sábado 02 de julio de 2022
ACTUALIDAD Efemérides 12 de noviembre

El "Mono" Gatica boxeó en el Madison Square Garden y murió en la mayor de las pobrezas

Pobre y luchador desde que llegó a Buenos Aires, aprendió a defenderse a los golpes y pronto lo convirtieron en un boxeador de carrera. Se midió en 95 peleas profesionales, conoció el dinero, la fama y a Perón; hasta que la caída de su ídolo político también lo arrastró a él, y todo volvió hacia atrás, como al principio. Murió a los 38 años.

12-11-2021 08:00

El 12 de noviembre de 1963 moría el boxeador José María Gatica. Había sido atropellado por un colectivo de la línea 295 al salir de un partido de Independiente – River. Sufrió múltiples fracturas de cadera, separación de vértebras, fracturas de apófisis transversa, rotura de pubis, quiebre de uretra y agonizó durante dos días hasta que su corazón se detuvo. Así transcurrió el trágico final del mítico boxeador de peso ligero argentino que supo ganarse el cariño popular. 

Proveniente del interior del país, específicamente de Villa Mercedes ubicado en la provincia de San Luis, llegó a Buenos Aires con su madre y hermanas. Sumergidos en la pobreza, debió trabajar desde niño como lustrabotas en Plaza Constitución  donde aprendió a defender su lugar a los golpes, capacidad, que sumada a la mirada de Lázaro Koczi, quien tenía vínculos con el boxeo, lo llevó a sus primeros combates amateur por unos pesos, incluyendo su enfrentamiento versus Alfredo Prada, quien después se convertiría en su eterno rival. 

Su impresionante ritmo y sus constantes victorias, junto con su carisma y humildad atrajeron cada vez más la atención del público, ganándose el respeto y aprecio de quienes asistían a las tribunas populares del emblemático Luna Park. 

José María Gatica. 20211111
Juan Domingo Perón y Eva Duarte iban a verlo al Luna Park; pagaron su viaje a Nueva York y apadrinaron a su primera hija.

El entonces presidente Juan Domingo Perón junto con su esposa Eva Duarte que concurrían al ringside, zona para los aficionados de clase alta, habían generado aprecio y simpatía con el boxeador, abiertamente declarado peronista, tanto así que fueron los padrinos de su primera hija, Maria Eva Gatica, como la primera dama.   

Asimismo, la presidencia de la nación apoyó económicamente el primer viaje de Gatica al exterior. En su llegada a Estados Unidos y tras vencer por nocaut (knockout) técnico en el 4to round a Terry Young, luego de algunas gestiones y con altas expectativas, logró medirse en enero de 1951 ante Ike Williams, campeón de peso liviano, quien a pesar de no arriesgar su título, lo envió a la lona tres veces en el primer round, ganando el combate en el prestigioso Madison Square Garden de Nueva York.

Su regreso, tras aquel gran fracaso, trajo consigo bajo rendimiento y un declive que se acentuaba cada vez más, su mejor momento ya era cosa del pasado. Con el gobierno de Perón concluido y ya instaurada la autodenominada Revolución Libertadora, le quitaron la licencia para boxear, por su identificación con el gobierno destituido. 

Lejos de bajar los brazos Gatica siguió arriba del cuadrilátero pero de forma clandestina, aunque sin ningún éxito y tampoco sin ingresos se vio obligado a volver a la humildad de la que había logrado escapar en su niñez, pero esta vez con un legado enorme al que muy pocos tienen la dicha de llegar. 

“El Mono” Gatica murió a los 38 años, pero se había medido en 95 peleas profesionales. En 1993, Leonardo Favio dirigió una película sobre su vida, Gatica, el Mono, protagonizada por Edgardo Nieva. Actualmente se le rinde homenaje con una estatua en su honor frente al refaccionado Palacio de los Deportes de su Villa Mercedes natal.