jueves 23 de septiembre de 2021
COLUMNISTAS perspectivas
03-09-2021 23:55
03-09-2021 23:55

Carpinchos y ficciones

03-09-2021 23:55

Los carpinchos llegaron a National Geographic; son presentados como capibaras, su nombre global. La explicación ecológica es la misma en todas partes: la pregunta es quién invadió a quién en el antiguo humedal reconvertido. 

Casi en simultáneo, voy al teatro tras año y medio de abstinencia. Gansos es la ópera prima de Guido Losantos y cuenta la epopeya de unos golfistas que yerran un tiro y despiertan a una manada de gansos agresivos y desatan internacional masacre en verde césped. 

Pienso en la alegría agridulce de esta obra, en lo bien que me pone volver a ver cuerpos en vivo. Pienso en la saludable recuperación de genes parakulturales que se creían olvidados en la maraña de realismos comprometidos con la agenda; y pienso en cómo la realidad le da la vuelta a cualquier imaginación desaforada. No se puede señalar alegoría en esta pieza, porque se iba a estrenar en marzo del año pasado, pero pasaron cosas. Lo cierto es que cuanto más lejos se imagine, más chances hay de clavar la flecha en el blanco hasta hace cinco minutos invisible.

Losantos muestra el mismo costado que la anécdota tiende a ocultar: las catástrofes de gansos o carpinchos no afectan de igual manera a todas las clases. Algunas ya acarrean sus desgracias antes del colapso, y si bien el golfista pierde su final y su entrevista para la tele a causa de unos rasguños en la cara, la trabajadora que organizaba los mantelitos y el vulevú ve su vida destrozada. Ante el caos o el noble carpincho no todos gozan de la misma perspectiva para tomar las acciones que devuelvan el equilibrio allí donde ya de antes no lo había.

En esta Nota