miércoles 14 de abril del 2021
COLUMNISTAS OPINION
04-12-2020 22:17

La polisémica V

04-12-2020 22:17

Como nunca antes, la letra V adquiere valores polisémicos para la humanidad. Siendo históricamente el signo de la victoria, la letra inicial de la palabra vacuna es el símbolo de lo que podría ser una recuperación económica vertiginosa de la economía mundial después de la mayor caída de la producción y el consumo desde la crisis de  1929. 

La recuperación económica en V toma su nombre de lo que se percibe en los gráficos como representación de la evolución de las variables económicas que grafica una profunda caída, seguida de una recuperación con igual velocidad, el mejor escenario posible tras una recesión. Los otros escenarios se representan en los mismos gráficos como U, W o L.

Estados Unidos y Brasil recuperaron entre julio y setiembre lo perdido del PIB entre abril y julio por el coronavirus 

Forma de U es lo que se representa en los gráficos cuando tras una profunda recesión se produce un período de estancamiento duradero y recién después llega la recuperación. Forma de W es cuando, tras una recesión, se rebota en forma de V pero se vuelve a caer para recién recuperarse definitivamente en el segundo impulso. Y forma de L es cuando después de una recesión profunda se cristaliza un estancamiento permanente sin ninguna recuperación.

 Ejemplo de V fue la salida de la recesión de 1953 en Estados Unidos, donde, tras una caída acumulada del 8%, al semestre siguiente se lo recuperó sin recaídas. El ejemplo en forma de U fue la larga recesión de 1973 con la crisis del petróleo, donde Estados Unidos tardó dos años en volver a crecer. Ejemplo de W fue la recesión de 1980 en Estados Unidos, donde también pasaron dos años hasta encontrar la definitiva salida de la recesión pero con una mejora en el medio que se transformó en pasajera. Y ejemplo de L fue cuando una profunda recesión se transformó en depresión en el caso de Japón a partir de la década del 90, sin recuperación, sino con estancamiento permanente.

El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, anunció que la recuperación económica de su país está siendo en V porque cayó alrededor de 8% en el segundo trimestre  y aumentó en igual porcentaje durante el tercer trimestre. Para Argentina es una gran noticia porque una recuperación de Brasil (donde además la industria aumentó 15% y la inversión 11%) hará que las exportaciones a nuestro vecino sean mayores que las dirigidas a  China. Brasil, junto con Uruguay y Paraguay, será también el país latinoamericano cuya economía saldrá menos afectada por el coronavirus cayendo en todo 2019 solo 4,8% contra algo más de 10% de Argentina.

Otra recuperación en V se da también en Estados Unidos. El martes pasado el Premio Nobel Paul Krugman tuiteó: “Tim Duy y yo parecemos pensar en líneas similares. Esta no es la Gran Recesión; es posible que tengamos una recuperación en forma de V una vez que la vacuna se distribuya ampliamente”. Se refería a la columna que el economista Tim Duy, director del Foro Económico de Oregon, publicó en Bloomberg (www.bloomberg.com/opinion/articles/2020-12-01/get-ready-for-a-supercharged-economy) titulada “Prepárese ahora para una economía sobrecargada en 2021”. Allí escribió: 

  • “El mercado de valores de EE.UU. tuvo uno de sus mejores meses en noviembre, con el índice S&P 500 subiendo casi un 11%”.
  • “Se ha visto la recuperación en forma de V de los sueldos y salarios, que se están acercando a sus niveles previos a la pandemia e incluso con cifras positivas en la comparación interanual”.
  • “La economía se expandirá 3,8% en 2021 después de contraerse 3,6% este año”.


Paralelamente, en Argentina, el presupuesto enviado por Martín Guzmán prevé una recuperación en forma de lo que sería una raíz cuadrada (el tramo ascendente de la V no se completa): tras una caída de alrededor del 10% en 2020 se recupera solo la mitad en 2021.

Pero es muy probable que el ministro de Economía, así como subpronosticó la inflación, haya subpronosticado el crecimiento en el presupuesto porque tanto un mayor crecimiento como una mayor inflación (que es una forma de impuesto) mejoran la recaudación del Estado. A mayores ingresos menor déficit, eventualmente también mayor posibilidad de gasto con igual déficit en un año electoral.

Un rebote económico sin que aún volvieran a crecer los servicios. Con vacuna se terminaría mejor que prepandemia

En la columna de Tim Duy sobre los Estados Unidos se menciona lo mismo que sucede en Brasil, donde se vuelve a los niveles previos a la pandemia sin que aún se hayan recuperado los servicios que representan una parte fundamental del consumo. Por lo que, al  aplicarse la vacuna masivamente, desapareciendo los impedimentos para que los servicios retomen su volumen anterior a la pandemia, la economía total hasta saldría fortalecida. De ser así, V de vacuna, de recuperación económica vertiginosa y de victoria de la ciencia y la economía global sobre la pandemia compartirían el mismo significante.