viernes 24 de enero de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG /
martes 10 septiembre, 2019

Corea del Norte continúa pruebas de armas mientras habla de diálogo

Para los especialistas, “los lanzamientos de misiles fueron un recordatorio para EE.UU. de que Corea del Norte está lista tanto para el diálogo como para un ‘nuevo camino’”.

Shinhye Kang, Justin Sink y Jihye Lee

Histórica cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte en Singapur Foto: AFP
martes 10 septiembre, 2019

Corea del Norte entregó un mensaje puntual a la administración de Donald Trump: disparó dos “proyectiles de corto alcance” en sus mares orientales horas después de decir que estaba dispuesto a reiniciar las conversaciones nucleares con EE.UU.

Los lanzamientos comenzaron poco antes de las 7:00 a.m. hora local del martes, dijo el Jefe de Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur. El incidente se produjo poco después de que una alta diplomática norcoreana, Choe Son Hui, emitiera un comunicado diciendo que el país estaría dispuesto a mantener conversaciones “en el momento y el lugar que se acuerden a fines de septiembre”, según la agencia de noticias estatal.

En la declaración de Corea del Norte se cita comentarios recientes de funcionarios estadounidenses que expresaron su deseo de negociaciones y no se menciona ninguna nueva concesión. Los comentarios, que siguen a un discurso pronunciado el viernes por el principal negociador de EE.UU., Stephen Biegun, son algunos de los más positivos del régimen sobre las conversaciones desde la reunión del 30 de junio de entre el presidente Donald Trump y Kim Jong Un.

“Los lanzamientos de misiles fueron un recordatorio para EE.UU. de que Corea del Norte está lista tanto para el diálogo como para un ‘nuevo camino’”, asegura Rachel Minyoung Lee, especialista en Corea del Norte en NK Pro, con sede en Seúl. Agregó que las acciones y la retórica de Corea del Norte en los últimos meses indican que “probablemente implicaría una acumulación de armas y tensiones crecientes”.

Trump emitió una nota cautelosa en respuesta a las preguntas sobre la declaración de Corea del Norte, citando la congelación continua del régimen a las pruebas de armas nucleares. “Veremos qué sucede, pero siempre digo que tener reuniones es algo bueno, no malo”, dijo Trump a periodistas antes de los últimos lanzamientos.

¿Por qué tenerle miedo a Corea del Norte?

Estados Unidos estaba al tanto de los informes de los proyectiles lanzados y estaba monitoreando la situación, dijo un alto funcionario de la administración.

Las últimas armas probadas volaron a unos 330 kilómetros de la provincia occidental de Pyongan del Sur antes de caer al mar entre la Península Coreana y Japón, dijo el Jefe de Estado Mayor Conjunto, una ruta de vuelo consistente con las recientes pruebas del régimen para misiles de corto alcance. Si se confirma, los últimos lanzamientos serían el 18 y 19 de ese tipo de misiles desde mayo.

El Consejo de Seguridad Nacional de Corea del Sur expresó “fuertes preocupaciones” sobre el lanzamiento después de una reunión de emergencia el martes, diciendo que estaban revisando la situación general de seguridad en la península.

Poco progreso

Los comentarios de Biegun la semana pasada destacaron que ha habido poco progreso hacia un acuerdo sobre el programa nuclear de Corea del Norte, a pesar de tres reuniones entre Trump y Kim. Después de su última reunión, Estados Unidos dijo que Kim había acordado comenzar negociaciones detalladas a mediados de julio.

Desertores, el lado más oscuro de Corea del Norte

“Hemos dejado claro a Corea del Norte que estamos preparados para participar tan pronto como tengamos noticias de ellos”, dijo Biegun, el representante especial para Corea del Norte, en la Universidad de Michigan. “Estamos listos, pero no podemos hacer esto por nosotros mismos”.

Kim, que suspendió las pruebas de armas nucleares y misiles balísticos intercontinentales mientras mantenía conversaciones con EE.UU., le dio a Trump hasta fin de año para aliviar las sanciones que asfixian la anémica economía de su Estado. Al mismo tiempo, ha amenazado con tomar un “nuevo camino” si Estados Unidos no cambia de rumbo.

Choe, la primera viceministra de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, dijo en su declaración que era “esencial que Estados Unidos abandone su método de cálculo actual y se acerque a nosotros con uno nuevo, y esperaremos una decisión audaz de Estados Unidos con paciencia hasta al final de este año”.

Corea del Norte a menudo se ha involucrado en ruido de sables antes de las discusiones diplomáticas para obtener influencia. La última prueba se produce antes de una reunión de la Asamblea General de Naciones Unidas que comienza la próxima semana en Nueva York, donde será el centro de la atención después de un informe del Panel de Seguridad de la ONU según el cual Piongyang estaba violando las sanciones para ayudar a financiar su programa de armas.

La mayoría de las pruebas recientes de Corea del Norte han sido de un nuevo misil conocido como KN-23, que según los expertos en armas puede llevar una ojiva nuclear a toda Corea del Sur y partes de Japón y está diseñado para evadir los interceptores de misiles estadounidenses.

“Es probable que sugiera la posibilidad de conversaciones pronto para mantener a Washington involucrado, al mismo tiempo que trata de presionar a Estados Unidos para que lleve a cabo esas conversaciones en los términos de Corea del Norte, aumentando las tensiones y avanzando en sus capacidades de manera que genere un mayor sentido de urgencia”, asegura Mintaro Oba, un exdiplomático estadounidense que trabajó en asuntos de la península de Corea.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4884

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.