sábado 01 de octubre de 2022
COLUMNISTAS fiestas

Los gestos ajenos

14-12-2019 02:30

Los gestos siempre son los de los otros. Los propios no son gestos: son naturaleza. Nuestra expresión es siempre adecuada, la de otros es gesto. Por eso vemos gestos todo el tiempo, porque vemos a los otros pero no estamos dentro de ellos.

Hay una etiqueta para la gestualidad como la hay para el lenguaje y el ceremonial. Por eso es tan divertida la solemnidad de los traspasos de mandos: hay mucho símbolo y bastón en el medio, y el menú de gestos para pelar la etiqueta es amplio y es grotesco. No hay ninguna relación entre democracia y cara de asco; pueden darse en franco simultáneo. ¿Qué se esperaba? ¿Que Cristina abrazara a Mauricio con fingido afecto? Creo en el desdén justificado mucho más que en la hipocresía y el vulevú. A Michetti se la veía entregadísima en manos del presidente que la sacó de todo esto, en otro gesto inesperado que le hubiera correspondido a los suyos pero no.

La Plaza cebada por la alegría dio lugar a mucho viejo odio irrefrenable. ¿Cuánto atrasa esta retórica? Circuló mucho una foto de tres muchachos descamisados con birra y comentarios de todo tipo. La foto es de 2017, pero gusta mucho al gorilaje. Incluso a mí, que tengo cero mística peroncha, me cuesta mucho entender dónde radica la denuncia. ¿En la falta de camisa? ¿En la botella, una sola y discretísima al calor de las masas? Son torsos de trabajadores, naturalmente algo trabajados; sospecho que hay más envidia que verdadero asco en quien anota su desasosiego al pie de una foto que ni siquiera es de esta fiesta. Pero cada uno es como es y mira como quiere mirar. O como puede.

En esta Nota