lunes 17 de febrero de 2020 | Suscribite
ARTE / Aniversario
domingo 24 noviembre, 2019

Terminó su mejor obra, tomó un cuartel y se hizo el harakiri: la muerte de Yukio Mishima

El 25 de noviembre de 1970, el suicidio del escritor japonés más conocido en Occidente conmovió al mundo. Qué lo llevó a tomar semejante decisión.

por Carlos Piro

Yukio Mishima. Foto: Cedoc
domingo 24 noviembre, 2019

El 25 de noviembre de 1970, el escritor japonés Yukio Mishima, de 45 años metió en un sobre su última novela, La corrupción de un ángel, que completaba su tetralogía  El mar de la fertilidad, la envió a su editor y se fue con cuatro integrantes de su pequeño ejército privado, llamado Tatenokai, la sociedad del escudo, a tomar un regimiento en el centro de Tokio para arengar a los soldados e inspirar a los japoneses a revocar la constitución de 1947, devolviéndole el poder al emperador y restaurando los valores del imperio japonés.

Pero su discurso fue tomado casi en broma por los soldados y cuando entendió que ya no valía la pena seguir, sacó su arma corta y se abrió el vientre, en un suicidio ritual llamado seppuku o harakiri en el código samurai para morir con honor. Su principal aliado, de quien se dice que era su amante, fue el encargado de decapitarlo y suicidarse también. Los otros tres soldados de su pequeño ejército privado, debían quedar vivos para dar testimonio y explicar las causas de las ideas que llevaron a esos hombres a semejante situación. Fue el primer harakiri producido en Japón desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

El cortometraje Patriotismo:

Mishima fue un notable y muy prolífico escritor que en menos de medio siglo de vida desarrolló una notable obra literaria con 40 novelas, varios cuentos y obras de teatro No y Kabuki, ensayos, poemas y escribió, produjo y protagonizó un cortometraje llamado Patriotismo, donde muestra el harakiri de un militar y su esposa, tras fracasar un levantamiento, como anticipando su propio final.

También había escrito una extraordinaria novela que tenía alguna pista de su final, El marinero que perdió la gracia del mar, donde un grupo de chicos castiga con la muerte al novio de la madre de uno de ellos por considerarlo un traidor al Japón por sus costumbres occidentalizadas.

En 1968, había sido un importante candidato al Premio Nobel de Literatura, que finalmente ganó su amigo Yasunari Kawabata. Mishima esperaba el llamado de la Academia sueca vestido de gala. Al enterarse de que no había ganado, se cambió de ropa y se puso un jean y una camisa antes de felicitar a su amigo, que también se suicidaría pocos años después inhalando gas.

Más allá de su ideología que defendía la idea y las tradiciones más cerradas del imperio japonés, Mishima fue un extraordinario creador y en su honor se entrega el premio Mishima Yukio por la editorial Shinchōsha desde 1988.Confesiones de una máscara, El Pabellón de oro, y la mencionada tetralogía compuesta por las novelas Nieve de primavera, Caballos desbocados, El templo del alba y La corrupción de un ángel, considerada por muchos como su obra más importante, son los puntos más altos de su literatura, quizá la más maravillosa del Japón de posguerra.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4908

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.