martes 25 de febrero de 2020 | Suscribite
CóRDOBA / VISITA EN LA CARCEL
domingo 26 enero, 2020

Cortiñas reclamó la revisión de la condena de Saganías

La mujer sentenciada a 23 años espera que los jueces resuelvan la prisión domiciliaria. Sus hijos mellizos no la ven desde que terminó el juicio.

por María Ester Romero

FLAVIA SAGANIAS Y NORA CORTIÑAS. La mujer condenada a 23 años de prisión espera la decisión de la Justicia sobre su prisión domiciliaria. Tiene hijos mellizos de 3 años, y otros hijos de 5, 15 y 19 años. Foto: Federico Rodríguez

El viernes último, durante una hora y 10 minutos, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, visitó en la cárcel a Flavia Saganías (41). Se trata de la mujer condenada a 23 años de prisión por instigar el ataque a su expareja, Gabriel Fernández, que concretaron su madre y su hermano en Capilla del Monte luego de que ella lo denunciara en la Justicia por presunto abuso sexual hacia una de sus hijas.

El encuentro se desarrolló en el módulo EP3 del complejo penitenciario entre las 11.20 y las 12.30 de la mañana.

PERFIL CORDOBA, único medio presente, presenció el encuentro entre Nora –acompañada por la dirigente de CTA Autónoma, Claudia Baigorria- y Flavia, en el interior del penal.

En una sala preparada por el Servicio Penitenciario con una mesa y sillas, una jarra con agua y dos vasos, Flavia esperaba la visita. Apenas vio a la dirigente de Madres la estrechó en un abrazo y a partir de ahí comenzó a relatarle vivencias de los 58 días que lleva detenida y detalles de la causa que la llevó a prisión.

“Es horrible estar acá, es una experiencia intransferible”, “es una tragedia familiar la que vivimos, estamos todos destruidos”, contó al señalar que sus cinco hijos están acompañados por mujeres de organizaciones que la respaldan.

“Esperamos la (prisión) domiciliaria porque la casación (al Tribunal Superior de Justicia) tarda mucho tiempo”, le dijo a Nora, que la miraba con gran ternura y sostenía con firmeza su decisión, como referente en Derechos Humanos, de hacer visible su caso hasta llegar a los máximos estrados en el país y, de ser necesario, ante organizaciones internacionales.

A lo largo de la charla, Flavia fue relatando mojones de su historia reciente.

El día de la detención. El 27 de noviembre pasado, en Cruz del Eje la Cámara del Crimen dictó la sentencia contra Flavia, su madre y su hermano. “Esa mañana –contó- me despedí de mi hijo mayor (19 años) el único que estaba despierto porque los otros cuatro (de 15, 9 y mellizos de 3 años) estaban todavía durmiendo; le dije: "Guardame una milanesa para cuando vuelva, todo va a estar bien, hijo”.

Sin embargo, desde aquel día no volvió a ver a los más pequeños porque fue trasladada a la cárcel de Bouwer, donde desde hacía dos años y medio estaba su madre, Mónica Bonifacio. Su hermano, Enrique Saganías, estaba alojado –y allí continuó- en la penitenciaría de Cruz del Eje.

El juicio. “Cada vez que mi abogado ofrecía una prueba le decían: no ha lugar; rechazaron todo”. “El (hombre que la denunció) se victimizó en todo momento”, señaló a la hora de encontrar una explicación a la condena que desde su experiencia es injusta. “Me construyeron un perfil que no soy yo”, “armaron una historia que yo no viví”, “dijeron que soy una loca”, “mostraron posteos en Facebook sobre temas que nada tenían que ver, como mi posición ante el aborto”.

El lunes siguiente al ataque allanaron su casa y para comprobar que su madre y su hermano no estaban en Capilla del Monte -como ella sostenía- los llamó por teléfono. Según las antenas que captaron los celulares, se encontraban en Rosario. “Después dijeron que esa llamada la hice para asegurarme que se había concretado el ataque; una locura”, dijo.

La denuncia por abuso. Hasta el día de hoy Flavia sostiene con absoluta seguridad que su hija fue abusada sexualmente durante varios años. “Se despertaba y lloraba de noche, no hablaba, no decía nada”, relató. Y dijo que en un principio atribuyó el cambio de comportamiento de la niña a que ella estaba embarazada de los mellizos.

