Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 21 de octubre de 2019 | Suscribite
ACTUALIDAD / ¿represalia oficial?
jueves 4 abril, 2019

Estados Unidos: un argentino fue deportado tras participar en un documental sobre migración

Claudio Rojas, de 53 años, vive en EE.UU. desde 2010 pero recibió una orden de deportación por denunciar abuso e irregularidades en un centro de inmigrantes donde estuvo detenido.

Claudio Rojas, un argentino de 53 años, recibió una orden de deportación por denunciar abuso e irregularidades en el Centro Transicional de Broward, del sureste de Florida, donde estuvo recluido unos siete años. Foto: "The Infiltrators"
jueves 4 abril, 2019

El argentino Claudio Rojas, de 53 años, vive con su esposa e hijos en los Estados Unidos, donde trabajaba como obrero y jardinero, desde hace 19 años. Sin embargo, pero su situación cambió de la noche a la mañana después de que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos lo arrestara el 27 de febrero y esta semana ordenara su deportación.

Su detención se produjo días después de que se estrenara el documental "Los infiltrados", que se centró en las “injusticias y abusos” en un centro de detención de Broward, en el Festival de Cine de Miami a principios de marzo. La película, dirigida por Alex Rivera y Cristina Ibarra, relata la historia de la detención de Rojas y de dos jóvenes activistas que se infiltraron en el centro de inmigrantes de Broward, ubicado en Pompano Beach (Florida). 

Según la prensa estadounidense, en el documental el argentino revela los complejos mecanismos del Centro de Transición de Broward, una institución con fines de lucro y operado por una compañía privada, que detuvo a cientos de inmigrantes sin juicio. La instalación de Broward sirve como lugar de retención para deportaciones inminentes de inmigrantes que ingresaron ilegalmente al país, informó NBC.

Viridiana Martínez, directora de Alerta Migratoria y una de las activistas inflistradas en el centro de investigación destacó la valentía de Rojas, diciendo que “es uno de los pocos inmigrantes que han demostrado un coraje excepcional y extraordinario". Ella piensa que las autoridades migratorias decidieron su detención porque iba a "empezar a hablar".

Rojas fue un informante de la película, dijeron los cineastas. Por eso, su aboga, Alida Das, dijo que se trata de un caso de "represalia" oficial: "Rojas se enfrenta a una deportación inminente a menos que alguien de alto rango en ICE, o el gobierno de Trump, pueda intervenir e impedir que se lleve a cabo esta farsa de justicia”, dijo al Miami Herald. En esto coincide la congresista demócrata Debbie Mucarsel-Powell, quien se manifestó "muy molesta" al informar este martes que Rojas fue deportado por ICE. "Una familia amorosa y solidaria será separada después de años de construir una vida en este país", dijo la congresista.

 

La congresista demócrata Debbie Mucarsel-Powell acusó al sistema de inmigración estadounidense de destruir la comunidad y dijo que el único delito de Rojas fue llamar la atención sobre las crueles políticas de inmigración de la actual administración.

Tras ser ingresado centro de detención de migrantes en Krome en South Miami-Dade (Miami), los abogados de Rojas presentaron una demanda de derechos civiles ante un tribunal federal de Florida pero la Justicia rechazó su solicitud de permanecer en Estados Unidos mientras el tribunal revisaba su caso, según informó el Miami Herald. Después, el mismo tribunal llegó a la conclusión de que no tenía potestad para impedir que el ICE deporte a Rojas.

Rojas tiene pendiente una solicitud de Visa T, que se emite a las víctimas de la trata de personas y fuerza de trabajo después de denunciar a empleador en una causa que está bajo investigación del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, informó el Miami Herald. De acuerdo con las normas de ICE, las personas con Visas T pendientes reciben protección de la deportación y eso puede servirles como una vía para obtener la residencia permanente. Si Rojas es deportado ya no es elegible para la Visa T.

“Las acciones del [Departamento de Seguridad Nacional] al ejecutar cualquier orden de expulsión van en contra de la política pública que ayuda a [combatir] formas graves de trata de personas”, dijeron los abogados de Rojas, Sandy Pineda y Francisco López en una declaración. “Esto entra directamente en conflicto con la intención del Congreso de que los sobrevivientes informen a las agencias de investigación policial, como lo hace el Departamento de Trabajo”.

En las últimas semanas, la familia y simpatizantes de Rojas buscaron la intervención del congresista demócrata de Florida Ted Deutch (Broward), la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, el senador federal republicano de Florida Marco Rubio, entre otros legisladores. La oficina de Deutch presentó un proyecto de ley local solicitando ayuda para Rojas. Sin embargo, todavía está pendiente de un procedimiento en el subcomité de inmigración, que es parte del Comité Judicial.

Emiliano Rojas, uno de los dos hijos de Rojas, dijo que la vida de su padre se convirtió en “una pesadilla llena de dolor y estrés”. “Acabo de tener un hijo. Es el primer nieto de mi padre “, dijo Emiliano. “Mi papá es un hombre que adora estar con la familia. Tenía planes para llevarlo a pescar y enseñarle cosas que él me enseñó. Me encantaría que mi hijo tuviera a su abuelo aquí, pero veo que no será así”.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4789

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.