miércoles 20 de octubre de 2021
AGRO Consecuencias inéditas
21-07-2021 15:55
21-07-2021 15:55

El Gobierno pide limitar el consumo de agua en 7 provincias por la bajante del río Paraná

La principal vía hídrica de las exportaciones argentinas registró el menor nivel desde 1944.

21-07-2021 15:55

El Gobierno Nacional pidió a pobladores de siete provincias limitar el consumo de agua debido a la bajante histórica del río Paraná, que este fin de semana descendió otros 13 centímetros y llegó a ubicarse por debajo del nivel del mar a la altura de la capital entrerriana.

Mediante un comunicado emitido por la Jefatura de Gabinete, se pidió "ahorrar agua en el consumo diario" y "almacenar agua de lluvia y utilizarla para regar", entre otras medidas, a los pobladores de Misiones, Corrientes, Formosa, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires a ser responsables con el consumo de agua.

La bajante del Paraná le costará US$ 315 millones a la cadena agroindustrial.

También se hizo hincapié en que se deben evitar las grandes quemas de pastizales, para no generar requerimientos de agua en su control.

El curso hídrico por el que circula por vía fluvial el 80 por ciento de las exportaciones argentinas sufre su peor bajante desde 1944.

El curso de agua registró -33 centímetros a la altura de la ciudad de Paraná, aunque tuvo un leve repunte de tres durante la madrugada de este miércoles, mientras era de -29 en Corrientes, marcas que no se registraban en 47 años, debido a la escasez de lluvia en el sur de Brasil.

Fondos para mitigar las consecuencias

El sábado pasado el Gobierno  había informado sobre la asignación de 1.000 millones de pesos para mitigar los efectos de la bajante, que incluyen "la afectación sobre el abastecimiento y calidad del agua potable, la navegación y operaciones de puerto, el ecosistema, la fauna íctica y la generación de energía hidroeléctrica".

La bajante también empuja importantes pérdidas en provincias cuyas ciudades importantes, como Rosario, Santa Fe y Paraná, necesitan su curso para abastecerse de agua potable.

En el caso de la provincia de Santa Fe, se estima que tuvo que invertir unos 450 millones de pesos para mantener el servicio, según un informe del diario La Capital de Rosario. "Extraer del río tal cantidad de agua para potabilizar y distribuir no sólo es más complejo cuando el río se retira, sino también mucho más costoso", advierte la publicación. 

LM / ds