lunes 30 de enero de 2023
ACTUALIDAD MINUTO A MINUTO

Juicio por Fernando Báez Sosa, día 11: testimonios clave de Guarino y del "rugbier número 11"

Se trata de uno de los dos jóvenes que viajaron a la ciudad costera junto a los ocho acusados pero fueron sobreseídos de la causa por falta de pruebas. También declaró Tomás Colazzo. Seguí las novedades del juicio contra los rugbiers.

16-01-2023 16:00

La tercera semana del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa comenzó este lunes 16 de enero y tenía previstas las declaraciones de Juan Pedro Guarino, Alejo Milanesi y Tomás Colazzo, quienes fueron vistos ingresando a los tribunales de Dolores. Los dos primeros estuvieron detenidos en un principio, pero fueron sobreseídos y excarcelados.

En el caso de Colazzo, era nombrado como el rugbier "numero 11", ya que no estaba alojado con el grupo pero salió con ellos la noche del 18 de enero de 2020.

El primero en llegar al edificio donde se lleva a cabo el juicio fue Guarino, quien viajó a Villa Gesell con los ocho acusados. "Vengo a ayudar, justicia por Fernando", dijo el jóven a los medios de prensa que lo abordaron en la entrada de los tribunales. A su vez, manifestó que su intención es ayudar a la Justicia.

Una hora más tarde fue el turno de Milanesi. En su caso llegó con gorra y anteojos y coincidió con Guarino al expresar sus intenciones consultado por TN: "Vengo a declarar para que se haga justicia". 

Alejo Milanesi
Alejo Milanesi.

Al llegar, el fiscal Juan Manuel Dávila habló de los dos ex imputados. Dijo que “no se ha desprendido de la causa que estuvieran activamente en el ataque. Un sobreseimiento tiene efecto de cosa juzgada, por el mismo hecho no pueden ser imputados”.

Este lunes 16 de enero también está previsto que declaren familiares de algunos de los imputados. Una de ellas será la madre de Máximo Thomsen, Rosalía Zárate, que llegó acompañada de otro de sus hijos. “Lo que ellas manifiesten no puede ser en contra de sus hijos, vamos a ver qué se desprende. No podemos hacerles preguntas que incriminen a sus hijos”, dijo al respecto el fiscal Dávila.

Cuarto intermedio en la audiencia 11 del juicio por Fernando Báez Sosa 

Cerca de las 16 horas, la audiencia fue a un cuarto intermedio. 

"No me creía capaz de frenar a todos", dijo Colazzo sobre la pelea 

Una vez afuera del boliche, Tomas Colazzo recordó: “Al ver que se había iniciado una pelea, me acerco y me muevo en una forma de medialuna, me quedó parando mirando para todos lados. Recuerdo a Máximo, a Ciro, escuché gritos. Veo a alguien en el piso, le pongo el brazo a Máximo en el pecho y lo tiré para atrás con la intención de que no se pelee. Me mira y ve que era yo, no puedo recordar si continuó o finalizó”, dijo.

"Yo en ese momento tenia 17 años y no me veía capaz de frenar la pelea. Lo intenté porque estaba cerca, pero no me creía capaz de frenar a todos", aclaró el joven. 

Colazzo identificó en las imágenes a Ciro y Luciano Pertossi, Máximo Thomsen y Ayrton Viollaz cuando le mostraron las grabaciones del ataque contra Fernando, ocurrido el 18 de enero de 2020.

"Del lugar nos retiramos caminando, seguimos derecho yendo para la casa de los chicos. Cuando volvíamos caminando, no es que hablablamos todos juntos sobre algo, algunos charlaban en grupitos, pero no sé de qué", afirmó.

Declara Tomás Colazzo, nombrado como "rugbier nº11" 

Tomás Colazzo contó, ante las preguntas del abogado Fernando Burlando, que fue "compañero de colegio de Luciano Pertossi". "Llegué a Villa Gesell el 7 de enero. Estaba alojado en un lugar diferente de donde estaban los acusados”, dijo.

Si bien el joven no estaba alojado con el grupo de los otros 10 jóvenes, salió esa noche con ellos a bailar a Le Brique y presenció el hecho. 

"Nos juntamos para ir a una casa a hacer una previa. Varias horas estuvimos ahí", contó. Luego, en el boliche, sobre el inicio del conflicto, relató: "Luciano en un momento tiene un inconveniente con una persona, arrancan a los empujones, se agarran, se caen al piso. Se hizo una ronda y vinieron los de seguridad y sacaron a Luciano y a otras personas más". 

Alejo Milanesi no declaró y salió de los tribunales de Dolores

Según trascendió, Fernando Burlando, abogado de la familia de Fernando Báez Sosa, pidió prescindir de su testimonio. El joven, al igual que Juan Pedro Guarino, fue sobreseido e la cauda en febrero de 2020, por no haber participado en el hecho.

Alejo Milanesi
Alejo Milanesi.

