lunes 08 de agosto de 2022
CóRDOBA ANÁLISIS Y PERSPECTIVA

Cambios múltiples

31-07-2022 00:31

“¿Para qué queremos dólares?”: la bravuconada de Perón en 1953 coincidía con la escasez de divisas y “brecha” cambiaria del 50%.

A partir de 1946, se definió el Estado “interventor” en la economía. Pleno empleo forzado, proteccionismo, nacionalización del comercio exterior, permisos de importación discrecionales, subsidio a industrias mediante tasas negativas, emisión para cubrir los déficits, nacionalización de depósitos y utilización de fondos del sistema social, fueron los ejes que generaron inflación y el salto del dólar de $ 4 en 1945 a $ 29 en 1955. En esa etapa hubo una gran cantidad de tipos de cambio. La discrecionalidad incluía un tipo de cambio preferencial para el tomate en lata. Miguel Miranda (presidente del Central) tenía una empresa que fabricaba ese producto.

Fuera Argentina del Plan Marshall en 1948, la falta de dólares se acentuó.

Sistema. Los tipos de cambio múltiples son valores distintos según la transacción (fijados por el Gobierno); coexistentes con control de cambios e indisciplina fiscal. El sistema ha estado vigente en muchos países en el pasado, pero ha sido abandonado. El objetivo es aislar al mercado de bienes de la volatilidad de los mercados y limitar las tenencias de moneda extranjera del sector privado para evitar su pérdida por el Central; como los tipos controlados difieren de mercado libre, la sub y sobre facturación de exportaciones e importaciones, termina acentuando la escasez de divisas, que es lo que se pretendió evitar.

Records mundiales. En 1973 (gobernaba “Salvador” Allende), Chile tuvo cambios múltiples; existían quince tipos. El más alto equivalía a ochenta veces el tipo más bajo (el del cobre). Las distorsiones fueron tales que los flujos comerciales fueron destruidos.

Con esa manía de utilizar lo vetusto, el gobierno argentino está empeñado en vencer a los trasandinos: dólar soja, trigo, girasol, mayorista, oficial, del conocimiento, solidario o ahorro, turismo, MEP GD30, MEP AL30, CCL, CCL GD30 y CCL Cedear. El pasado 26 de julio nació el tipo de cambio número 14: el dólar soja “Plus”; si se incluye en la lista al dólar “blue”, ya hemos igualado a los chilenos.

El experimento es un complejo mix: 70% en depósito a la vista dólar Link y 30% disponible para compra de dólar ahorro. El cálculo preliminar arroja un aumento de la tasa de cambio. No obstante, por lo complicado, luce dificultoso implementarlo en un lapso de vigencia de no más de 20 días hábiles. El Gobierno no se priva, conjuntamente, de crear nuevos registros y prohibiciones para gozar del “beneficio” y pretende que el engendro sea comprendido y usado por simples productores agropecuarios. De las “usinas técnicas” del ex liberal Sergio Massa surgió el dislate del Impuesto Cedular a la Renta Financiera: este nuevo ensayo tiene el sello de las mismas “generadoras”.

Los casos reales demuestran que, un sistema de cambio controlado es consecuencia del déficit fiscal y causa de la pérdida de reservas, el desorden y el deterioro económico.

Gobernar. Administrar el Estado es solo organizar, coordinar y cuantificar el funcionamiento; es la tarea de los “tecnócratas”. Gobernar es visualizar la grandeza y guiar en el camino hacia ella. Para Alberdi, Sarmiento, Avellaneda y Roca, gobernar era educar, poblar y civilizar; para el peronismo en todas sus versiones, gobernar es “gastar”. El gasto inicia el círculo vicioso: déficit, emisión, huida del peso, control de cambios, tipos múltiples, crisis, ajuste, devaluación y pobreza.

Gestor de patrimonios financieros y Contador Público
[email protected]
 

 

En esta Nota