domingo 02 de octubre de 2022
ACTUALIDAD Carrera contra el tiempo

Tensa cuenta regresiva en la fase final la búsqueda de Rayan, el niño que cayó en un pozo de 32 metros de profundidad

Los especialistas avanzan muy despacio por la inestabilidad del terreno, pero destacaron esta mañana que "Rayan sigue mostrando signos de vida". La excavación está en el túnel horizontal que debería llevar al lugar en que se encuentra el chico.

04-02-2022 16:37

Todo Marruecos y buena parte del mundo siguen minuto a minuto el opertivo que intenta rescatar a Rayan, el chico de cinco años que cayó por un pozo de 32 metros de profundidad en el norte de Marruecos. A pesar de que la inestabilidad del terreno y el temor a provocar algún derrumbe, que obligó a los especialistas a suspender la búsqueda durante una hora, en estos momento el operativo sigue adelante y está en lo que los especialistas consideran "la fase final" para llegar hasta el lugar en que se encuentra el pequeño.

Con el tiempo corriendo en contra, tras el derrumbe originado en el túnel paralelo de más de 32 metros de profundidad, los rescatistas introdujeron una cámara para poder constatar el estado del menor y recibieron una señal de vida, según dijo un miembro del equipo en declaraciones al portal marroquí de noticias Le360.

Rayan, de apenas 5 años, cayó en un pozo de 32 metros de profundidad en Marruecos, y hay un operativo desesperado para tratar de salvarlo.

Las imágenes que llegan desde una aldea de Marruecos son dramáticas: decenas de rescatistas trabajan sin descanso por cuarto días consecutivo para tratar de llegar al fondo del pozo, donde permanece el niño de apenas cinco años.

Antes de que el terreno muestre signos de inestabilidad, se lograron alcanzar los 32 metros de profundidad, por lo que los rescatistas habían iniciado un nuevo túnel con la expectativa de llegar a Rayan en poco tiempo. Las maniobras de rescate se intensificaron durante la noche de ayer, continuando con la excavación de otro pozo alterno para poder llegar al chico. Los rescatadores, por medio de un tubo, le han suministrado agua y oxígeno a Rayan para poder mantenerlo estable y con vida, puesto que ya lleva más de 72 horas bajo tierra.

En el lugar se encontraba listo un equipo medico para atender de inmediato al chico, como también un helicóptero de gendarmería para trasladarlo de emergencia a un hospital de la zona. Sin embargo, ahora se desconoce cuál es el estado actual de la salud del niño.

Rayan, de apenas 5 años, cayó en un pozo de 32 metros de profundidad en Marruecos, y hay un operativo desesperado para tratar de salvarlo.

Los rescatistas reactivaron las tareas de excavación paralela a la boca del pozo en que cayó el pequeño para lograr salvar al menor. Los primeros intentos que se hicieron con algunos voluntarios de físicos pequeños para descender a través del mismo hueco por donde había caído Rayan fallaron una y otra vez, debido al diámetro del orificio.

Según se pudo reconstruir, el nene se deslizó al fondo de ese pozo por su pequeña contextura. Por esto mismo, resultó imposible para los voluntarios descender, ya que no había espacio suficiente como para llegar hasta el fondo.

Rayan, de apenas 5 años, cayó en un pozo de 32 metros de profundidad en Marruecos, y hay un operativo desesperado para tratar de salvarlo.

El lugar es conocido, pero se cree que en la oscuridad de la noche el chico no se percató de su cercanía y cayó, deslizándose hasta el fondo. "Se distrajo por un momento y cayó en el pozo que estaba preparando, estamos desesperados", declaró el padre de Rayan al sitio de información local Le360.

Rayan, de apenas 5 años, cayó en un pozo de 32 metros de profundidad en Marruecos, y hay un operativo desesperado para tratar de salvarlo.

El estado de Rayan durante el operativo

Las imágenes que consiguieron tomar los rescatistas lo mostraban este jueves en posición fetal, durmiendo la mayor parte del tiempo aunque sollozando de a ratos, en una postal dramática que impulsaba el desesperado operativo de excavación del pozo paralelo con el que esperan llegar a sacarlo de tan terrible situación.

A través de unos tubos, los rescatistas consiguieron llevar más oxígeno al lugar en que se encuentra aún el chico, además de que le hicieron llegar agua azucarada para colaborar con su estado metabólico.

Rayan, de apenas 5 años, cayó en un pozo de 32 metros de profundidad en Marruecos, y hay un operativo desesperado para tratar de salvarlo.

Los equipos de rescate trabajaron sin descanso durante más de 50 horas, "pero el diámetro con el que nos encontramos en menos de 45 centímetros, y nadie pudo pasar por ese cuello de botella", le dijo Abdelhabi Temrani, responsable de las operaciones, a la televisión pública Al Oula

Cinco enormes excavadoras trabajan en este momento de manera conjunta para poder finalizar los trabajos de rescate. Durante las primeras horas, se lograron cavar unos 19 metros de profundidad y tan solo un día después las máquinas lograron alcanzar los 32 metros necesarios para colocar el túnel horizontal que permita llegar al pequeño Rayan, pero esta última etapa es la más difícil de realizar debido a la inestabilidad del terreno.

AFP/HB/RdC