jueves 26 de mayo de 2022
CóRDOBA LOGIAS
02-01-2022 00:37

2022: una mirada al interior de la masonería cordobesa

En la actualidad conforman una treintena en toda la provincia. Lejos del “secretismo” que se les atribuye buscan abrirse paso en la sociedad y se muestran en redes sociales para sumar adeptos.

02-01-2022 00:37

En una antigua casona de dos pisos, ubicada en calle Igualdad 80, funciona uno de los dos templos masones que existen en nuestra ciudad.  Allí trabajan hoy 12 logias, aunque el lugar no siempre tuvo una concurrencia tan numerosa: pasaron de ser tres logias en 2007 a contar con 30 en la actualidad (24 en la capital cordobesa y seis en el interior).

En la Zona 7, que está integrada por Córdoba, Catamarca, La Rioja y Santiago del Estero, suman alrededor de 500 ‘hermanos’. “En la década de 1970 fuimos muy golpeados. Luego vino un proceso de crecimiento en el que nos afianzamos. Hoy estamos en la búsqueda de relaciones institucionales y de puntos que consideramos estratégicos”, cuenta el doctor Facundo Correa, Maestro de la Logia Piedad y Unión y autoridad de La Gran Logia Argentina. Esos puntos a los que se refiere son Cultura, Educación, Ciencia, Tecnología y Derechos Humanos.

Ser masón en la actualidad. El único requisito para ser masón es ser libre pensador, “lo que no quiere decir no creer en Dios. Hay creyentes y no creyentes; los dos conviven y ninguno le impone su pensamiento al otro. Escuchan, discuten, contraponen y sacan conclusiones”, dice Correa.

Además, explica que “la masonería es un sincretismo entre el gremio de los constructores, la alquimia y las caballerías, por eso hay símbolos como el compás y la escuadra que representan la igualdad y la rectitud; espadas, elementos alquímicos y de la astrología, como los signos zodiacales, constelaciones, el Sol o la Luna”.
Si bien estos símbolos son los mismos desde los inicios de la masonería, se van ajustando al contexto a través del tiempo. Por caso, el Sol sigue refiriendo a la luz: en 1717 se relacionaba con el desarrollo de la ciencia contra el dogmatismo de la religión y en la actualidad tiene que ver con la apertura de la mente. 

Los valores sobre los que se asientan datan de la misma época y tienen que ver con la formación del hombre en base a la libertad, la igualdad y la fraternidad como motores de la sociedad. “El objetivo es el crecimiento permanente en base a reconocer de una manera profunda estos tres pilares, pero no solamente hacia los otros hermanos sino hacia la sociedad. Otro de los grandes espacios de formación de la masonería es el liderazgo”.

Iniciación, jerarquías y redes. Antiguamente se llegaba a la institución por invitación pero, aggiornados a los tiempos actuales, hoy cuentan con muchos espacios en las redes, siendo ‘la gran red’ la página web de La Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de la República Argentina. “Desde que se propuso esta modalidad de ingreso, la masonería argentina creció exponencialmente, aunque cada logia decide su apertura a las redes sociales”. 

En efecto, el desembarco de la masonería a las redes ha hecho que muchos jóvenes se acerquen. “Antes era muy difícil tener masones jóvenes. Hoy es muy fácil y Córdoba (la Zona 7 en realidad), es la que más se benefició porque tiene el promedio de edad más bajo de todo el país, que es de 40 años”, refiere Correa. 

La masonería tiene tres rangos: aprendiz, compañero y maestro. El ingresante debe sortear una serie de entrevistas para ingresar investido como aprendiz. “Buscamos que quienes quieran ingresar tengan predilección por formarse en nuestros valores. Somos defensores del Estado laico y fomentamos el libre pensamiento”, dice el Maestro de Piedad y Unión. Además de los rangos tienen también sus propios cargos, elegidos democráticamente cada año. “Los cargos –presidentes, tesoreros, secretarios– se ocupan por elección en las distintas logias y siempre son decisiones asamblearias; en cuanto al financiamiento, tenemos un sistema de cápitas para financiar las actividades”.

Polos masónicos. Aunque no hay límite en cuanto a la cantidad de integrantes, al tratarse de espacios de discusión, las distintas logias se van formando a partir de los objetivos que se plantean y la cantidad de hermanos. “En Córdoba tenemos dos polos masónicos: uno acá y otro en la zona cercana a plaza Colón y son consecuencia del desprendimiento y crecimiento de la institución”, sostiene Correa.

