que por un momento saca la vista de su iPad y me mira a los ojos.
 —Hablaste de la marea verde –explico–. Supongo que te referís a Nigeria, ¿no? Porque tiene que ver con la clasificación que se juega Argentina. Aunque quizá estás hablando de México y el partidazo que hizo contra Alemania.
 —¿Vos no tenés que hacer una columna política? –pregunta Carla, esta vez con la vista en ninguna parte, como tratando de buscar alguna explicación.
 —Por supuesto. Pero creo que el Mundial es el mayor dato político de este momento.
 —Lo que creo es que estás buscando excusas para no laburar.
 —¿Vos decís que el Mundial no importa?
 —Yo digo que el Mundial importa para desviar la atención por un momento para algunas cosas puntuales y coyunturales –explica Carla.
 —¿Por ejemplo?
 —La vicepresidenta Gabriela Michetti mandó el proyecto de legalización del aborto a cuatro comisiones en el Senado. Algo que sirve para estirar el tiempo y dificultar que salga.
 —¿Cuándo lo hizo?
 —Unos tres o cuatro minutos después de que Argentina perdiera 3-0 contra Croacia.
 —¿Eso hizo? –pregunto, asombrado.
 —¿Ves? ¡Ni te enteraste!
 —Igual tranquila –digo–. Unos minutos antes los militantes antiderecho habían sufrido su golpe más duro. Y te aseguro que les va a costar mucho reponerse de eso.
 —¿Qué pasó? –pregunta Carla.
 —Pasó que Wilfredo Caballero se había pronunciado en contra del aborto. Y en este momento no hay en la Argentina una persona con peor reputación que Caballero. Ahora solo falta convencer a Sampaoli.
 —¿De qué?
 —De que se oponga a la legalización del aborto –respondo–. Si logramos eso, no hay maniobra de Michetti que impida que se apruebe la ley.
 —Me parece que te estás tomando todo a la joda. O que, en tu afán de justificar que te pasás todo el día mirando partidos, sos capaz de darle al Mundial una importancia que no tiene.
 —¿Cómo que no? –me enojo–. ¡Todo pasa por el Mundial! ¿O me vas a decir que la CGT no hubiera llamado a un paro si no fuera por el descontento social tras la derrota contra Croacia?
 —¡Es un paro dominguero que ya estaba programado desde antes! –protesta Carla–. Un paro un lunes, sin movilización, digno de la CGT. Que algo tiene que hacer, obviamente.
 —A mí me parece un paro muy oportuno –opino.
 —¿Por qué?
 —Y, el lunes juegan Rusia-Uruguay, partidazo. Y después definen España con Marruecos y Portugal con Irán. ¿Te imaginás si se queda afuera del Mundial Cristiano Ronaldo?
 —¿Vos me estás jodiendo?
 —Para nada. Soy un analista político y necesito estar al tanto de las cortinas de humo que se instrumentan desde el poder para tapar los grandes problemas políticos.
 —Bueno, en eso tenés razón –admite finalmente Carla–. Los últimos cambios pasaron bastante inadvertidos.
 —Estaba claro que iba a pasar eso porque no fueron cambios de fondo.
 —¿Vos decís? –pregunta Carla.
 —Totalmente. Era ridículo poner un doble cinco contra Islandia, pero si lo vas a sacar a Biglia, ponelo a Lo Celso. Y Pavón debería haber jugado de entrada. Nunca llegamos por las puntas.
 Carla levanta la vista de su iPad y se queda mirándome un rato largo. Primero me mira a los ojos. Después pasa la vista por toda la oficina. Recorre con su mirada mi escritorio, las paredes, la ventana. Se cuelga en algunos detalles. Vuelve a mirarme a los ojos.
 —Se fue Sturzenegger. Se fue Aranguren. Se fueron dos supuestos pilares de la política económica de este gobierno. Avanza el acuerdo con el FMI. Se discute el aborto. Sube el dólar. Crece el descontento social. ¿Y vos de lo único que hablás es del Mundial?
 —Tenemos que mirar más al mundo –explico–. Tenemos que imitar a los países serios.
 — ¿Países serios como cuál? –pregunta.
 —Como Bélgica, que acaba de hacer su quinto gol –me entusiasmo–. ¡Qué bien juega Bélgica!
 —Tenés razón –concluye Carla, levantando el puño del brazo donde tiene atado el pañuelo verde–. Bélgica legalizó el aborto hace 28 años. ¡Qué bien juega Bélgica!


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4357

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.