jueves 05 de agosto de 2021
ACTUALIDAD Problema mundial
24-06-2021 16:15

En Argentina ya hay 188.770 refugiados y desplazados; la mayoría proviene de Venezuela

Según datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en el país la cifra de refugiados y desplazados se multiplicó 42 veces desde 2014.

24-06-2021 16:15

En este momento, hay 188.770 refugiados en Argentina. Esta es la cifra que maneja, para Argentina, ACNUR, el Alto Comisiconado de las Naciones Unidas para los Refugiados. Los datos relevan estadísticas de los últimos cinco años, hasta junio 2020, con una claridad preocupante: los tenemos delante de nuestros ojos y no los estamos viendo. 

El desglose de ese total de 188.770 refugiados y desplazados releva que 175.335 son venezolanos que se vieron forzados a abandonar su país; 9.034 fueron las personas que solicitaron asilo; 3.953 son refugiados y 448 arribaron a Argentina a través del Programa Siria. Para ACNUR todas ellas responden a la categoría “personas forzosamente desplazadas” de su lugar de origen.

Seis años antes, en 2014, sólo eran 4.373 en total. Dicho de otro modo, en seis años la cifra se multiplicó 42 veces.

Refugiados en la Argentina

¿De dónde provienen exactamente la mayoría de los refugiados o solicitantes de asilo que viven en la Argentina? El mayor volumen viene de Venezuela, 39%; 16% de Senegal; 14% de Colombia; 14% de Perú; 10% de Siria y 9% de Cuba. Todos los peruanos, colombianos y sirios son refugiados; el resto se reparte entre ambas categorías: refugiado y asilado.

El 20 de junio fue el día mundial del Refugiado, pero la cosa no termina con la efeméride que en 2001 decretó la Asamblea General de las Naciones Unidas para dar visibilidad a una crisis humanitaria incesante desde la Segunda Guerra Mundial 

En la Argentina, particularmente, con el hashtag #inadmisible ACNUR quiere recaudar firmas para que nuestros refugiados mejoren sus condiciones de vida. Sólo hay que firmar, ni siquiera hay que donar dinero, un tema con el que se manejan con prudencia y sólo puede hacerse online, a través de las redes sociales o desde www. fundacionacnur.org. Con $200 mensuales ya se puede ser donante de ACNUR. 

Desde al año pasado, ACNUR Argentina lanzó la campaña de concientización Ponchos Azules. Le solicitó al diseñador Benito Fernández que creara un poncho que representara esta lucha por la ayuda humanitaria a los refugiados del mundo y Fernández respondió con un poncho, “símbolo de orgullo nacional, que une y abriga”. 

ACNUR ARGENTINA-20210624
Andrea Frigerio, con el poncho azul de Benito Fernández

 

En su diseño, Benito Fernández respetó los tradicionales colores azul y blanco de ACNUR, pero agregando “una estampa en su parte de abajo con personas desplazándose de sus lugares, simbolizando la forma en que el refugiado debe huir a otra tierra y esperando que la sociedad tome conciencia y se comprometa con la situación INADMISIBLE que viven todos los refugiados del mundo”, tal como señaló Benito Fernández en la presentación.

Desde hace 15 años, el actor Osvaldo Laport es Embajador Regional de Buena Voluntad de ACNUR para América Latina. 
En los últimos días, Valeria Lynch, Germán Paolosky, Joaquín Alvarez, Coti, Sorokin, Natalie Pérez, Eleonora Wexler, Julieta Nair Calvo, María del Cerro, Sofía “Jujuy” Giménez, Andrea Frigerio, Emilia Attias y muchos más no sólo pusieron sus firmas en la campaña sino se sacaron fotos luciendo el poncho, para apoyar la iniciativa de ACNUR Argentina. Así, el organismo podrá continuar su labor humanitaria, brindando protección, asesoramiento, refugio, alimento, salud y educación a las personas que fueron desplazadas de su tierra.

