viernes 02 de diciembre de 2022
BLOOMBERG Internacional

Funcionarios de Reino Unido quieren revertir el plan de la primera ministra Truss

Uno de los aspectos que se están analizando es el plan de congelación del impuesto de sociedades para el próximo año.

13-10-2022 10:06

Funcionarios del Reino Unido están discutiendo cómo dar marcha atrás al paquete de recortes de impuestos sin financiamiento de la primera ministra Liz Truss, en medio de la presión de los mercados financieros y los miembros del gobernante Partido Conservador para que se restaure la credibilidad económica.

Los funcionarios del número 10 de Downing Street y del Tesoro están elaborando opciones para Truss, pero no se ha tomado ninguna decisión definitiva sobre una posible marcha atrás, según una persona familiarizada con el asunto que pidió no ser identificada por tratarse de conversaciones privadas. También están esperando a que el ministro de Hacienda, Kwasi Kwarteng, regrese a Londres desde Washington, donde asiste a reuniones del Fondo Monetario Internacional, señaló la fuente.

Reino Unido propone un recorte de impuestos, el más radical desde 1972

La libra subió un 1,8% el jueves a US$1,1295. Los bonos del Gobierno del Reino Unido extendieron un repunte y el rendimiento a 30 años cayó 46 puntos básicos al 4,36%.

Uno de los aspectos que se están analizando es el plan de congelación del impuesto de sociedades en el Reino Unido para el próximo año. De acuerdo con una estrategia establecida por la anterior Administración conservadora, el impuesto sobre las empresas debía aumentar del 19% al 25% en abril. Pero la eliminación de esta medida fue una de las principales medidas de los planes fiscales de Kwarteng, anunciados el 23 de septiembre.

El Banco de Inglaterra guarda silencio ante el colapso de la libra esterlina

El paquete de medidas ha agitado los mercados, llevando a la libra esterlina a un mínimo histórico frente al dólar y obligando al Banco de Inglaterra a intervenir en el mercado de bonos para evitar un colapso. También dejó un agujero en las arcas públicas que el influyente Instituto de Estudios Fiscales estima en £60.000 millones.

Después de que Kwarteng y Truss dieran marcha atrás en una de las medidas del llamado minipresupuesto —la promesa principal de eliminar la tasa del 45% del impuesto sobre la renta para las personas con mayores ingresos en el Reino Unido—, ahora se enfrentan a llamados a revertir más recortes fiscales, entre los que destaca el del impuesto de sociedades. Cuando Kwarteng dio a conocer esa medida el mes pasado, el Tesoro estimó que costaría £67.500 millones en cinco años, es decir, más de £13.000 millones al año.

RM