Sin embargo, las manifestaciones continuaron hasta que le comentó lo que veía en su hija a una maestra. La docente le aconsejó que le la hiciera dibujar. Retrató dos manos grandes y un miembro sexual masculino. Ese papel no le dejó más dudas. “Hice lo que tenía que hacer, fui a la Justicia”, continuó. “Pero como la nena no hablaba ni se dejaba revisar, tan solo con una pericia el fiscal desestimó la denuncia”. “Ahora van a investigar de nuevo”, afirmó.

 

NORA CORTIÑAS: “Están violando el derecho de los niños a estar con su madre”

“A ella le están violando sus derechos humanos, primero el de los niños a estar con su madre y luego el de ella de estar con sus niños”. Esas fueron las primeras palabras de Nora Cortiñas cuando atravesó la última reja que divide el interior de la cárcel con el ingreso del penal.

“Flavia debe tener una prisión domiciliaria cuanto antes”, agregó. “Todo lo que se dio alrededor del hecho es trágico; una abuela que tiene una reacción pero que no fue empujada por Flavia; una criatura que se violenta en su intimidad una y otra vez porque se tiene que presentar a un tribunal con solo 7 años”, continuó.

Sin ánimo de justificar ninguna agresión, Cortiñas sostuvo que “la condena no se condice con las pruebas, porque ella no esperó a su familia para que agredan”. “Podemos pensar que los jurados populares estuvieron de acuerdo por el comentario de los vecinos y lo que dijeron los medios de prensa”, añadió.

También anticipó que está dispuesta, junto a otras organizaciones, a solicitar ser parte de la causa a través de un “amicus curiae”. “En una Argentina con justicia y respeto de todos los derechos humanos no se puede permitir una condena como la que tiene Flavia”, concluyó.

 

FLAVIA SAGANIAS: “Soy inocente y lo voy a demostrar”

La mujer condenada por instigar el ataque contra su expareja afirmó una y otra vez su inocencia y su convicción de que su hija fue víctima de abuso sexual. El 1 de diciembre pasado, la nueva fiscal de Cosquín, Paula Kelm, le confirmó a este medio que el viernes anterior al veredicto en el juicio contra Flavia, dispuso abrir un nuevo expediente para investigar su denuncia. La había citado para que aporte más precisiones el 28 de noviembre, pero un día antes la mujer quedó detenida. La fiscal procura desentrañar el contenido de dos informes de una psicóloga y una médica del Hospital de Niños que presentó el abogado de Flavia para determinar si la niña presenta signos de haber sufrido la intromisión a su intimidad. No es un tema simple. La menor se ha mostrado reticente a ser evaluada y por eso, explicó la funcionaria judicial, es necesario llegar por un camino indirecto. Actualmente la niña, de 9 años, está a cargo de su hermano de 19 años, el único mayor de la familia que puede asistir a ella y a sus hermanitos. “Logramos que se abra una nueva causa por los abusos de mi hija”, le dijo Flavia a Nora Cortiñas. “Ahora lo más importante es que tengo que estar con mis hijos. Yo voy a demostrar mi inocencia”, enfatizó.

 

POR QUE LA CONDENARON

◆ Flavia, su madre Mónica Bonifacio y su hermano Enrique Saganías fueron condenados a 23 años de prisión por los delitos de tentativa de homicidio agravado por el vínculo, por ensañamiento y por el concurso premeditado de dos o más personas; tentativa de abuso sexual con acceso agravado; e incendio.

◆ Por unanimidad, el tribunal, integrado por ocho jurados populares y tres jueces técnicos consideró que Flavia Saganías, por desavenencias con su expareja, “orquestó la denuncia del supuesto abuso sexual sufrido por su hija con única finalidad de perjudicar y lograr que quede preso”.

◆ Según la sentencia, la causa contra Fernández se archivó porque la niña, en sede judicial, no confirmó el abuso. Entonces, ella planificó hacer lo que consideraba era “su propia justicia”.

 

COMO SIGUE EL PROCESO

◆ La Cámara del Crimen de Cruz del Eje debe resolver el pedido de prisión domiciliaria de Flavia Saganías. La defensa lo pidió el 28 de noviembre último. La fiscalía no se opuso. La Cámara ordenó pericias. Una vez que se hagan estará en condiciones de decidir. Debería hacerlo apenas reinicien las actividades.

◆ El abogado de Flavia, Carlos González Quintana, presentará en febrero la casación para que el Tribunal Superior de Justicia revise la sentencia. El trámite en el Alto Cuerpo puede durar entre un año y medio y dos años.

◆ El 1 de diciembre se abrió una nueva investigación en la Fiscalía de Cosquín sobre el presunto abuso a la hija de Flavia Saganías.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4916

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.