sábado 01 de octubre de 2022
COLUMNISTAS el equipo del campeón

La tropa de Napoleón

El cuerpo técnico de Gallardo es casi tan grande como el plantel de River. Detalles que no se escapan, desde la perspectiva táctica, la preparación física, la neurociencia o la seguridad.

Son más de veinte personas. Casi un plantel dentro del plantel. Todos cultivan un bajo perfil, pero sus caras asoman en los medios en días como estos, cuando River obtiene una estrella. Una más bajo la gestión de Marcelo Gallardo, el técnico más ganador de la historia millonaria. Todo parece enfocarse en él, pero detrás del exitoso ciclo del Muñeco hay una tropa de profesionales que también son determinantes para seguir cosechando festejos.

Quizás el más conocido sea Matías Biscay, el ayudante de campo de Gallardo, que tomó una particular trascendencia hace tres años, en las finales contra Boca por la Libertadores, porque debió encabezar el banco de suplentes ante la suspensión de Gallardo.

Biscay y Gallardo se conocieron en las inferiores de River y llevan más de tres décadas de amistad. Cuando el Muñeco asumió en Nacional de Montevideo, en 2011, lo llamó a España para convencerlo de que fuera su asistente: Biscay estaba alejado del fútbol y hacía crecer sus negocios en otro rubro: joyería. Sin embargo, aceptó y, desde ese momento, la relación entre ambos se consolidó como nunca imaginaron.

Detrás de Biscay está el otro ayudante de campo, Hernán Buján, quien por lo general no ingresa al campo de juego: ve los partidos desde la platea para tener una perspectiva más amplia de lo que ocurre con el despliegue táctico del equipo en los partidos. Sus aportes se trasladan por handy o en el entretiempo, ya dentro del vestuario.   

La preparación física del equipo es una tarea que para Gallardo es clave. La prueba de ello es que no tiene uno o dos profes, sino cuatro: a Pablo Dolce, el PF que arrancó el ciclo en 2014, se le sumó en 2018 el uruguayo Marcelo Tulbovitz, quien había preparado al Muñeco en Nacional, durante su último año de carrera. A ellos dos se les suman César Zinelli y Diego Gamalero.   

Sandra Rossi es la única mujer del cuerpo técnico: médica especializada en neurociencia, esta semana publicó desde su cuenta de Twitter una foto junto a Gallardo en los festejos tras la goleada a Racing y la obtención de la Liga Profesional. “Nadie se cruza en tu vida por azar, las personas entran en tu vida por una razón. Eternas gracias al equipo de personas con quienes tengo el honor de compartir trabajo, sueños, desafíos y enormes aprendizajes”, escribió.

Desde hace siete años y medio, Rossi les explica a los jugadores que el cerebro también puede entrenarse. Y que eso aumentará la velocidad de las decisiones y mejorará el foco y la visión periférica, entre otras cuestiones. Gallardo conoció a Rossi por su trabajo en el Cenard. “Nunca deja de asombrarme, tiene una inteligencia en todo sentido: en el análisis del juego, en las decisiones que toma... Yo escucho las charlas técnicas y pienso: ‘¡Dios mío, qué cabeza!’”, dijo la neurocientífica sobre el técnico en el libro Gallardo monumental, de Diego Borinsky.

Los médicos Pedro Hansing y Santiago Spinetta, el psicólogo Pablo Nigro, el nutricionista Marcelo Pudelka, el masajista Marcelo Sapienza y un equipo de cinco kinesiólogos (Jorge Bombicino, Enrique Confalonieri, Gastón Pandiani, Marcos Loyarte y Franco Bombicino) completan el staff abocado a la salud y recuperación física del plantel que acaba de salir campeón del fútbol argentino. A ellos hay que sumarles utileros, seguridad y entrenadores juveniles y de arqueros. Porque Gallardo siempre está en los detalles, pero para eso ubica a responsables en cada área.