domingo 03 de julio de 2022
BLOOMBERG CRISIS EN BRASIL

El plan de Jair Bolsonaro para bajar los precios del combustible disparó la incertidumbre fiscal

El plan para bajar el precio del combustible aumentó las preocupaciones de los inversionistas sobre las finanzas del gobierno previo a las elecciones de octubre, lo que provocó la caída del real y el alza de las tasas de swaps.

07-06-2022 15:06

El plan del presidente Jair Bolsonaro para bajar el precio de los combustible aumentó las preocupaciones de los inversionistas sobre las finanzas del Gobierno en el período previo a las elecciones presidenciales de octubre, lo que provocó la caída del real y el alza de las tasas de swaps.

Bolsonaro, que sigue al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en las encuestas a cuatro meses de la votación, anunció el lunes por la noche que su Gobierno eliminará todos los impuestos federales sobre la gasolina y el etanol hasta fin de año e invitó a los estados a hacer lo mismo con el diésel y el gas natural, diciendo que el Tesoro compensaría su pérdida de ingresos.

El real brasileño se debilitó hasta un 2,4%, encabezando las pérdidas entre las monedas de mercados emergentes. Las tasas de swaps a largo plazo subieron 20 puntos básicos debido a la preocupación de los inversionistas por las perspectivas fiscales del país a largo plazo.

Brasil: piden a la ONU que actúe para la frenar la violencia policial

“Nuestra única ancla fiscal es la regla de límite de gastos, que ya había ido perdiendo credibilidad”, dijo Sergio Goldenstein, estratega jefe de la corredora Renascenca en São Paulo. “Y puede ser eludida nuevamente por una medida oportunista”.

La regla del límite de gasto de Brasil, que limita el crecimiento del gasto público a la tasa de inflación, sería eludida por la enmienda constitucional buscada por Bolsonaro para compensar a los estados por su pérdida de ingresos si aceptan eliminar por completo el llamado impuesto ICMS sobre el diésel y gas natural. Pero primero tendrían que apoyar una propuesta, actualmente en el Senado, que limita a 17% el ICMS aplicado a varios productos, incluidos los combustibles y las telecomunicaciones.