domingo 05 de febrero de 2023
CIENCIA CAMBIO CLIMÁTICO

El "pandoravirus", el virus gigante que despertó entre los hielos del Ártico tras 48.500 años de silencio

Varios tipos de virus que estuvieron ocultos miles de años "reviven" por el derretimiento de los hielos y tienen potencial de provocar futuras pandemias. "El riesgo aumentará en el contexto del calentamiento global", alertan los científicos.

27-11-2022 16:40

Siete tipos de virus hasta ahora desconocidos, entre ellos uno que permaneció congelado en el permafrost siberiano durante 48.500 años, revivieron a causa del derretimiento de los hielos del Ártico por el cambio climático. 

Aunque los virus descubiertos no se consideran un riesgo para los humanos, los científicos advierten que otros expuestos por el hielo derretido del Polo Norte podrían ser "desastrosos" y provocar nuevas pandemias en el futuro.

El más antiguo de los virus hallados fue bautizado "Pandoravirus yedoma" por la "caja de pandora" y pertenece a un género de virus gigante descubierto por primera vez en 2013. Tiene un micrómetro de largo y 0,5 micrómetros de ancho, lo que significa que es visible con un microscopio óptico, y es, de esta forma, el segundo virus más grande en tamaño físico de cualquier género viral conocido después de pithovirus

artico
Aunque los virus descubiertos no se consideran un riesgo para los humanos, los científicos advierten que otros expuestos por el hielo derretido del Polo Norte podrían ser "desastrosos" y provocar nuevas pandemias en el futuro.

La propagación del letal "virus del camello" en Qatar alarma a los epidemiólogos

El virus fue encontrado en permafrost a 16 metros por debajo del fondo de un lago en Yukechi Alas en Yakutia, Rusia, donde había permanecido congelado más de 48.500 años.  "Es un récord mundial", dijo Jean-Michel Claverie, virólogo de la Universidad de Aix-Marseille (Francia) a la revista New Scientist.

Alrededor del 65% del territorio ruso está clasificado como permafrost, suelo que permanece permanentemente congelado incluso durante los meses de verano.

"Una cuarta parte del hemisferio norte está sustentada por suelo permanentemente congelado, conocido como permafrost", dice la investigación, que aún no ha sido revisada por sus pares, publicada en en el  servidor bioRxiv

artico
El pandoravirus fue encontrado en permafrost a 16 metros por debajo del fondo de un lago en Yukechi Alas en Yakutia, Rusia, donde había permanecido congelado más de 48.500 años. 

El nuevo virus Kiwira emerge de las cuevas africanas: ¿peligro para la humanidad?

Pero el aumento de las temperaturas, producto del calentamiento global, hace que el suelo comience a descongelarse, expulsando animales (como el rinoceronte lanudo o un lobo muerto hace 40.000 años) y objetos que estuvieron congelados durante miles de años. 

"Parte de esta materia orgánica también consiste en microbios celulares revividos (procariotas, eucariotas unicelulares) así como virus que permanecieron latentes desde tiempos prehistóricos", explica el informe.

El descubrimiento de especímenes tan bien conservados también acrecentó los temores científicos de que las enfermedades que los animales pueden haber portado hace miles de años puedan descongelarse con ellos y, a diferencia de sus anfitriones, puedan sobrevivir al descongelamiento

artico
El descubrimiento de especímenes tan bien conservados también acrecentó los temores científicos de que las enfermedades que los animales pueden haber portado hace miles de años puedan descongelarse con ellos y, a diferencia de sus anfitriones, puedan sobrevivir al descongelamiento.

La "Enfermedad X": hay 25 virus bajo el microscopio de la OMS por temor a nuevas pandemias

Jean-Michel Claverie advirtió el año pasado sobre evidencia "extremadamente buena" de que "puedes revivir bacterias del permafrost profundo".

El profesor mencionó el caso del pithovirus, que había estado congelado durante unos 30.000 años antes del experimento, que si bien es inofensivo para los humanos, es una prueba de que los virus congelados durante mucho tiempo pueden "despertar" y comenzar a reinfectar a los huéspedes.

"Todavía es imposible estimar cuánto tiempo estos virus podrían permanecer infecciosos una vez expuestos a las condiciones exteriores (luz ultravioleta, oxígeno, calor) y qué probabilidades hay de que encuentren e infecten a un huésped adecuado en el intervalo", dijeron los investigadores.

Pero, agregaron, "el riesgo aumentará en el contexto del calentamiento global cuando el deshielo del permafrost siga acelerándose y más personas poblarán el Ártico a raíz de las empresas industriales". 

Seguí leyendo: ¿El origen de la próxima pandemia podría estar oculto en los hielos del Ártico?