domingo 02 de octubre de 2022
BLOOMBERG AMENAZA LATENTE

Cinco mil millones de personas podrían morir en una guerra nuclear moderna

Los científicos de la Universidad de Rutgers trazaron un mapa de los efectos de seis posibles escenarios de conflicto nuclear. Una guerra a gran escala entre Estados Unidos y Rusia, en el peor de los casos posibles, acabaría con más de la mitad de la humanidad, dijeron en el estudio publicado en la revista Nature Food.

15-08-2022 15:35

Cinco mil millones de personas morirían en una guerra nuclear moderna por el impacto de una hambruna global, provocada por el hollín que bloquea la luz solar en la atmósfera, que probablemente superaría con creces las bajas causadas por explosiones letales.

Los científicos de la Universidad de Rutgers trazaron un mapa de los efectos de seis posibles escenarios de conflicto nuclear. Una guerra a gran escala entre Estados Unidos y Rusia, en el peor de los casos posibles, acabaría con más de la mitad de la humanidad, dijeron en el estudio publicado en la revista Nature Food.

Los propagandistas de Putin amenazan con desatar "un apocalipsis" y un "invierno nuclear" con Zaporiyia

Las estimaciones se basaron en cálculos de cuánto hollín entraría en la atmósfera a partir de tormentas de fuego provocadas por la detonación de armas nucleares. Los investigadores utilizaron una herramienta de pronóstico del clima respaldada por el Centro Nacional de Investigación Atmosférica, que les permitió estimar la productividad de los principales cultivos país por país.

Incluso un conflicto a una escala relativamente pequeña tendría consecuencias devastadoras para la producción mundial de alimentos. Una batalla localizada entre India y Pakistán provocaría una disminución del rendimiento de los cultivos de un 7% en cinco años, sugirió el estudio, mientras que una guerra entre EE.UU. y Rusia provocaría una caída de la producción del 90% en tres o cuatro años.

Una guerra nuclear sumiría a la Tierra en una ‘pequeña era de hielo’

Los investigadores también consideraron si emplear los cultivos que actualmente se utilizan como alimento para animales o reducir el desperdicio de alimentos podría compensar las pérdidas inmediatamente después del conflicto, pero concluyeron que los ahorros serían mínimos en batallas a mayor escala.

El estudio ocurre después de que se planteó el fantasma del conflicto entre EE.UU. y Rusia tras la invasión de Ucrania por parte de Vladímir Putin. El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, advirtió en abril que existía un riesgo “severo” de que estallara una guerra nuclear.

“Los datos nos dicen una cosa”, dijo Alan Robock, coautor del estudio y profesor de ciencias del clima en el Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de Rutgers. “Debemos evitar que ocurra una guerra nuclear”.