 

El testimonio de Guarino al salir de la audiencia

"Traté de ser sincero, vine por respeto y para que vean que lo hacia de manera sincera", dijo Juan Pedro Guarino ante los medios de comunicación presentes en el lugar. 

"La verdadera justicia sería que Fernando vuelva y eso no va a pasar", expresó.

Juan Francisco Guarino en el juicio por Fernando Báez Sosa 20230116
Juan Guarino.

Juan Pedro Guarino le dio sus condolencias a la familia de Fernando 

Al terminar su declaración, Guarino pidió dar un mensaje a los padres de Báez Sosa. “Quiero darle mis condolencias a la famila, que nunca pude hacerlo. Quería que vean que ya no estaba en la causa y que lo mio es sincero", dijo. Y habló de su pesar por lo sucedido: "Todos los días, desde que pasó, me pregunto si podría haber hecho algo para que no pasara". 

Las preguntas de Hugo Tomei, abogado de los acusados

El defensor de los jóvenes imputados por el asesinato de Fernando le consultó a Guarino a qué se refería cuando decía que los había notado "exaltados". “Me refería después de una pelea, como lo hacían habitualmente”, dijo el joven.

“¿En la previa tomaron alcohol?”, preguntó Tomei, y él dijo no saber. 

También le preguntó si, en algún momento, escuchó a sus amigos hablar de querer matar a alguien. “¿Alguien del grupo le habló del deseo de matar a una persona?”.  “Por lo menos delante de mí, no”, respondo Guarino. 

"Me hace mal ver los videos, todavía no puedo creerlo, esto que pasó es una mierda", sostuvo el joven ante el Tribunal, y contó cómo esto impactó en su vida personal: “Dentro de todo esto, perdón, una mierda para mí. Fui a la psicóloga, me cambié de carrera". 

El perfil psicológico de Máximo Thomsen, el rugbier que está cercado por las pruebas

Guarino identificó a los rugbiers en los videos del ataque

Durante la audiencia, el joven sobreseído debió ver una serie de videos de la golpiza donde identificado a varios de los rugbiers. En concreto le mostraron cuatro videos. Él permaneció en todo momento sin cruzar la mirada con los ocho acusados.

El primero fue de la cocina de Le Brique por donde sacan al grupo tras el conflicto; el segundo es uno tomado por las cámaras municipales; el tercero es el que grabó Lucas Pertossi y el cuarto es el que llevó a Luciano Pertossi a romper el silencio.

Si bien en los primeros videos no le fue posible identificar a nadie, al cuarto video, el que motivó a Luciano Pertossi a hablar y negar que había estado ahí, Guarino pudo señalar a Blas Cinalli, Lucas Pertossi y Enzo Comelli. Además, en otro video de la pelea identificó a Ciro Pertossi, Máximo Thomsen, Ayrton Viollaz y, otra vez, Enzo Comelli.

Posteriormente, cuando el fiscal Dávila le consultó "a quién veía" y "si podía ver a Luciano Pertossi por la vestimenta", el joven, sin asegurar nada, respondió: "Parece por la vestimenta"

Cabe mencionar que, en medio de la declaración, Guarino pidió "no ver más videos de la pelea", ya que le parecían impactantes y lo afectaban. Ante su pedido, el fiscal le dijo que lo entendía y continuó con otra filmación que mostraba a los imputados en un supermercado. "

 

Declaró Juan Pedro Guarino: "Imaginé que iban a pelearse de vuelta"

La onceava audiencia del juicio abrió con el testimonio de Juan Pedro Guarino, uno de los rugbiers sobreseídos de la causa, que relató lo que vivió la noche del 18 de enero del 2020 en Villa Gesell y habló sobre su relación con los ocho acusados.

"Nos levantamos tarde porque el día anterior habíamos intentado salir y había mucha gente en Le Brique y no pudimos ir. Fuimos a la playa, de ahí volvimos a la casa y nos cambiamos, nos preparamos. Una compañera de colegio me dijo que hacían una previa. Invité a los chicos de la casa, fuimos. Ya habíamos comprado la entrada para Le Brique", relató.

A su vez, amplió: "Fuimos después de la previa, estaba igual que la noche anterior, muy lleno de gente. Me acuerdo que esperé a poder entrar, me fui a otro lado hasta que por alguna de las puertas entramos. Fue normal la noche, hasta que veo que cerca mío, en la barra, están discutiendo Máximo Thomsen y Matias Benicelli con uno o dos chicos".

Juicio por Fernando Báez Sosa: por qué fueron sobreseídos Guarino y Milanesi

"Me enteré que era porque habían tirado un vaso. Después de eso hubo avalancha de gente, se hace una ronda gigante y veo como están sacando a Máximo Thomsen y a todos del boliche. Ahí es cuando yo pensé 'no me voy a quedar solo adentro'. Nadie me sacó y me fui", detalló.

