lunes 30 de enero de 2023
ACTUALIDAD Argentina Campeón del Mundo

El trasfondo político y las idas y vueltas por la visita de los jugadores a la Casa Rosada

Nunca se informó oficialmente la voluntad de ir o no ir al balcón de la Casa de Gobierno a saludar. El reclamo de Chiqui Tapia al operativo de Seguridad porteño. Las presiones de la grieta y los vínculos con la política.

20-12-2022 17:58

A las 11:27 de esta mañana del martes 20 de diciembre, los jugadores de la Selección Argentina de Fútbol partían desde el predio de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) en Ezeiza en un micro que pretendía llegar al Obelisco y hasta quizás llegar a Casa Rosada para saludar al pueblo desde el balcón. 

Sin embargo, esta última locación nunca fue confirmada oficialmente ni por el Gobierno Nacional, ni por el seleccionado albiceleste o las autoridades de la AFA. De un lado, había medios oficialistas que daban por asegurado que la visita a Casa de Gobierno sería un hecho, y del otro, medios opositores no sólo lo negaban sino que adjudicaban una decisión política del plantel de no querer vincularse a la política con el festejo, y que por eso no pasarían por "La Rosada". 

Pasadas las cinco horas de caravana, finalmente no hubo primicias sino que todos se enteraron por los hechos: se canceló la visita, se subieron a helicópteros, dieron la vuelta olímpica en el aire y volvieron al predio de AFA. 

¿Qué hay detrás de las idas y vueltas de la visita de los jugadores a la Casa Rosada?

Efectivamente, siempre habrá política. Como cuando no se aceptó hacer un homenaje a Hebe de Bonafini. Pero en este caso, se coló un motivo que anuló las especulaciones de todos, que fueron los cinco millones de argentinos que invadieron las calles y autopistas que estaban estipuladas en el recorrido del micro con los héroes que ganaron el Mundial 2022 en Qatar

La Scaloneta volvió y tuvo a Argentina a sus pies: las 50 mejores fotos de un día glorioso

No sólo porque no había forma de llegar con el micro a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sino porque los jugadores, al paso de hombre que se movían, ya estaban hace cinco horas al sol y todavía lejos del destino final y con un andar cada vez más complicado. 

Pero en el medio, Tapia dejó entrever sus preferencias por la gestión de la provincia de Buenos Aires para el operativo de seguridad en un tuit en el que elogió al ministro de Axel Kicillof, Sergio Berni, y cuestionó a la Policía Federal e indirectamente a Aníbal Fernández. 

"Agradecemos a la provincia de Buenos Aires, encabezada por su ministro de seguridad Sergio Berni, que fue el único que acompañó durante toda la recorrida hasta la entrada a la capital sin registrar ningún incidente, permitiendo a los jugadores abrazarse al pueblo argentino", escribió, minutos después de pedir "disculpas" por cancelar a mitad de camino la caravana, aludiendo que el operativo de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires no dio garantías de que pudieran ingresar. 

Los vínculos de Tapia en la política y el enemigo Mauricio Macri

Más allá de esta urgencia, hubo cinco horas de viaje y una total incertidumbre, con operaciones mediante, pero una falta de claridad de la voluntad final de los jugadores y la AFA sobre si habría o no una visita a Casa Rosada. La suspensión del acontecimiento no sólo dejó a cientos de miles expectantes en el centro, sino que sembró las dudas sobre cuál sería el destino final del micro. 

La Scaloneta dio la vuelta olímpica terrestre y aérea: Buenos Aires fue una fiesta

Detrás del tuit de Tapia hay una coherencia política si se analiza quiénes son los vínculos que tiene el presidente de la AFA y quiénes son sus "enemigos" políticos. 

Mauricio Macri representa no sólo a quien acaba de sacar, a través de Néstor Grindetti (intendente de Lanús) al moyanismo del club de Independiente sino a un "cuco" que quiere el lugar que ocupa Tapia actualmente. 

A pesar de no tener grandes vínculos con los clubes grandes, en Boca se replica esto mismo, y es por eso que con Jorge Ameal comparten la voluntad de que Macri no vuelva ni a Boca ni a la AFA, donde Juntos por el Cambio tiene una estructura y una carrera mucho más afianzada que el peronismo, que no está organizado. 

Tapia está distanciado de su suegro, el líder de Camioneros, Hugo Moyano, pero vio como desde el macrismo comenzó la arremetida cuando cuestionaron la llegada de Lionel Scaloni al plantel.

Su estadía en la AFA fue acordada en la casa de Sergio Massa, entonces presidente de la Cámara de Diputados con la creación de la Liga Profesional bajo su mandato en ese cargo hasta 2024. 

Chiqui Tapia, críticas a seguridad y elogio a Berni: "No nos dejan llegar a saludar a toda la gente"

Fue Fernando Niembro, periodista y ex candidato a diputado del PRO, quien acusaba en los canales de televisión de "traidor" a Scaloni, por integrar el cuerpo técnico de Jorge Sampaoli, director técnico predecesor y quedarse con el cargo. 

Tapia, por su parte, tiene sus vínculos políticos con Máximo Kirchner, a través de su hombre Santiago Carreras, con el gobernador de San Juan, Sergio Uñac (de donde es oriundo Tapia) y con el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, a través de su mano derecha en la AFA, el tesorero Pablo Toviggino, titular del Consejo Federal de Fútbol. 

El poder de Tapia nace en el fútbol de ascenso, con sede en Barracas Central, club del que fue presidente y por el que fue puesto en la mira cuando logró ascender a la primera división con polémicos arbitrajes desde que Tapia está en la AFA. Con Toviggino, esto se reparte por el interior. Pero la carta quizá más poderosa del "Chiqui" es otra.

La relación de Tapia con los jugadores

Se consolidó una gran relación con el plantel a partir de la Copa América, donde compartieron varias semanas juntos, y con el mejor resultado futbolístico posible: victoria ante Brasil en la final, en el Estadio Maracaná. 

Esto llevó incluso a que el arquero estrella, Emiliano "Dibu" Martínez, lo elogiara por su gestión y con el que tiene un trato más que familiar. 

JD / CP