miércoles 05 de octubre de 2022
CIENCIA UNA AMENAZA CRECIENTE

Al fin una buena: Argentina es el país ideal para sobrevivir a la guerra nuclear, según científicos

Según una reciente investigación, países como el nuestro y Australia tendrán mayor esperanza de que la civilización sobreviva durante una década después de que una conflagración desate un "invierno nuclear" sobre el planeta. Más de 5.000 millones morirían de hambre.

16-08-2022 16:35

Huir a la Argentina será la mejor oportunidad de sobrevivir a una guerra nuclear entre Rusia y Estados Unidos, dijo un grupo de científicos que analizó, mediante simulaciones informáticas, todos los posibles escenarios.

Una nube de humo de las ciudades en llamas engulliría la Tierra, causando pérdidas de cosechas en todo el mundo, según muestran los modelos”, dice el estudio. Agrega que países como Argentina o Australia tienen la mejor esperanza de que la civilización sobreviva durante una década después de una lluvia radiactiva.

guerra mundial nuclear
Huir a la Argentina será la mejor oportunidad de sobrevivir a una guerra nuclear entre Rusia y Estados Unidos, dijo un grupo de científicos.
guerra mundial nuclear
Países como Argentina o Australia tienen la mejor esperanza de que la civilización sobreviva durante una década después de una lluvia radiactiva.

El estudio, publicado en la revista científica Nature Food, mostró que más de 5.000 millones morirían de hambre en todo el mundo después de un conflicto a gran escala que involucre a 100 bombas nucleares, con cenizas arrojadas por tormentas de fuego que bloquearían el sol y provocarían pérdidas de cultivos.

La investigación anticipa que una guerra nuclear entre India y Pakistán podría lanzar entre 5 y 47 millones de toneladas de cenizas a la atmósfera, dependiendo de cuántas ojivas se utilicen y cuántas ciudades se destruyan por completo.

Cinco mil millones de personas podrían morir en una guerra nuclear moderna

El estudio imagina: “Todo comienza en 2025, cuando aumentan las tensiones entre India y Pakistán por la disputada región de Cachemira. Cuando un terrorista ataca un sitio en la India, ese país envía tanques a través de la frontera con Pakistán. Como demostración de fuerza contra el ejército invasor, Pakistán decide detonar varias bombas nucleares pequeñas”.

“Al día siguiente”, continúa la simulación, “India lanza sus propias explosiones atómicas y, en cuestión de días, las naciones comienzan a bombardear docenas de objetivos militares y luego cientos de ciudades. Decenas de millones de personas mueren en las explosiones”.

guerra mundial nuclear
Más de 5.000 millones morirían de hambre después de un conflicto mundial a gran escala que involucre a 100 bombas nucleares.
guerra mundial nuclear
Las cenizas arrojadas por tormentas de fuego, causadas por las ciudades incendiadas, bloquearían el sol y provocarían pérdidas de cultivos en todo el mundo.

Según los científicos, el humo de las ciudades incendiadas se elevaría hacia la atmósfera, envolviendo al planeta en una capa de ceniza que bloqueará los rayos del sol durante años. Los científicos lo llaman “invierno nuclear”.

Las cenizas serían un factor clave en la gravedad de un invierno nuclear, que habrá descendido las temperaturas mundiales más de 10 grados centígrados, más que el enfriamiento vivido en la última Edad de Hielo.

Los propagandistas de Putin amenazan con desatar "un apocalipsis" y un "invierno nuclear" con Zaporiyia

Los efectos del invierno nuclear sobre la alimentación humana serían devastadores. “Durante años, los cultivos se marchitan desde California hasta China. La hambruna se instala en todo el mundo”, anticipan.

“Para el escenario de guerra más reducido, de un conflicto entre India y Pakistán que resulte en 5 millones de toneladas de cenizas, la producción de calorías en todo el planeta podría caer un 7% en los primeros cinco años después de la guerra”, dice la investigación.

guerra mundial nuclear
Una guerra nuclear entre Estados Unidos y Rusia podría producir 150 millones de toneladas (teragramos) de cenizas que desatarían un “invierno nuclear”. Los cielos tardarían años en despejarse.
guerra mundial nuclear
Una guerra nuclear entre India y Pakistán podría lanzar entre 5 y 47 millones de toneladas de hollín a la atmósfera, dependiendo de cuántas ojivas se utilizaran y cuántas ciudades se destruyeran.

