BLOOMBERG
Activos

El Gobierno mexicano descarta inyectar capital a Pemex este año

Actualmente, el Gobierno mexicano no contempla otorgar este año una inyección de capital a la firma estatal Petróleos Mexicanos para ayudar a pagar su deuda próxima a expirar, dijo el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, en una entrevista con Bloomberg News.

Pemex
Pemex impulsa cambios ambientales mientras busca financiamiento internacional. | Bloomberg

Actualmente, el Gobierno mexicano no contempla otorgar este año una inyección de capital a la firma estatal Petróleos Mexicanos para ayudar a pagar su deuda próxima a expirar, dijo el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, en una entrevista con Bloomberg News.

La decisión del Gobierno de reducir la tasa de participación en las ganancias de Pemex al actual 40% frente al 65% antes de que el presidente Andrés Manuel López Obrador asumiera el cargo, a fines de 2018, da a la petrolera suficiente efectivo para pagar sus deudas que expiran pronto, dijo Yorio.

El Congreso México aprobaría las aerolíneas estatales

“Para Pemex es muy importante tener la flexibilidad que tiene cualquier empresa y eso implica la reducción de su carga fiscal”, dijo, y agregó que Pemex aún tiene US$2.500 millones de deuda pendiente de amortizar tras ya haber pagado US$6.000 millones este año.

Pemex es la petrolera más endeudada del mundo y enfrenta la peor crisis de liquidez de sus 85 años de historia. El Gobierno necesitaría entregar un promedio de US$10.000 millones anuales a Pemex durante los próximos tres a cinco años para mejorar su situación financiera, dijo Saverio Minervini, titular de energía para América Latina de Fitch Ratings, en una entrevista con Bloomberg.

Compra Iberdrola

El Gobierno también está evaluando utilizar un instrumento de propósito especial (SPV por sus siglas en inglés) con una combinación de deuda y capital para financiar su compra de activos de Iberdrola S.A. después de que se cierre el acuerdo, dijo Yorio, un miembro clave del equipo económico de López Obrador, en otra entrevista con Bloomberg Television.

México será un banco puente en la primera etapa de la transacción para comprar centrales eléctricas y un parque eólico por valor de US$6.000 millones, señaló Yorio. El Gobierno apunta a iniciar una transición hacia un instrumento SVP solo tres meses después de que se cierre el acuerdo, agregó. Se trata de uno de los mayores acuerdos recientes de energía recientes durante la Administración actual.

Política en streaming: el presidente de México es de los más vistos del mundo

“Hay diferentes formas de hacer la compra, y como tenemos que cerrar la transacción lo antes posible, en la primera fase tendremos un sistema de financiamiento que servirá de puente en la transacción”, dijo Yorio a Shery Ahn, de Bloomberg Television.

Una vez que se complete la transacción con Iberdrola, el Gobierno buscará “salir parcialmente” e involucrar a los participantes del mercado local e internacional a través de un instrumento local alternativo que podría incluir Fibras, Cecades o Cerpis, agregó al margen de la entrevista. El acuerdo cotizará en los mercados locales, indicó, descartando una colocación privada.

El fideicomiso del banco de desarrollo del país Fonadin recibirá una contribución de 45.000 millones de pesos (US$2.500 millones) de la Secretaría de Hacienda para comprar una participación del 51% en el acuerdo, anunció anteriormente el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O. Bloomberg News informó que Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, Banco Santander SA y Bank of America Corp. han expresado interés en respaldar México en el acuerdo.

Traducido por Bárbara Briceño.