Secreto versus discreción. Si miramos hacia atrás en la historia argentina y en la formación de países latinoamericanos, es fácil encontrar que San Martín, Sarmiento o Belgrano han sido masones. “Uno nunca logra saber cuándo y qué fue lo que motivó la reclusión y a ese mal entendido secreto”, señala Correa, quien añade que la masonería es secreta porque el trabajo que cada uno hace es individual y no puede compartirse con otra persona “y ahí radica el secreto”.

Al mismo tiempo, afirma que sí son discretos: “Hay cosas que no mostramos, por ejemplo cómo son nuestras reuniones. Pero siempre nos hemos mostrado hacia la sociedad. Sucede que cuando un Estado entra en régimen totalitario, el libre pensamiento es el primero en ser condenado y eso impacta de manera muy negativa en espacios democráticos como la masonería”.

Temas centrales. Si bien las distintas logias abordan temas como el 25 de mayo o el 9 de julio, las temáticas son variadas. La Gran Logia busca que se discutan temas como los derechos humanos, la educación ambiental o la ley de eutanasia. “Somos fervorosos creyentes de la educación. De hecho, la famosa Ley de Educación 1420 (NdelE: que data de 1884 y establece la educación primaria obligatoria, gratuita y gradual), se gestó en espacios masónicos”, asegura.

En este sentido, el vínculo institucional con otros espacios es central dentro de la Gran Logia Argentina: “Hemos hecho convenios con universidades públicas en Santa Fe, La Plata y Tucumán para tener cátedras de libre pensamiento; también hicimos convenios con áreas de la Ciencia y la Tecnología y participamos en investigaciones como la del cáncer de mama, en Buenos Aires. Ahora estamos tratando de tener alguna colaboración con análisis de la calidad educativa”, resume.

Templo Masón

EL TEMPLO. En este templo trabaja una logia distinta cada día, de lunes a domingos. 


Las mujeres y las logias
Si bien en términos internacionales la discusión lleva mucho tiempo, en Argentina desde hace varios años se motiva la formación de espacios masónicos femeninos y hoy son varias las logias integradas por mujeres. “Tenemos una Gran Maestra Argentina y a nivel regional nos interesa que la masonería femenina se desarrolle porque de lo contrario consideramos que no podemos tener ninguna injerencia en la sociedad”, detalla Correa.
–¿Por qué no hay logias mixtas aquí?
–Es complejo. En el mundo la masonería está formada por espacios de varones solos y logias mixtas.
A las logias de varones se las conoce como logias regulares y las mixtas son irregulares. Ahí tenemos un choque político que no está zanjado, una grieta que imagino a futuro se va a terminar resolviendo.
En Argentina la manera de resolverlo y no tener costo político –porque es una cuestión de corte internacional– es fomentar el espacio femenino, ya que no podemos hacerlo mixto. 
Y en los eventos masónicos de nuestro país participan los dos Maestres. Se mostraron juntos en La noche de los museos en Buenos Aires, donde hicimos una Tenida Blanca (NdelE: reunión masónica abierta al público) y tuvimos mucho éxito.

Simbolos masonicos

LA BIBLIA, EL COMPÁS Y LA ESCUADRA. Algunos de los símbolos masones: “Para nosotros la biblia representa la primera ley escrita que reguló a la humanidad. 


Sobre la ley del aborto y la violencia de género
Entre las temáticas que tratan las distintas logias, uno de los temas que abordaron en su momento fue el relacionado con la Ley de Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Cuando se trató por primera vez el proyecto de ley, la Gran Logia convocó a todas las logias a que discutieran el tema. Pero como se fomenta la libertad, algunas lo hicieron y otras no. “Las que lo hicieron elevaron su dictamen a La Gran Logia y en su mayoría fue a favor de la ley. Entonces, el Gran Maestre se manifestó a favor porque la mayoría lo había dictaminado”.

En relación a la cuestión de género, muestran interés “sobre todo porque nos toca muy de cerca: somos una institución de varones y eso nos tiene un poco desactualizados”, afirma Correa.
 

Nuevo templo masón

NUEVO TEMPLO. En el primer piso de Igualdad 80 se construyó un nuevo espacio para realizar las reuniones.