domingo 19 de septiembre de 2021
BLOOMBERG
28-08-2018 18:50

EEUU: las enfermedades de transmisión sexual alcanzan niveles récord

Desde 2013, los casos de sífilis han aumentado un 76 por ciento a 30.644, mientras que los diagnósticos de gonorrea se han incrementado un 67 por ciento a 555.608.

28-08-2018 18:50

Estados Unidos registró un número récord de casos de enfermedades de transmisión sexual (ETS) en 2017 y se trató del cuarto año consecutivo de fuertes aumentos de la gonorrea, la sífilis y la clamidia, según datos preliminares de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

La tendencia se ve agravada por el hecho de que la gonorrea pronto podría volverse resistente al tratamiento con antibióticos, indicó el martes CDC en un comunicado. Las iniciativas de prevención también se han estancado y las personas están usando condones con menos frecuencia, dijo un experto.

"Estamos retrocediendo", dijo en un comunicado Jonathan Mermin, director del centro nacional de ETS de la entidad. "Es evidente que los sistemas que identifican, tratan y, en última instancia, previenen las ETS están a punto de agotarse".

EEUU: la crisis de suicidios podría ser peor de lo que se pensaba

Desde 2013, los casos de sífilis han aumentado un 76 por ciento a 30.644, mientras que los diagnósticos de gonorrea se han incrementado un 67 por ciento a 555.608. La clamidia es la ETS que se informa con mayor frecuencia, con casi 1,7 millones de casos en 2017, por sobre los poco más de 1,4 millones de 2013. Casi la mitad de los casos de clamidia se diagnosticaron en niñas y mujeres de entre 15 y 24 años. La mayoría de las ETS no son diagnosticadas ni tratadas, sostuvo CDC, lo que puede provocar infertilidad, muerte fetal y un mayor riesgo de contraer VIH.

Las enfermedades se pueden tratar con antibióticos, pero la gonorrea se ha vuelto resistente a casi todas las clases de este tipo de medicamento, excepto a la ceftriaxona. Los médicos generalmente prescriben una sola dosis inyectable de ceftriaxona, la que es seguida por una dosis oral de otro antibiótico: la azitromicina.

Más del 4 por ciento de las muestras de gonorrea resultaron resistentes a la azitromicina en 2017, frente al 1 por ciento de 2013. A CDC le preocupa que dicha resistencia pueda llegar a extenderse a la ceftriaxona, lo que haría que la enfermedad no fuera tratable con ningún antibiótico existente en la actualidad.

"Estimamos que la gonorrea finalmente se hará resistente a nuestro último antibiótico de gran eficacia, por lo que se necesitan con urgencia opciones de tratamiento adicionales", dijo Gail Bolan, directora de la División de Prevención de ETS de CDC.

Los casos de gonorrea en hombres prácticamente se duplicaron en 2017 a 322.169 en comparación con 2013, informó CDC. Entre las mujeres, los diagnósticos de gonorrea aumentaron casi un 18 por ciento a 232.587. La enfermedad alcanzó un elevado nivel a fines de la década de 1970, con más de un millón de casos al año. La cifra había disminuido gradualmente hasta los últimos cuatro años, según datos de CDC.

David Harvey, director ejecutivo de la Coalición Nacional de Directores de ETS, dijo que el aumento se debe al estancamiento del financiamiento federal para los esfuerzos de prevención, la falta de controles y una disminución en el uso del condón. Aludió a una falta de conciencia de que algunos métodos utilizados para prevenir otras condiciones relacionadas con la vida sexual –como los DIU y una píldora para reducir el riesgo de VIH– no protegen contra las ETS comunes.

El financiamiento de CDC para los esfuerzos de prevención ha rondado los US$157 millones en los últimos 18 años, dijo Harvey.

"El campo necesita desesperadamente nuevos recursos", dijo.