domingo 18 de abril del 2021
ACTUALIDAD renegociación de la deuda
20-03-2021 20:45

Máximo Kirchner impulsa un pacto de presidenciables por el FMI

El diputado aspira a un compromiso público tanto de figuras del oficialismo como de la oposición para llegar a un acuerdo por veinte años con el Fondo. Imagina a Rodríguez Larreta, Vidal, Kicillof y Massa.

20-03-2021 20:45

Máximo Kirchner piensa y habla tanto de política como de economía y, en los últimos días, ambas se acoplan en una de las ideas que comenzaron a trazar alrededor de lo que debe ser la negociación con el Fondo Monetario Internacional. El presidente del bloque de diputados del Frente de Todos cree que el acuerdo debe extender los plazos de pagos de la deuda hasta 20 años y, en este sentido, proyecta una expresión conjunta de los dirigentes que pueden llegar a gobernar la Argentina en los próximos años.

Axel Kicillof, Sergio Massa, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal. Estos son los nombres que menciona Máximo Kirchner cuando ensaya esta propuesta. ¿Puede sumarse alguno más? En la lista de lo que imagina como un acuerdo multipartidario por ahora solo figuran estos dirigentes, a los que ve como la próxima generación de los que pueden ejercer el poder.

“Ningún político que se sienta con posibilidades de gobernar el país sabe que puede sobrellevar los vencimientos de deuda actuales, ni siquiera si las negociaciones estiran los plazos a diez años. El acuerdo con el FMI es algo que les interesa verdaderamente a todos los futuros presidentes”, dicen en el entorno más íntimo del diputado. “Si querés ser presidente, no te vas a querer atragantar con la curva de pagos”, resumen.

Martín Guzmán: "Hace falta un acuerdo con el FMI porque no tenemos los dólares para pagarle"

Para el hijo de la vicepresidenta, el nuevo programa para refinanciar la deuda con el organismo por US$ 45 mil millones debe ser a 20 años. Asegura, además, que no hay apuro en cerrarlo: “Nadie nos corre, esto va a durar meses”, dice. De esto habla con Martín Guzmán, al igual que lo hace Cristina Kirchner. La próxima semana, el ministro de Economía se verá en Washington con la directora del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva.
¿Cómo lograr una negociación a veinte años? Guzmán verá en los próximos días hasta dónde está dispuesto el organismo internacional a admitir que el préstamo se aprobó sabiendo que se firmaba algo que la Argentina no podía cumplir. Los acuerdos a los que debe llegar Argentina del tipo “facilidades extendidas” solo pueden autorizar planes de pago de entre siete y diez años. Esto implicaría entre US$ 8 mil y US$ 10 mil millones anuales de pagos obligatorios. “Ningún gobierno lo sostendría”, repiten en el oficialismo. Para extender las fechas, se deberá lograr un contrato que hoy no está permitido.

Mientras estas conversaciones con el organismo están abiertas, el legislador planea avanzar en el acuerdo multipartidario. Máximo Kirchner habla de un compromiso público. “No somos ingenuos y no esperamos tampoco una foto de todos en El Rosedal de Palermo”, reconocen en el tercer piso del Congreso, donde funciona el bloque del FdT.

La manera de llegar a este acuerdo la debatirá en conjunto si es que encuentra recepción. “Más allá de que hoy sea Martín Guzman el que está ejerciendo el rol de negociador, el acuerdo que se haga afecta la gobernabilidad o capacidad de gobierno de las próximas gestiones, acá no se trata de un problema del peronismo”, insiste un hombre de plena confianza del diputado.

En los próximos días, Máximo dejará trascender la idea a los oficialistas que imagina dentro de este acuerdo mientras que en las semanas siguientes buscará tender puentes con los opositores. Incluso con Larreta, con quien el kirchnerismo mantiene fuertes diferencias.

“Si querés ser presidente, no te vas a querer atragantar con la curva de pagos”, resumen cerca de Máximo Kirchner.

Este acuerdo no será sencillo. ¿Cómo hacen Larreta y Vidal para mostrar coincidencias en un acuerdo por la deuda por el que Mauricio Macri fue denunciado? Máximo Kirchner deberá mostrar su postura dialoguista y contener las críticas a una deuda que asegura que fue adquirida para lograr la reelección del ex presidente.

PJ y Congreso. Quienes lo ven a diario aseguran que el diputado está más activo de lo habitual. Mientras le da forma al “plan FMI”, Máximo se prepara para conducir el Partido Justicialista bonaerense. Quiere que deje de ser solo un sello y convertirlo en un partido que “sume gente y responda al ciudadano”.

“Los dirigentes ya están dentro del partido, ahora el desafío es darles participación a otros sectores y al interior, incluso a instituciones como el campo. El partido es un sello si uno quiere que sea un sello pero si uno quiere que sea un lugar de construcción política, lo es”, dicen cerca del diputado.



El diálogo con el campo

 

¿Puede Máximo abrir el diálogo con el campo? No con todos sus actores. El diputado recuerda un discurso que dio a principios de 2019: “Nunca más tenemos que confundir al pequeño y mediano productor de la Argentina con los grandes terratenientes de las cerealeras”, había dicho. Esta semana avanzará con la ley de biocombustibles y para ello los últimos días se reunió con empresarios de pequeñas y medianas productoras de biodiésel y bioetanol de las provincias de Santa Fe y Buenos Aires. Los diferencia de las grandes aceiteras.

Con todos estos movimientos, Máximo K también avanza en su propia construcción política. Sin embargo, no se incluye dentro de los futuros presidenciables y tampoco responde sobre sus aspiraciones en el territorio bonaerense para 2023. Para eso, cree que aún hay tiempo.