En este sentido, señaló que "salió un poco más tarde que ellos y que nadie lo sacó". "Salgo y veo a mi izquierda que Luciano Pertossi se estaba peleando con otro chico, no sé quien era. Él cruza, yo voy a ver cómo estaba. Nos sentamos y le pregunté cómo estaba, en eso viene Ciro Pertossi y después se escucharon gritos", continuó.

"Yo imaginé que iban a pelearse de vuelta y no lo podía creer", señaló el joven y sobre el momento del ataque detalló: "Yo miré y vi a todos los otros y a Máximo Thomsen contra un chico tirado en el piso. Después al otro día me enteré quién era. Cuando vi eso no lo podía creer, me enojo muchísimo y me fui".

"Caducó" y "No se cuenta nada de esto a nadie": qué revelaron los chats de los rugbiers presentados en el juicio

En este contexto, Guarino afirmó que "se fue porque estaba cansado de la situación". " Habíamos ido de vacaciones a pasarla bien, ellos ya se habían peleado otras veces", agregó y reconoció que había hablado al respecto con su madre y su novia, avisando que "si volvía a pasar se iba a volver de las vacaciones".

Posteriormente, ante la pregunta de Fernando Burlando sobre si vio alguno de los golpes que recibió la víctima, este respondió que no. Sin embargo, cuando el abogado consultó: "¿Se movía la persona que estaba en el piso?", este respondió: "Por lo que llegué a ver, no".

Por otra parte, el joven sobreseído de la causa aseguró que "no escuchó nada", con respecto a los presuntos festejos del grupo tras la pelea. "Yo iba en la mía, tratando de procesas un poco todo esto. Se habían peleado de vuelta, no quería estar ahí. No escuché nada", manifestó.

 

La tercera semana

Milanesi y Guarino, los dos rugbiers sobreseídos, declararán en el marco del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa. Ambos serán testigos de la defensa en el proceso que sienta a sus ocho amigos en el banquillo de los acusados.

Tanto Guarino como Milanesi formaban parte del grupo que viajó a Villa Gesell y en aquel momento se encontraban vacacionando con quienes perpetraron el brutal ataque. Si bien en un primer momento también fueron detenidos, resultaron sobreseídos por falta de pruebas.

Los rugbiers
Guarino y Milanesi formaron parte del grupo que viajó a Villa Gesell en enero del 2020 y perpetró el ataque contra Fernando Báez Sosa.

Este lunes, los dos jóvenes se verán obligados a contar lo que vieron y escucharon aquel 18 de enero del 2020 frente al Tribunal Oral Criminal 1 de Dolores. Los mismos son considerados testigos claves en el juicio por la golpiza que terminó con la vida del joven estudiante de abogacía hace casi tres años.

No obstante, si bien ambos son testigos de la defensa de los rugbiers, a la hora de declarar también deberán responder las preguntas del particular damnificado, en este caso el fiscal Juan Manuel Dávila y el equipo de abogados que representa a la familia Báez Sosa, encabezado por Fernando Burlando.

Se espera que la declaración de Milanesi y Guarino sea una de las más largas de este proceso que inició el pasado 2 de enero y ya va por su tercera semana de audiencias.

Sangre en la ropa, chats, y fin del pacto de silencio: claves de la segunda semana del juicio por Fernando Báez Sosa

Ambos compartieron la vivienda que el grupo de rugbiers alquiló aquel verano en Villa Gesell e incluso la investigación situó a Milanesi cerca de los acusados al momento en el que estos atacaron a Fernando Báez Sosa en la puerta del boliche Le Brique, por lo que se prevé que sus declaraciones resulten de gran importancia.

Como ya se mencionó, los dos jóvenes fueron desvinculados de la causa ya que no se encontraron elementos que los involucraran en el ataque, por lo que podrán declarar libremente ya que no pueden ser investigados dos veces por el mismo hecho.

De todas formas, deberán someterse a decir la verdad aunque esta comprometa a sus amigos, dado que si mienten u omiten información se ponen en riesgo de incurrir en falso testimonio y ser detenidos por ello.

Juicio por Fernando Báez Sosa: quiénes declaran el lunes 16 de enero

Además de las declaraciones de Guarino y Milanesi, para la jornada de este lunes también se espera la declaración de Tomas Colazzo, un amigo de los acusados que no fue investigado a pesar de haber estado presente en las inmediaciones del lugar del ataque.

Asimismo, si el tiempo lo permite, luego declararán Rosalía Zárate y María Paula Cinalli, madres de Máximo Thomsen y Blas Cinalli, respectivamente.

La polémica cuenta en redes sociales que defiende a los rugbiers: “Basta de condena social”

El martes 17 de enero continuarán declarando los padres y madres de los imputados, mientras que el miércoles darán testimonio algunos médicos. En este último día el Tribunal prevé finalizar la prueba testimonial y fijar la fecha de alegatos para la próxima semana, momento en el que e particular damnificado y la defensa realizarán sus exposiciones.

Se espera que el Tribunal 1 de Dolores de su veredicto el 31 de este mes.



AS / ds