martes 25 de febrero de 2020 | Suscribite
CóRDOBA / PUERTO DESEADO
domingo 2 febrero, 2020

Buzos al rescate de la corbeta inglesa Swift

Hace 250 años se hundía frente a Puerto Deseado la corbeta inglesa HMS Swift. Descubiertas sus primeras piezas en 1982, se ha convertido en un atractivo de arqueología subacuática.

R. P.

Momento en que uno de los buzos exploradores encuentra la chimenea de la corbeta Swift. Foto: Turismo Puerto Deseado

El martes 13 de marzo de 1770, a las 18, según precisa la bitácora escrita por el oficial Erasmus Gower, la corbeta HMS Swift, de bandera inglesa, se hundió en las costas de Puerto Deseado.

Llevaba 91 tripulantes, tres de los cuales murieron en el accidente. Había sido fabricada ocho años atrás, a orillas del río Támesis, en Inglaterra, y contaba con una superficie de 27 metros de eslora y casi ocho de manga, con 12 cañones de seis libras y 14 cañones pedreros.

Por más de dos siglos, nada se supo del hundimiento y su rastro sólo encontró registro en un libro de memorias que escribió Gower, en el que incluía la bitácora. En Inglaterra, el hundimiento del HMS Swift se contó como uno más de los tantos que las naves de bandera británica sufrirían a lo largo de la historia moderna en diversas costas del globo. En Puerto Deseado y en el resto de la Argentina, se ignoró completamente esta historia hasta 1975. 

Ese año, de manera imprevista arribó a Puerto Deseado el australiano Patrick Gower, quien no hablaba español y manifestó ser pariente de aquel oficial que tomó nota del hundimiento y que había cruzado los mares del Sur para contar la historia. Gower traía consigo aquella bitácora en la que se narraba la historia del hundimiento.

Por algunos años, el episodio no contó más que como anécdota, hasta que en 1980 un profesor de Matemáticas y capitán de navío de la Armada, en una de sus clases contó a sus alumnos la llegada de aquel australiano y el relato de la corbeta hundida. 

Uno de sus estudiantes, Marcelo Rosas, de 16 años, no quedó satisfecho con la información brindada por el profesor y se puso a la búsqueda de mayor información hasta que, con un grupo de amigos inició la búsqueda de la corbeta hundida.

Se empezó a sumar gente y el club náutico Capitán Oneto promovió la conformación de la ‘Subcomisión de Búsqueda y Rescate de la Corbeta Swift’. La tarde del 4 de febrero de 1982, exactamente a las 17, emergió del olvido la corbeta HMS Swift con el hallazgo de las primeras piezas por parte de dos de los jóvenes.

El anecdotario popular tiene presente que lo primero que rescatan del fondo del mar son dos botellas de vino y que el primer brindis por el trascendente hallazgo fue precisamente con el contenido de aquellas botellas: una bebida ajerezada que se había conservado más de dos siglos bajo el mar. 

Los restos de la corbeta Swift fueron localizados sobre la costa norte de la ría Deseado, a tres kilómetros de la desembocadura y a 100 metros al oeste del puerto, en la zona en la que un pescador había enganchado con su ancla un pedazo de madera vieja que le había llamado la atención. Las primeras piezas rescatadas de la Swift estaban asentadas a unos 18 metros de profundidad.

El hallazgo de la corbeta Swift fue también el inicio de la arqueología subacuática argentina, una disciplina hasta ese momento inexplorada y que actualmente investiga numerosos hundimientos desde el Golfo San Matías hasta Ushuaia, a lo largo de toda la Patagonia.

 

El Museo Mario Brozoski

Desafiando la imaginación y como una manera creativa de acercar a los visitantes al deslumbrante mundo subacuático y la historia del hundimiento de la corbeta Swift, el Museo Mario Brozoski, recrea en sus salas todas las historias que se pueden contar alrededor del descubrimiento.

El museo se fundó en 1983 y fue bautizado como Mario Brozoski, en memoria de uno de los jóvenes exploradores, fallecido trágicamente poco tiempo después. Su primer objetivo fue resguardar las piezas que se iban encontrando en las sucesivas inmersiones y así funcionó hasta 1991, cuando abrió las puertas al público.

Recientemente, a fines de 2019 y tras dos años de trabajo, se inauguraron las nuevas instalaciones y la exhibición ‘200 años bajo el mar. La corbeta Swift renace en Puerto Deseado’.

 

Más información:

turismo.puertodeseado@gmail.com

www.turismo.deseado.gob.ar

 


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4916

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.