ACTUALIDAD
Testigos claves

Juicio por Fernando Báez Sosa: por qué fueron sobreseídos Guarino y Milanesi

Ambos jóvenes viajaron a Villa Gesell junto a los ocho rugbiers acusados del crimen. Sin embargo, ese mismo febrero de 2020 fueron desvinculados de la causa.

Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino
Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino | Agencia Telam

Este lunes 16 de enero comenzó la onceava audiencia del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, con las declaraciones de Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, los dos jóvenes que fueron sobreseídos de la causa.

Ambos declararán ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°1 de Dolores con respecto a lo que recuerdan sobre aquella noche del 18 de enero de 2020 en la que el joven estudiante de abogacía fue asesinado. En este sentido, sus testimonios generan grandes expectativas ya que conocían al grupo de rugbiers e incluso habían viajado con ellos a Villa Gesell.

Juicio por Báez Sosa | Juan Pedro Guarino: "Todos los días me pregunto si podría haber hecho algo para que no pasara"

Tanto Guarino como Milanesi viajaron junto a los rugbiers y compartieron la casa donde se alojaron los ocho acusados durante las vacaciones en las que Fernando murió como consecuencia de una brutal golpiza. Sin embargo, ambos fueron desvinculados de la causa 23 días después ya que no fue posible ubicarlos como partícipes del crimen.

"Las esenciales pericias que arrojarían claridad sobre la participación o no de Guarino y Milanesi en el suceso han arrojado resultado negativo”, declaró en su momento la fiscal Verónica Zamboni y explicó que "estar allí con su grupo de amigos o resultar con lesiones no habilitan, por sí, a mantener una imputación penal por homicidio".

En este sentido, Zamboni aclaró que "no fue posible ubicarlos, por las secuencias fílmicas, en el lugar directo de la agresión a Fernando, sino sino solo en inmediaciones y alejados de la víctima", dado que los videos de las cámaras de seguridad muestran a los jóvenes a unos 50 metros de donde ocurrió el ataque.

Los rugbiers
Guarino y Milanesi viajaron con los rugbiers a Villa Gesell en enero del 2020 cuando fue cometido el atroz crimen contra Fernando Báez Sosa.

"No permite por sí, y por el solo hecho de compartir un espacio físico para residir transitoriamente, afirmar que resultan partícipes del hecho", agregó Zamboni para señalar de que el hecho de haber vacacionado junto al grupo no los convertía en culpables ni los implicaba en el hecho.

Asimismo, los estudios genéticos realizados sobre las prendas de vestir de los dos sobreseídos arrojaron que no había ADN de la víctima en sus ropas.

De todas formas, Guarino y Milanesi se presentarán como testigos de la defensa de los ocho acusados, a cargo de Hugo Tomei y Emilia Pertossi, de la misma forma que lo harán Rosalía Zárate y María Paula Cinalli, madres de Máximo Thomsen y Blas Cinalli, respectivamente.

Crimen de Fernando Báez Sosa: qué es de la vida de los dos rugbiers que fueron sobreseídos

Sin embargo, los testimonios pueden no terminar siendo tan favorables para la defensa como esperan, ya que Guarino, quien llegó solo junto a un policía a los tribunales, declaró brevemente a la prensa: "Vengo a ayudar. Justicia por Fernando".

Luego de que declaren ambos jóvenes, será el turno de Tomás Colazzo, otro amigo de los acusados que, según arrojó un peritaje de la Policía Federal Argentina (PFA), estuvo en la escena del crimen ocurrido en la vereda del boliche Le Brique hace tres años.

 

AS/ff