Parcialmente nublado
Temperatura:
23º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 18 de noviembre de 2018 | Suscribite
BLOOMBERG /
jueves 18 octubre, 2018

Bolsonaro aprovecha el aura del juez anticorrupción Moro para su campaña

No hay un objetivo estratégico de campaña detrás de la decisión de presentar la imagen del juez Moro.

Bruce Douglas, Mario Sergio Lima y Simone Preissler Iglesias

Brazilians Vote In The First Round Of Presidential Elections Foto: Bloomberg

Una de las figuras decisivas en las elecciones presidenciales del 28 de octubre en Brasil podría no ser ninguno de los dos hombres que aparecen en la papeleta de votación.

Adorado por la derecha y detestado por la mayor parte de la izquierda, Sergio Moro, el juez que supervisó la extensa investigación por corrupción de la operación Lava Jato, se ha convertido en una figura icónica. Mientras el favorito en las encuestas, Jair Bolsonaro, alardea de su aura de incorruptibilidad, el Partido de los Trabajadores de Fernando Haddad lucha por salir de la vinculación con los escándalos expuestos por Moro.

Ambos candidatos tienen el mismo tiempo de transmisión en radio y televisión previo a la segunda vuelta, lo que les permite a muchos votantes la primera exposición prolongada a sus ideas. Bolsonaro ha estado utilizando el popular atractivo de Moro y el amplio apoyo a las medidas anticorrupción como uno de sus mensajes de campaña más positivos, dejando atrás algunos de sus comentarios más controvertidos sobre las minorías, e incluso sobre la democracia misma.

Uno de los últimos anuncios publicitarios en televisión de Bolsonaro repasa muchos de los males de Brasil, incluidos los escándalos de corrupción que llevaron al arresto de varios políticos destacados de diferentes partidos. El video concluye con una imagen del exparacaidista junto a Moro bajo un mensaje que señala que solo los dos "pueden hacer frente a todo esto". En una entrevista realizada el martes, Bolsonaro dijo que quería a alguien como Moro en la Corte Suprema.

Un portavoz de Bolsonaro dijo que el candidato construyó su propia reputación y que no hay un objetivo estratégico de campaña detrás de la decisión de presentar la imagen del juez Moro.

"Cuando hablo con partidarios de Bolsonaro, se refieren a Sergio Moro en términos casi religiosos", dijo Esther Solano, profesora de sociología en la Universidad Federal de São Paulo, quien ha realizado investigaciones de campo con votantes que apoyan al excapitán del ejército. "Dicen que Sergio Moro tiene la tarea de limpiar Brasil".

La oficina de prensa del tribunal del juez Moro dijo que no haría comentarios durante el período electoral.

Para Luiz Fernando Nascimento Megda, partidario de Bolsonaro de 49 años y auditor fiscal en Brasilia, la investigación de corrupción ha influido en su elección política.

"Después de Lava Jato, hemos visto que el gobierno del Partido de los Trabajadores solo logró poner a este país en la sección de delitos de periódicos de todo el mundo", dijo. "Como brasileño, no aceptaré que le mostremos al resto del mundo que estamos eligiendo al títere de un prisionero".

La operación Lava Jato recibió su nombre por la estación de servicio donde el descubrimiento de pagos ilícitos condujo a una corrupción mucho más profunda y que ha dominado la política brasileña desde marzo de 2014. La investigación involucró a constructoras, bancos, astilleros, importantes empresarios y destacados políticos en Brasil y otros países; e incluso contribuyó al encarcelamiento del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, miembro fundador del partido de Haddad.

Luego de que los escándalos de corrupción dominaran los noticieros nocturnos durante años, un sondeo realizado en junio de este año por la firma de encuestas Datafolha concluyó que el soborno era la principal preocupación de los brasileños, junto con la atención médica. La misma encuesta concluyó que cerca de siete de cada 10 brasileños no tenían confianza en el Congreso.

El 7 de octubre, los votantes sacaron a más del 47 por ciento de la Cámara Baja y más del 85 por ciento de los senadores que se habían presentado a las elecciones, la mayor reorganización del Congreso de 594 miembros desde 1986. Entre los expulsados ​​había 25 legisladores bajo investigación como parte de la operación Lava Jato.

Moro se hizo cargo del caso en 2014 y, a medida que miembros de la élite del país se iban viendo involucrados en el escándalo, sus partidarios comenzaron a verlo como un símbolo raro de rectitud.

La plataforma de Bolsonaro no menciona el soborno por su nombre, pero destaca un compromiso "no negociable" con la transparencia y la lucha contra la corrupción. El documento también promete presentar un proyecto de ley al Congreso basado en las "Diez Medidas contra la Corrupción", presentado por primera vez por la oficina de la Fiscalía.

Importantes figuras del Partido de los Trabajadores argumentan que Moro eligió al partido para castigarlo. La decisión del juez de dar a conocer los testimonios irrecusables de acuerdo con la fiscalía sobre pagos ilícitos a campañas electorales anteriores solo días antes de la primera ronda de las elecciones, irritó a muchos en la izquierda.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4452

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard