CIENCIA
No se repetirá hasta 2095

Un cometa tres veces más grande que el Everest pasará cerca de la Tierra

Se trata del "Cometa del Diablo". Su paso será visible a simple vista y está previsto para el 21 de abril de 2024.

Cometa del Diablo
Cometa del Diablo | David Strange de Salcombe Regis, East Devon, Reino Unido

El cometa 12P/Pons-Brooks, también conocido como "Cometa del Diablo", pasará cerca de la Tierra en los próximos meses, siendo uno de los fenómenos astronómicos más importantes de 2024. En concreto, este hito se daría el domingo 21 de abril de 2024, pudiendo ver al objeto astronómico sin ningún tipo de instrumento especializado.

Se trata de un cuerpo celeste que tiene tres veces el tamaño del Everest, la montaña más alta del planeta con 8.848 metros de altura sobre el nivel del mar. Su nombre se debe a que sufrió dos fracturas internas por las que perdió una gran cantidad de polvo y hielo que provocó la aparición de dos estructuras similares a un par de cuernos.

El Pentágono reveló que hay un fuerte incremento en los avistamientos de Ovnis

La información fue confirmada por el sitio Live Science, el cual también aclaró que no hay garantías sobre su visibilidad, dado que el brillo del cometa es impredecible, por lo que los observadores podrían requerir binoculares o telescopios para poder verlo.

Dada su composición, es clasificado por los astrónomos como un crío volcánvolcán frío. Este posee un núcleo sólido, de un diámetro de unos 30 kilómetros, que contiene una mezcla de hielo, polvo y gas, conocida como "criomagma", y está rodeado por una nube de gas llamada "coma".

¿Cuándo y cómo ver en vivo la caminata por la Estación Espacial Internacional desde la Argentina?

El "Cometa del Diablo" fue descubierto por primera vez por Jean-Louis Pons el 12 de julio de 1812 y redescubierto en 1883 de forma independiente por William Robert Brooks.

Los científicos recomiendan aprovechar el evento astronómico del próximo año para verlo, dado que la órbita del cometa alrededor del Sol es de 71 años, por lo no volverá a verse hasta el año 2095. Asimismo, aseguraron que su paso no representa ningún tipo de riesgo para el planeta Tierra, a pesar de su intimidante nombre.

 

AS/fl