Despejado
Temperatura:
31º
Ciudad:
Buenos Aires
miércoles 20 de febrero de 2019 | Suscribite
COLUMNISTAS / modelos
viernes 20 abril, 2018

Una declaración

Admito que no soy demasiado proclive a las declaraciones de escritores (ni a nada que se haga, en tanto que escritores, por fuera de lo que es escribir y eventualmente abordar lo que las escrituras susciten).

por Martín Kohan

Portal Perfil.com Foto: Perfil.com

Admito que no soy demasiado proclive a las declaraciones de escritores (ni a nada que se haga, en tanto que escritores, por fuera de lo que es escribir y eventualmente abordar lo que las escrituras susciten). No obstante, y dadas las circunstancias, valoro resueltamente la iniciativa de esas más de doscientas cincuenta escritoras que decidieron pronunciarse públicamente a favor de la legalización del aborto. Sostengo esa misma tesitura y, existiendo tantas resistencias al proyecto en curso, entiendo que es más que favorable sumar a la lucha la mayor cantidad de factores que se pueda.

Ahora bien, y por eso mismo, creo que sería muy propicio que existiese también una declaración de escritoros efectuada en este mismo sentido. Porque es más que obvio que, dado un embarazo, son las mujeres las que ponen su cuerpo en juego. Lo que eso implica es evidente. Y sin embargo, queda claro asimismo que al hablar, como hablamos, de embarazos deseados o no deseados se trata de deseos o de falta de deseos que involucran por necesidad a dos personas; que al plantearse la cuestión indispensable de la prevención de embarazos se apunta a la responsabilidad a asumir tanto por mujeres como por varones; que a la hora de afrontar un aborto, más allá de lo que queda fisiológicamente determinado, se espera que exista un compromiso (que va desde lo afectivo hasta lo económico) también por parte de los varones.

Caso contrario, me parece que se estaría corriendo el riesgo de reproducir, por omisión, ciertos aspectos deplorables del vetusto modelo patriarcal: el que presupone que todo esto es un asunto exclusivo de las mujeres. ¿No existen, acaso, y en cantidad, los canallas que se borran? Es preciso contrarrestar las conductas de ese tipo, de neto corte machista. Una forma, me parece, sería evitar toda clase de borramiento, es decir, ampliar a todos la declaración, la adhesión, la firma.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4546

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard