viernes 20 de mayo de 2022
COLUMNISTAS Opinión
06-11-2021 01:08

El retorno del felino

El oficialismo achica diferencias en el distrito que aporta el 38% de los votos nacionales, la Provincia de Buenos Aires. Una reciente encuesta de la consultora Equis-Proyección ya muestra un escenario de empate técnico entre las dos grandes coaliciones. 

06-11-2021 01:08

Es un hecho, el oficialismo achica diferencias en el distrito que aporta el 38% de los votos nacionales, la Provincia de Buenos Aires. 

Una reciente encuesta de la consultora Equis-Proyección ya muestra un escenario de empate técnico entre las dos grandes coaliciones. 

El escenario que se observa en el sondeo es en efecto de empate técnico entre las dos principales fuerzas con una leve ventaja de la fórmula de Juntos sobre la del Frente de Todos.

En los tres escenarios que se presentan (sin proyectar indecisos- con proyección de indecisos y con proyección de indecisos y voto válido) la fórmula de Diego Santilli se impone sobre la de Tolosa Paz por menos de entre 1,7% y 2%, lo que se ubica por debajo de los márgenes de error del estudio: 2,6%.

El resto de las fuerzas mantiene la misma posición que obtuvo en las PASO, y en todos los casos muestran un leve crecimiento.

La ficha técnica del estudio es la siguiente: 

Universo: Mayores de 16 años residentes en la Provincia de Buenos Aires

Instrumento: Cuestionario estructurado

Técnica de recolección: CAWI

Reclutamiento: On-Line mediante puntos muestra geolocalizados

Muestra: Ajustada según parámetros poblacionales de Sexo, Edad, Nivel Educativo Y Regiones

Período: Entre 22 al 28 de octubre

Casos efectivos: 1456

Margen de error: 2,6%

Nivel de confianza: 95,5%

El estudio se completa con información que incluye:

Las principales preocupaciones de los y las bonaerenses son del orden económico. El 43,4 % señaló la inflación y el11,8% el desempleo: agrupadas representan el 56,2%. Por su parte, la inseguridad (18%) se posiciona como la segunda principal preocupación. 

La aprobación de la gestión del Gobierno Nacional en la PBA alcanza el 43% mientras que el 52,3% lo desaprueba. Por su parte el 44,9% de los y las bonaerenses creen que el gobierno nacional tiene la intención de resolverles los problemas mientras que el 47,2% está en desacuerdo. 

Los motivos del acortamiento de la brecha entre el oficialismo y la oposición en Buenos Aires son diversos, señalamos cuatro relevantes. 

El primero estructural dado que el potencial del FDT de cara a las elecciones de noviembre es muy importante. Observen que sólo en Bs.As. entre las elecciones generales del año 2919 y las PASO del año 2021 un total de 2,5 millones de votantes oficialistas se ausentaron. 

Por el contrario, solo 490.000 electores del año 2019 de Juntos no votaron en la PASO del año 2021

El segundo motivo resulta el crecimiento económico post pandemia que ya se observa en casi todos los sectores, en especial industria y construcción con la consecuencia de mejores niveles de empleo y salario.

El tercero una mayor eficacia en el control de precios de la canasta ampliada de alimentos con la incorporación al gobierno del equipo que encabeza Roberto Feletti que en los primeros días de vigencia entre el 20 y el 29 de octubre, hizo retroceder los precios de los productos incorporados al programa de “Precios Cuidados” un 7,6%, según la estadística del Sistema Electrónico de Publicidad de Precios Argentinos (SEPA).

El cuarto motivo de la remontada oficial y tal vez el más importante es la reaparición de la figura de Mauricio Macri en el centro de la escena con sus fallidas declaraciones en la causa del ARA San Juan y las opiniones laudatorias que inevitablemente dio sobre sus cuatro años de gobierno. 

Esta rentrée del ex presidente hizo revivir la memoria reciente sobre la calamidad de su gobierno y despertó el “panic – terror” hobessiano a su retorno en un sector amplio de la población, en especial en los millones de votantes del FDT en el año 2019, ausentes en la PASO del año 2021.

Sinceramente no entendemos de qué se asustan estos ciudadanos si Mauricio apenas duplicó el desempleo, hizo trepar 15 puntos la pobreza, la indigencia pasó de 6 a 8%, provocó un 20% de caída en el poder adquisitivo de salarios, jubilaciones y pensiones mientras endeudaba al país a un promedio de 32.500 millones de dólares por año, triplicando del ritmo de emisión que dejaron juntos la dictadura cívico-militar, el menemismo y la Alianza entre 1976 y 2001 (7.192 millones por año). 

Lo dicho, ¿por qué temen al retorno del felino?, estimados lectores de PERFIL. 

 

*Director de Consultora Equis.