26th de February de 2021
ACTUALIDAD Pandemia de coronavirus
16-04-2020 00:00

Nueva orden judicial para que se garanticen elementos de protección a médicos porteños

Se dictó la cuarta cautelar exigiendo que se entregue el Equipo de Protección Personal (EPP) a un médico del Hospital Piñero. Se trata de los elementos básicos para prevenir el contagio del covid-19.

16-04-2020 00:00

La Justicia ordenó una tercera medida cautelar contra el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ante la falta de Equipos de Protección Personal de médicos, enfermeros y otros empleados de hospitales porteños en el contexto de la pandemia del nuevo coronavirus, de acuerdo al fallo al que accedió PERFIL. En otra cautelar, la Justicia también intimó por los mismos motivos al Hospital Italiano, una entidad privada. Así ya suman cuatro los amparos de personal de la salud a los que ha dado lugar el fuero laboral.

La jueza María Elena López ordenó este miércoles al Ejecutivo porteño reforzar la “seguridad laboral” de un médico del Hospital General Parmeiro Piñero. El profesional es mayor de 60 años y sufre dos de las patologías base que aumentan el riesgo de sufrir un cuadro severo de Covid-19, que ya infectó a 1.572 personas y mató a 105 según las cifras oficiales dadas al 15 de abril

“Es difícil de aceptar que el personal que brinda los servicios de salud, ese mismo personal al cual cada noche la sociedad aplaude desde sus balcones por la tarea que realiza día a día, concurra a trabajar sin la protección necesaria y adecuada”, sostuvo el médico en su amparo judicial. 

La magistrada dispuso que el gobierno porteño debe entregar al médico del Piñero barbijos N95, protectores de ojos o máscara facial, guantes, camisolín, cofias y botas “en cantidad suficiente” dentro del plazo de 48 horas.

Este cuarto amparo también fue presentado por Mariana Chiacchio, del Centro de Abogadxs por los Derechos Humanos (CADHU). La letrada también había solicitado a la Justicia que “que se ordene a la aseguradora (de riesgos del trabajo Provincia ART) cubrir los hipotéticos y posibles daños” que el médico pueda sufrir por ejercer su labor sin los elementos de protección obligatorios por normativa. La magistrada hizo lugar al amparo y en la compañía, que depende del Grupo Bapro, sostienen que están distribuyendo información y kits con elementos de bioseguridad en los hospitales.

El Ejecutivo nacional dispuso en los últimos días que el contagio de covid-19 deberá ser incluido como enfermedad laboral.

De acuerdo a los médicos y enfermeros consultados por PERFIL, el problema de la falta de acceso a elementos de prevención se repite, al menos, en el Hospital General de Agudos Tornú y en el Hospital Moyano, de psiquiatría. También en el Hospital Italiano. El personal médico está exceptuado de las licencias para miembros de grupos de riesgo, debido a la emergencia sanitaria.

La respuesta del gobierno porteño

Ante esa situación judicial, el Ministerio de Salud porteño dijo a PERFIL que “realiza envíos regulares de equipos de bioseguridad de acuerdo al consumo promedio y al stock que cada institución tenga en su farmacia en cada momento”. En la cartera de Salud, agregaron que “se reforzaron los equipos de protección personal de los profesionales de los hospitales Moyano y Tornú en los últimos días”.

“El 8 de abril, se enviaron al Moyano unos 500 barbijos y 400 protectores faciales; dos días más tarde se sumaron otros 100 barbijos y en la jornada de hoy se destinaron: 1.000 barbijos; 25.000 guantes; 1.000 camisolines; 930 envases de alcohol gel por 250 ml; 2000 cofias; 1000 botas; y 30 envases de alcohol al 70% por litro”, detallaron en el gobierno porteño. En el caso del Tornú, “se enviaron 12.000 guantes M; 12.000 guantes S; 12.000 guantes L; 1.000 camisolines hemorrepelentes; 800 camisolines comunes; 440 envases de alcohol gel por 250 ml; 3000 cofias; 1.600 botas; y 200 mascarillas comunes”.

Barbijos

Hospital Muñiz coronavirus-Pablo Cuarterolo-20200410

Lo que queda en evidencia es el faltante de barbijos N95 (que deben destinarse al personal que está en contacto directo con pacientes contagiados) y en algunos casos de barbijos quirúrgicos para el resto del personal de los centros de salud (que son descartables).

Los N95 ya le costaron una denuncia por presuntos sobreprecios al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. Se llegaron a pagar unos $3.000 por unidad, cuando los valores de referencia, según publicó Noticias y retomó la denuncia, no superaban los $1.000.

En la cartera de Salud porteña respondieron a PERFIL que realizaron dos licitaciones a precios más bajos para este tipo de barbijos especiales y ambas quedaron desiertas. Terminaron adquiriendo 1.600 barbijos N95 a un valor tres veces superior. “Elegimos proteger al personal”, agregaron.

La escasez de este insumo clave y repetido en el reclamo de los médicos se debe, según contaron en el ministerio de Salud de la Ciudad, al faltante en el mercado internacional, ya que son importados.

Esta semana, el gobierno porteño prohibió la venta de este insumo a particulares y empresas que no se desempeñen en la salud o tengan una razón válida para necesitarlo.

ED / HB / DS