miércoles 22 de septiembre de 2021
CóRDOBA DEUDA PROVINCIAL
25-10-2020 00:55
25-10-2020 00:55

"Córdoba debería agregar algunos caramelos a su oferta de reestructuración"

Lo señala Joaquín Pastor, de la firma Max Valores, asesora de empresas y gobiernos. Por volatilidad macro y Riesgo País los bonos de Córdoba perdieron 10 puntos porcentuales en un mes.

25-10-2020 00:55

La firma Max Valores es una ALyC y agente de negociación basada en Buenos Aires que asesora personas humanas, empresas y también participaron en la gestión y asesoramiento de algunos sub soberanos, como el caso de CABA, donde trabajaron como parte de un consorcio para una reapertura de emisión de bonos de la ciudad que comanda Horacio Rodríguez Larreta. En las últimas semanas comenzaron a recibir consultas de varios clientes con bonos provinciales en su portfolio, lo que los llevó a hacer una presentación especialmente enfocada en el estado actual de los compromisos que las provincias tienen en moneda extranjera.

Y días atrás les presentaron un documento al que tuvo acceso PERFIL CORDOBA, que plantea un mapa con el detalle de la deuda de cada uno de las jurisdicciones que tienen pasivos en dólares. En ese sentido que hay 14 administraciones con bonos emitidos bajo ley extranjera, dos que tienen su situación de endeudamiento encaminada o que concretaron negociaciones para los vencimientos cercanos –la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Mendoza- y 12 que buscan algún alivio para sus deudas. Dentro de las 12 que buscan algún alivio, 6 están al día con los pagos (al menos, por ahora) y 6 entraron en default. Córdoba está entre las primeras; la Provincia de Buenos Aires, entre las segundas.

Para el análisis se tomaron los bonos con legislación extranjera, en el caso de Córdoba entraron en el análisis los bonos 2021, 2024 y 2027. Con ese criterio es que se filtraron las 14 jurisdicciones que tienen compromisos en esa situación.

Sobre la propuesta de reestructuración de deuda que a mediados de septiembre la provincia de Córdoba hizo pública Joaquín Pastor, Head Strategist en Max Valores señaló: “Córdoba hizo la propuesta, que incluye los bonos que vencen en 2021, 2024 y 2027, incorporó un menú de otros tres bonos nuevos con vencimientos a 2028, 2029 y 2030 y en línea con lo que hizo la Nación tienen un cupón que pagan de intereses más bajo pero que va creciendo en el tiempo. Con eso busca despejarse el camino en el corto plazo para no tener tanto vencimiento, pero se mantiene el total del capital adeudado. En el mercado hay mucha charla entre deudor acreedor para estirar los plazos por este contexto”, comentó Pastor.

Sobre cuál es la percepción en el mercado sobre la propuesta de Córdoba Pastor remarcó que, aunque no hay que descartar la probabilidad de que sea aceptada como se presentó, lo más esperable es que se pida una mejora. “Lo que nosotros vemos es que la propuesta es menos agresiva que la que hizo la provincia de Buenos Aires, parece más en línea con la deuda que se negocia hoy en el mercado. Nuestra impresión es que, dado lo que se cotizan hoy los bonos de Córdoba, en el mercado y los que cotizan los bonos de la Nación, parece una oferta que requeriría algo más. Nos da esa sensación. Es posible que los acreedores la acepten, pero en el terreno de las probabilidades le vemos una probabilidad más baja de aceptación. Creemos que algún caramelo más tienen que dar para cerrar el tema”, apuntó.

Los bonos de Córdoba PDCAR21/24 y 27 no escaparon a la volatilidad de los últimos meses. Llegaron a tener una paridad del 80% en febrero de este año, se desplomaron en abril y mayo en coincidencia con las prórrogas que definía el ministro de Economía de la Nación Martín Guzmán para renegociar la deuda soberana con los bonistas, repuntaron en agosto tras el anuncio del acuerdo, se estabilizaron en septiembre cuando se presentó la oferta de Córdoba pero volvieron a caer desde fines de septiembre cuando se dilapidó el efecto del canje exitoso del gobierno nacional y se sucedieron una serie de fallidas intervenciones para detener la fuga de divisas, calmar el mercado cambiaria y en concreto, generar confianza a los agentes económicos.

“Las tasas de intereses en el mundo están cercanas a cero, los bonos de Estados Unidos rinden 0%, pero los bonos de Argentina rinden 15%. Acabamos de reestructurar, no tenemos vencimientos casi en 2021 y sin embargo, rinden 15%. Eso te está diciendo que todo lo que es activo de Argentina está visto como algo riesgoso con una probabilidad de pago muy baja. En un país desarrollado la deuda de empresas y provincias tienden a rendir por encima de lo que paga el soberano, el caso de Argentina es distinto porque hay jurisdicciones y compañías consideradas más seguras que el soberano por los inversores. Y pueden pagar una tasa menor”, explica Pastor.

¿De qué magnitud es la penalización que las provincias sufren por la volatilidad que muestra Argentina? Para entenderlo Pastor remarca un dato, mirando los bonos de Córdoba: “Para que te des una idea, cuando la Nación anunció el acuerdo con los acreedores los bonos de Córdoba cerraban en paridades cercanas al 70% y hoy están 10, 12 puntos abajo. Cambio la situación de Argentina porque se esperaba que post canje de la deuda hubiera alguna medida o se atacaran los motivos principales por los cual la pasamos mal a nivel macro. En general el diagnóstico es que tenés un problema de confianza que se origina en un manejo fiscal complicado, si vos no atacas la causa, el déficit fiscal, y no ordenas las cuentas no le podés sacar presión al Banco Central que se está financiando con emisión y por tanto no podés controlar las presiones cambiarias. Todo eso genera desincentivos y un estrés enorme en la macro que es lo que estamos viendo. Eso a las provincias le limita en algunos aspectos la negociación”, aseguró.

-¿En qué aspecto concreto la macro puede limitar las negociaciones?
-Miremos el caso de Mendoza. Mendoza hizo un arreglo interesante, programó los pagos hacia adelante, pero para lograr eso agregó un pago en efectivo en dólares a los acreedores. Ya pasó en efectivo unos US$ 25 millones. ¿Qué puede pasar si una provincia como Córdoba quiere mejorar su oferta haciendo lo que hizo Mendoza? ¿Le van a dar o negar los dólares? Es un tema que no está tan claro, son incógnitas, es algo que no ha pasado nunca. Por eso decimos que esta situación actual pone algunos límites a las negociaciones. Da la sensación que el gobierno nacional va a tratar de no darle dólares a nadie y eso complica lo que las provincias podrían ofrecer. No parece una alternativa disponible y puede condicionar las negociaciones.

En esta Nota