Y agrega: “En un escenario de 47 millones de toneladas de cenizas, el promedio mundial de calorías se reduce hasta en un 50%”.

Mientras tanto, el experimento arrojó que una guerra nuclear total entre Estados Unidos y Rusia, cuyas chances crecieron a causa de la invasión en Ucrania, podría producir 150 millones de toneladas (teragramos) de hollín. Los cielos tardarían años en despejarse.

Nueva York se prepara para la guerra nuclear y da consejos para que los habitantes afronten un ataque

Se trataría de “el peor” de los escenarios para la humanidad, porque la producción de alimentos caerían un 90% tres o cuatro años después de la guerra. “Una guerra que involucre menos del 1% del arsenal nuclear mundial podría destruir los suministros de alimentos del planeta”, advirtió el estudio

En el transcurso de cinco años, la producción de maíz caería un 13%, la producción de trigo un 11% y la producción de soja un 17%, según anticipa la investigación.

guerra mundial nuclear
En los cinco años posteriores a una guerra nuclear, la producción de maíz caería un 13%, la producción de trigo un 11% y la producción de soja un 17%, según la investigación.
guerra mundial nuclear
“Un gran porcentaje de la gente se morirá de hambre”, dijo Lili Xia, climatóloga de la Universidad de Rutgers. "Es realmente malo."

“El hallazgo más sorprendente es que incluso el escenario de una guerra pequeña tiene repercusiones globales devastadoras”, aseguró Jonas Jägermeyr, investigador de seguridad alimentaria en el Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA.

Las naciones más afectadas serían aquellas ubicadas en latitudes medias a altas, que ya tienen una temporada corta para el cultivo y que se enfriarían más dramáticamente después de una guerra nuclear que las regiones tropicales. Las reservas de cereales desaparecerían en uno o dos años.

Una guerra nuclear sumiría a la Tierra en una ‘pequeña era de hielo’

Un gran porcentaje de la gente se morirá de hambre”, dijo Lili Xia, climatóloga de la Universidad de Rutgers (Nueva Jersey), quien dirigió el trabajo. "Es realmente malo."

Su colega, el profesor Alan Robock, explicó que la razón por la que Argentina, Uruguay, Paraguay o Australia tendrían una ventaja es porque ya producen cultivos más resistentes, como el trigo, en grandes cantidades, y podrían depender de ello. El trigo crecería relativamente bien en el clima más frío inducido por las cenizas atmosféricas, dicen.

guerra mundial nuclear
Argentina y Australia tendrían ventaja porque ya producen cultivos más resistentes, como el trigo, en grandes cantidades, y podrían depender de ello.
guerra mundial nuclear
Según la investigación, Argentina y Australia serían capaces de alimentar a sus poblaciones después del invierno nuclear.

“Los agricultores podrían responder plantando maíz, trigo y soja en partes del mundo que probablemente se vean menos afectadas por un invierno nuclear”, dice Deepak Ray, investigador de seguridad alimentaria de la Universidad de Minnesota.

Pero aclara que esto podría ayudar a amortiguar la crisis alimentaria “solo en parte”.

Aunque actualmente, la amenaza de una guerra mundial nuclear es menor de lo que era en la Guerra Fría, las alarmas se encendieron después de la invasión rusa de Ucrania y el estado de alerta de la OTAN.

guerra mundial nuclear
Durante el invierno nuclear, el trigo crecería relativamente bien en el clima más frío inducido por las cenizas atmosféricas.
guerra mundial nuclear
MAPA: el mundo si una guerra nuclear produjera 150 Tg de cenizas. Las regiones en verde muestran países donde la producción propia de alimentos puede soportar las necesidades de su población. En rojo, los países donde la ingesta diaria de calorías sería menor que la necesaria para mantener una tasa metabólica basal y, por lo tanto, conduciría a la muerte después de que una persona agotara sus reservas de energía corporal en grasa almacenada y músculo.

Después del colapso de la Unión Soviética en 1991, las reservas mundiales de armas nucleares cayeron, pero hoy todavía hay nueve naciones que cuentan, en total, con más de 12.000 ojivas nucleares y otros varios países que se están convirtiendo en potencias nucleares.

Por esto, los investigadores argumentan que la guerra nuclear y el invierno nuclear siguen siendo una amenaza para la humanidad. “Es raro que suceda, pero si sucede, afectará a todos”, dijo Deepak Ray. “Estas son cosas muy peligrosas”.