viernes 18 de junio de 2021
ACTUALIDAD Pandemia de Coronavirus
01-05-2020 21:18

Con el respaldo de Cristina, La Cámpora suma cada vez más espacios de poder

La llegada de Raverta a la Anses y de Larroque a la Provincia fortaleció el peso de la agrupación kirchnerista en la coalición. La vice estuvo detrás de los movimientos.

01-05-2020 21:18

Alberto Fernández llamó el miércoles 29 de abril a Axel Kicillof y le dijo que quería que Fernanda Raverta asuma al frente de la Anses. La dirigente de La Cámpora saltó del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad bonaerense al gabinete nacional y en su reemplazo asumirá el miembro fundador de la agrupación, Andrés Cuervo Larroque, ambos apadrinados por Cristina y Máximo Kirchner.

Las horas que pasaron entre el pedido de renuncia a Alejandro Vanoli como titular de la Anses y el anuncio de que su reemplazante sería Raverta tuvo que ver con el tiempo que se tomó Larroque para decidir si aceptar hacerse cargo de una de las carteras más calientes de la Provincia en medio de una fuerte crisis económica por el avance del coronavirus.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires aceptó la salida de Raverta pero le pidió que espere para anunciarlo hasta encontrar a su reemplazante. Este nombre no podía ser de otro espacio que de la agrupación que lidera el jefe de bloque de diputados, Máximo Kirchner. “Yo acordé ese lugar con Cristina y Máximo y quiero que ese lugar siga en la misma línea”, le anticipó Kicillof al Presidente.

La carta de la renuncia de Vanoli: "Primero la Patria, luego el Movimiento y después los hombres"

Más tarde vino la consulta a la vicepresidenta y al diputado. Hubo una danza de nombres pero el jefe provincial enseguida optó por Larroque.

Ambos se conocieron durante el gobierno de Cristina Kirchner cuando el gobernador estaba en el Ministerio de Economía y Larroque era subsecretario para la Reforma Institucional pero ayudaba a José Ottavis (por quien llegó a La Cámpora) en su tarea como titular del Fondo de Capital Social, que distribuía microcréditos.

Kicillof asegura que lo eligió por dos cosas: su arraigo a los territorios y el vínculo con los intendentes. No necesita presentación entre los jefes territoriales. En estos meses, el Cuervo –sobrenombre que se ganó por su fanatismo por San Lorenzo– coordinó la tarea social de La Cámpora en la Provincia. Amigo de Máximo y de diálogo habitual con la vicepresidenta, estuvo en la Quinta de Olivos en algunas de las visitas que Cristina le hizo al Presidente.

Quién es Fernanda Raverta: de hija de un fundador de Montoneros a la Anses

Larroque se tomó unas horas para contestar. Su mayor preocupación tenía que ver con la urgencia de gestionar en medio de una pandemia y los equipos que debía armar. Habló con Raverta y acordaron hacer una “transición” con los mismos equipos que hasta ahora trabajaron en el ministerio. “Es un tipo de acción”, dicen en La Cámpora y explican: “Lo social siempre fue su fuerte porque es un tipo que comenzó su militancia en los barrios (en 2000)”. Y recuerdan: “Fue el que se encargó por ejemplo de la ayuda a los inundados de La Plata en 2013, se quedó días a dormir allí”.

Raverta llega al gobierno nacional después de que su nombre también haya sido propuesto por la vicepresidenta. En 2019, cuando se definían las listas a intendentes y en el Frente de Todos acordaban internas en algunos distritos, Cristina decidió que en Mar del Plata no las habría. Allí competiría Raverta sin posibilidad de que otros candidatos, como Gustavo Pulti, pudieran darle pelea. La orden de la ex presidenta se cumplió pero la ex diputada terminó perdiendo la elección. La victoria de Kicillof en la Provincia hizo que, una vez más, Cristina Kirchner pida por ella. Ahora volvió a apostar a su nombre en un lugar en el que creen que podrá gestionar sin inconvenientes. Toda la estructura es controlada por la agrupación, incluso en los distritos en donde gobiernan los peronistas que más se resisten a los jóvenes. Las direcciones y delegaciones municipales ya pertenecen en su mayoría a La Cámpora.