 

ACNUR ARGENTINA-20210624
Angelina Jolie, desde la primera hora

En el resto del mundo, Angelina Jolie lleva muchos años como Enviada Especial de ACNUR. Cate Blanchet, Ben Stiller, Alfonso Poncho Herrera, Alphonso Davies, Kristin Davis y Neil Gaiman son otras figuras que paulatinamente se fueron sumando.
Para apoyar con nuestras firmas la iniciativa Ponchos Azules de ACNUR Argentina, se puede ingresar a la página www.ponchosazules.org.

Refugiados, asilados, migrantes

Los refugiados huyen de conflictos armados o persecución religiosa, política, étnica, social o incluso de nacionalidad. El derecho internacional define y protege a las personas refugiadas. 

La Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, de 1951, fue suscripta por 142 estados y establece que los refugiados no deben ser expulsados o devueltos a las situaciones en las que su vida y su libertad se veían amenazadas.

 

ACNUR ARGENTINA-20210624
La Convención de Refugiados de 1951 determinó que no pueden ser deportados y merecen trato humanitario

Por su parte, las personas migrantes son aquellas que elijen trasladarse para mejorar sus vidas, encontrar trabajo, estudiar, o por otros motivos, nunca por persecución o amenaza de vida. A diferencia de las personas refugiadas, quienes no pueden volver a su país de forma segura, los migrantes en cualquier momento pueden regresar y deben recibir la protección de su gobierno. Los países pueden recibir migrantes –o no- según lo indique su propia legislación migratoria. 

Los solicitantes de asilo, en cambio, son personas que piden protección en un país extranjero. Este procedimiento puede ser muy lento, pero es el paso previo para obtener la condición de refugiado y no ser expulsado.

Refugiados de América Latina

ACNUR informa que actualmente existen en el mundo 82 millones de personas que se vieron obligadas a dejar sus hogares, para salvar sus vidas, y que necesitan ayuda para sobrevivir. El 40% de estos desplazados son menores. El organismo sostiene que con la ayuda de todos “cada 72 horas tiene capacidad para ayudar a medio millón de personas”. 

Puntualmente en América Latina, la mayor cantidad de solicitudes de refugio o asilo provienen de quienes tuvieron que huir de su lugar por la violencia militar, la amenaza de grupos criminales y la inestabilidad política

Sin embargo, en los últimos años se sumaron otras categorías en esta región: las comunidades aborígenes que pierden sus territorios, el asedio de las pandillas juveniles (en El Salvador, Guatemala y Honduras), la precariedad económica y, lo más llamativo, los que huyen de su hogar por cuestiones de género e identidad sexual.

El ranking de refugiados en América Latina lo encabeza Colombia. En  los últimos años, 8 millones de personas escaparon internamente, y 189.454 huyeron para vivir en otros países (México, Estados Unidos, Ecuador) para vivir en calidad de refugiados. 

Venezolanos, la mayoría de los refugiados

Sin embargo, la situación de Venezuela es muy particular ya que protagoniza una de las mayores crisis migratorias de los últimos tiempos a nivel mundial.

Casi 6,5 millones de venezolanos habían dejado sus hogares a fin del año pasado y, en su gran mayoría, viajaron como refugiados hacia América Latina y el Caribe. En algún momento un promedio de 5.000 personas por día querían cruzar la frontera hacia Colombia. Otros elegían Brasil, Chile, Ecuador, Perú, Costa Rica, Panamá y Argentina, cuando no se arriesgaban en lancha por las islas del mar Caribe.

 

ACNUR ARGENTINA-20210624
Los venezolanos protagonizan uno de los mayores procesos migratorios de los últimos tiempos

Desde 2014, el número de venezolanos que solicitaron asilo en otros países creció 4.000%. Argumentaron inseguridad, riesgo de vida, falta de alimentos y escasez de atención médica. “No tenemos un lugar donde vivir o dormir y no tenemos nada para comer”, declaró en 2018 Nayebis Carolina Figuera, una venezolana de 34 años que huyó a Brasil. Dijo que cientos de mujeres con sus hijos caminaban durante días, hasta la frontera de ambos países, para solicitar ayuda.