lunes 06 de julio de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG / TLCAN
miércoles 3 octubre, 2018

Cómo se logró el tratado comercial de América del Norte

Las amenazas eran cada vez más graves y las perspectivas para un nuevo acuerdo que reemplazara al TLCAN lucían oscuras. Pero entonces los dos lados cedieron.

Galería de imágenes

Josh Wingrove, Jennifer Jacobs y Eric Martin


Fotogalería
U.S. Secretary Of State Mike Pompeo Meets With Foreign Minister Videgaray Foto: Bloomberg
miércoles 3 octubre, 2018

Las amenazas eran cada vez más graves y las perspectivas para un nuevo acuerdo que reemplazara al TLCAN lucían oscuras. Pero entonces los dos lados cedieron.

El acuerdo comercial entre Estados Unidos y Canadá que se armó el domingo por la noche surgió de una maratón frenética de 72 horas que culminó 13 meses de negociaciones glaciales, según funcionarios estadounidenses y canadienses y otras personas al tanto de las conversaciones. Y sucedió mientras el presidente Donald Trump sopesaba aplicar nuevos aranceles después de darle vuelta la cara al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, en las Naciones Unidas.

La frialdad entre ambos líderes en la Asamblea General de la ONU estancó las conversaciones a solo días para que venciera un plazo clave. Luego, por primera vez en un año, cada parte hizo una concesión importante: los canadienses se comprometieron a reducir los aranceles a los productos lácteos y EE.UU. cedió en el tema de las protecciones para las emisoras canadienses y otros límites que había impuesto Trudeau, dijeron las fuentes.

Jared Kushner, yerno y asistente de Trump, desempeñó un papel crucial para suavizar las conversaciones, mientras que los funcionarios mexicanos trabajaron desde los márgenes para alentar a sus socios.

El acuerdo estabiliza la zona de comercio continental que mueve US$1 billón y reemplaza al TLCAN de 1994 con el ahora denominado Acuerdo de EE.UU., México y Canadá (USMCA, por su sigla en inglés). Los cambios no son revolucionarios, pero eliminan una nube negra que se cernía sobre las economías canadiense y mexicana. Ahora Trump puede afirmar que cumplió una promesa de campaña de renegociar el TLCAN, que repugnaba a los trabajadores de gran parte de EE.UU., justo a tiempo para las elecciones legislativas de noviembre.

"Toda una combinación de cosas nos llevó al lugar correcto en el momento adecuado, y luego se debe contar con personas que puedan cerrar el trato, y afortunadamente lo hicimos", dijo David MacNaughton, embajador de Canadá en EE.UU., que participó en las conversaciones. Pero casi se desmoronan.

‘Momentos de drama’

Las conversaciones comenzaron en Washington en agosto del año pasado. La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, predijo entonces "momentos de drama". Tenía razón. Se avanzó lentamente, se caldearon mucho los ánimos, venció el plazo inicial de diciembre y las negociaciones se estancaron.

Un choque respecto de los automóviles fue un punto de inflexión. Washington exigía que todos los vehículos comerciados en el marco del TLCAN contuvieran al menos un 50 por ciento de piezas estadounidenses, una estrategia destinada en parte a sacar a las automotrices del margen e involucrarlas, dijeron algunas de las personas. Luego, el equipo de Trump cambió de postura y pasó a exigir que una parte de los autos se construyera en fábricas con salarios más altos, pero no necesariamente en EE.UU. Surgía, finalmente, una esperanza de que las conversaciones desembocaran en la firma de un tratado.

"Creo que ese fue probablemente el momento crucial", dijo Freeland el lunes. "Y creo que, a partir de entonces, sentimos que el esquema de un acuerdo estaba allí".

Conforme avanzaban las tratativas, Freeland canceló un discurso que iba a pronunciar el sábado en la ONU. El trato realmente tomó forma recién el domingo por la mañana y se terminó esa noche, dijeron las fuentes.

"No hubo un solo momento perfecto", dijo Trudeau. "Sólo hubo una serie de momentos donde dijimos: ‘Bueno, esto se resolvió’".


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5048

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.