martes 22 de junio de 2021
ACTUALIDAD Declaraciones
22-05-2021 10:00

Sergio Berni: "El plan no fracasó, nosotros no podemos autoflagelarnos si las vacunas no llegaron"

El ministro de Kicillof habló en Mitre de "una etapa de consolidación" de la baja de casos que dejarán estas restricciones. Ratificó la postura provincial de que "todo empieza en la Ciudad", pero "algunos quisieron esconder la basura bajo la alfombra".

22-05-2021 10:00

Sergio Berni, el siempre frontal y polémico ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, defendió este sábado 22 de mayo la gestión oficialista en el marco de la pandemia por coronavirus, y consideró que "el plan de vacunación no fracasó, lo que fracasó fueron los convenios que se han firmado con otros países que debían entregarnos vacunas, la Argentina cumplió y esos países no cumplieron...". "Si hubiéramos tenido vacunas no hubiéramos pasado por esta situación, pero nosotros no podemos autoflagelarnos porque no tenemos vacunas, tenemos que sentirnos que estamos haciendo todo lo que tenemos que hacer para garantizarle a los ciudadanos esas vacunas", enfatizó Berni.

Agregó al respecto que "el plan de vacunación es la cadena logística que se realizó para garantizarle a cada ciudadano que cuando llegue una vacuna la tenga aplicada y eso se hizo, pero en los convenios con otros países hay un principio de que 'los pactos están para cumplirlos' y la Argentina cumplió su parte y cuando cumple surge una obligación de la otra parte, esa obligación era entregarnos vacunas, no nos han entregado vacunas, no es una cuestión contra la Argentina sino que es lo que está pasando en el mundo y esto no quiere decir 'mal de muchos consuelo de tontos' esta es la realidad y no nos podemos pelear con la realidad..".

"Esto no es chicana política, pero los eventos que suceden en la Ciudad de Buenos Aires se replican con un delay de dos a tres semanas en el primer cordón, segundo cordón, tercer cordón, interior del país..."

En diálogo con Sábado Tempranísimo, el ciclo que conduce Marcelo Bonelli en Radio Mitre, Berni deslizó que cree que debería extenderse el actual período de 9 días que el presidente Alberto Fernández dispuso con restricciones severas para hacer frente al avance de la pandemia, aunque evitó decir "extensión" de las restricciones, como ocurrió el año pasado una y otra vez, sino que usó la expresión "etapa de consolidación del éxito" eventual que puedan dejar estos 9 días de restricciones.  "Yo no digo que el Gobierno nacional vaya a extender las restricciones, yo digo lo que pienso, y creo que luego de la baja de casos que sí o sí vamos a conseguir con la menor circulación, habría que consolidar eso...". "Pero nadie puede predecir cómo vamos a estar en 15 días y nosotros vamos a acatar lo que diga el Gobierno nacional", agregó.

"Esto no pasó de la noche a la mañana, eso es como un caso que empieza con un dolor, sabés que es una apendicitis y si no la intervenís termina en una peritonitis... Bueno nosotros empezamos a ver los síntomas hace tres semanas, y esto no es chicana politica, pero los eventos que suceden en la Ciudad de Buenos Aires hacen que se repliquen con un delay de dos a tres semanas en el primer cordón, segundo cordón, tercer cordón, interior del país... Era de manual que iba a pasar esto y lo único que puede hacerse es cuarentena". 

Reunión de Nación, Ciudad y PBA: los 10 puntos centrales que acordaron sobre el confinamiento total

Tras insistir en que "la cuarentena no es una decisión caprichosa, viene de quaranta giorni, que significa cuarenta días y se empezó a utilizar como mecanismo de prevención de la peste negra", Berni volvió a apuntar, tal como se hace en cada discurso de la administración Kicillof, que las culpas de la situación actual se deben a la responsabilidad del Gobierno porteño: "hubo gente que vio que esto iba a pasar, pero gente que no lo vio y prefirió esconder la basura bajo la alfombra", señaló en alusión al gobierno de Horaco Rodríguez Larreta que mantuvo muchas actividades incluso las clases presenciales. "Nosotros lo advertimos, dijimos lo que estaba pasando, y el sistema de salud no colapsó porque tenemos 700 camas de terapia intensiva que se desocupan todos los días con la gente que fallece", puntualizó.

Sobre sus roces con la ministra de Seguridad a nivel nacional Sabrina Frederic, que esta semana parecieron tener una tregua por las fotos que se mostraron con ambos en reuniones por el nuevo aislamiento por la pandemia, Berni sostuvo que "yo tengo una responsabilidad que es cuidar la seguridad de los bonaerenses, y en ese marco tengo que reunirme con mucha gente con la que puedo pensar totalmente distinto".

"Acá no estamos hablando de fútbol de barrio, el fútbol también es un negocio, y yo no puedo dedicar hombres de la policía de la provincia de Buenos Aires a cuidar el negocio que hacen tres o cuatro empresarios del fútbol", dijo Berni.

Al respecto, destacó que "hablo también dos o tres veces por día con el ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires (Diego Santilli) y no coincido en nada con lo que piensa él, pero eso no me quita la responsabilidad de que tengo que colaborar, compartir información y generar un lazo de cooperación mutua. Acá no hay pipa de la paz, son cosas distintas, yo con (Frederic) no comparto no solamente lo que piensa, sino que la provincia de Buenos Aires necesita ayuda, sobre todo en un año de pandemia, con policías contagiados que no han podido trabajar durante mucho tiempo, cuarentenas, y la respuesta de cooperación del Gobierno nacional con la provincia de Buenos Aires ha sido prácticamente nula...".

Sobre la situación del fútbol, suspendido a nivel local y no a nivel internacional, Berni se manifestó del lado de la suspensión total, aunque aclaró que "a veces hay compromisos internacionales y como no los conozco no puedo hablar de eso". Sin embargo, fue categórico al señalar que "hay miles de negocios que están haciendo un gran esfuerzo cerrando sus actividades, y acá es muy importante la cuestión 'gestual', si una parte hace un esfuerzo, todos deberían hacer un esfuerzo". "Acá no estamos hablando de fútbol de barrio, el fútbol también es un negocio, y yo no puedo dedicar hombres de la policía de la provincia de Buenos Aires a cuidar el negocio que hacen tres o cuatro empresarios del fútbol", graficó.

 

HB