martes 03 de agosto de 2021
CIENCIA ginés gonzález garcía, ministro de salud
13-06-2020 01:58

"Lo peor está por venir, no es momento de dilapidar lo que logramos entre todos"

El especialista no descartó volver a una fase más estricta del aislamiento en AMBA. “Si nos descuidamos, estamos en riesgo de tener una explosión de casos”, aseguró.

13-06-2020 01:58

“Lo peor está por venir y ahora tenemos que concentrarnos en no tirar por la borda lo que logramos todos juntos en materia de salud”, fue la idea-fuerza sobre la que giró buena parte de la entrevista que ayer brindó en exclusiva el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, a la Red Argentina de Periodismo Científicos (Radpc) y de la que participó PERFIL. 

Para el responsable de llevar adelante la estrategia de salud de la Nación en emergencia por la pandemia de coronavirus, “el gran problema que enfrentamos ahora es controlar lo que pasa en el AMBA y no tanto lo que pasa en el interior del país, salvo en algunas localidades particulares. La megalópolis es, realmente, un lugar muy vulnerable en general y no solo los barrios vulnerables”, afirmó. 

Según González García, en este momento el registro indica que los casos de coronavirus aumentan y eso le preocupa. “Además, estamos llegando al invierno, donde pueden aparecer otros virus respiratorios. Históricamente, el pico de circulación viral se da entre junio y julio. Por eso decimos que lo peor está por venir y por qué ahora es cuando tenemos que tomar más medidas de restricción”.

Consultado sobre cuales son las causas directas del reciente aumento de los casos, si la apertura de actividades o el aumento de los testeos con el Plan detectar, el ministro explicó: “lo que pasa es simple, el virus está circulando más, especialmente en AMBA, donde tenemos la mayor concentración geográfica. Eso abre una posibilidad de aumento de casos brutal. Hasta ahora, con la cuarentena, logramos que el crecimiento no se vuelva exponencial, pero si nos descuidamos estamos en riesgo de tener una explosión en poco tiempo y podemos llegar a dilapidar el esfuerzo colectivo”. 

Quirós alertó: "Lo peor está por venir"

¿Se debería volver a una fase más estricta de la cuarentena? “Nunca especulamos con eso. Siempre analizamos varios indicadores epidemiológicos y tomamos decisiones en base a los datos, nunca políticamente, pero tratando de que la epidemia no se nos escape”. 

Por eso, en este momento, con su equipo están muy preocupados. “Consideramos que debemos tomar medidas: basta con observar la Ciudad de Buenos Aires para ver que está teniendo un movimiento ya parecido al de un día normal. Eso, además, genera riesgos para todo el país, y las consecuencias recién las veremos en dos semanas. Pero siempre, antes de tomar este tipo de decisiones, se analizan varios factores, desde la cantidad de casos a las zonas donde ocurre, pasando por la disponibilidad recursos de aislamiento e internación intensiva”.

Un punto debatido es si, al inicio de la epidemia, se perdió tiempo en obtener recursos para la atención médica y en la búsqueda de espacios de aislamiento, mientras se descuidaba la tarea de rastreo de contactos cercanos de los infectados, para sumarlos al aislamiento. “Es posible que eso nos haya pasado y hubiéramos debido empezar antes con esas acciones”, reconoció. “Pero en esos primeros momentos tampoco teníamos evidencias de que el virus ya estuviera en circulación comunitaria”.

Para este experto en salud pública “pocas veces en la historia reciente hemos visto tantas debilidades del conocimiento científico ante una pandemia: medicamentos que van y vienen, tapabocas que si o que no, retracciones de artículos en las mejores revistas científicas y otras contradicciones. Lo único que sabemos con certeza que sí funciona frente al virus es la cuarentena. Incluso la OMS tuvo, por momentos, un rol deslucido. Además, quedó atrapada en el medio de un juego geopolítico internacional y justo cuando el multilateralismo debería reforzarse quedó cuestionada por varios países”.

Finalmente, González García remarcó: “en este momento que viene tenemos que apelar a un mensaje colectivo para que cada persona tome su responsabilidad en las medidas de cuidado y prevención. Lo importante es convencer a la gente de alejarnos de lo partidario y que no dilapidemos todo lo bueno que, hasta ahora, venimos consiguiendo entre todos”.

Preocupa el acceso a una futura vacuna

Acerca de los diversos tratamientos que se están ensayando en el mundo contra el coronavirus, el ministro Gines Gonzalez García destacó que “localmente estamos trabajando en tres de las ramas del ensayo coordinado por la OMS, pero –por ahora– no encontramos ningún resultado contundente”. 

Coronavirus: anunciaron otras 17 muertes y el total de víctimas fatales llegó a 802

“Parecería que el tratamiento en base a plasma de personas recuperados de la infección aporta algún beneficio a los pacientes más graves, pero lo cierto es que no hay nada concluyente todavía. Igual esperamos que algunos sueros que se están investigando puedan resultar efectivos”, detalló.

Respecto a las vacunas en desarrollo, el funcionario expresó que su preocupación se centra en que, cuando finalmente éstas estén disponibles, surgirá el problema de ver si las dosis son accesibles para todos. “Tanto desde el punto de vista de la disponibilidad de dosis suficientes para las poblaciones de nuestra región, como por el alto costo que podrían tener esos medicamentos. Son dilemas que ya estamos planteando en diversas reuniones internacionales”, explicó.

 También destacó que a la Argentina le interesaría participar de este tipo de ensayos de vacunas candidatas contra el coronavirus, siempre que se realicen bajo las condiciones adecuadas.

Runners y fútbol

El ministro no eludió el debate de los “runners”. “Me gusta hacer deporte, pero no entiendo cómo la gente comenzó a salir de esa manera, sobre todo cuando estamos en un pico ascendente de la curva. El lunes pasado realmente fue un desborde, algo fuera de toda lógica y –encima– el martes la situación no mejoró. El ejemplo de lo que pasó en la Ciudad con los corredores, además, es algo malo para todo el país. Varios gobernadores del interior cuando vieron lo que estaba pasando en CABA se preocuparon, porque es algo que suele provocar un efecto imitación”.

Respecto al regreso del fútbol, reconoció: “Tengo mucha presión para autorizar su regreso. A mí me encantaría volver a la cancha y entiendo el negocio que implica, pero creo que por ahora no podemos pensar en volver a tener partidos de fútbol ni en el AMBA ni en el resto del país. Aunque sea un deporte profesional y tenga protocolos me parece demasiado riesgoso autorizarlo en el corto plazo”.