jueves 08 de diciembre de 2022
CóRDOBA Escenario complejo

Crisis en salud: se profundiza la falta de pediatras en el país

En el último año cayó un 30% la cantidad de inscriptos en esta especialidad y aumenta el número de vacantes disponibles en las instituciones médicas. La situación se torna más grave en el interior del país. Desde la Facultad de Ciencias Médicas de la UNC acortaron la duración de la especialización con el objetivo de revertir el panorama. ¿Fin de la vocación?

06-11-2022 00:49

En los últimos tiempos se viene agravando una crisis que se está gestando desde hace ya varios años: el faltante de pediatras. El número de cargos vacantes en los principales centros de salud se vuelve cada vez mayor y dista, en guarismos muy amplios, respecto a la cantidad de egresados que se reciben en cada promoción en esta especialidad. La situación se profundiza año tras año debido a que cada vez menos estudiantes de Medicina elijen la pediatría para realizar su residencia.

El escenario actual es tan complejo que la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) emitió un comunicado manifestando su preocupación por el enorme número de residencias sin cubrir, que quedaron vacantes este año en torno a la Clínica Pediátrica, Neonatología y la Terapia Intensiva Pediátrica de todo el país.

“Alertamos con énfasis sobre la grave situación presente y sus consecuencias futuras, y llamamos a la reflexión y participación activa de cada uno de los sectores involucrados. El futuro de la pediatría y de la atención de los niños, niñas y adolescentes en nuestro país requiere de una pronta solución que asegure una formación adecuadamente remunerada, digna y de calidad científico-técnica”, expresaron con dureza desde la institución.

PERFIL CÓRDOBA convocó a referentes vinculados a la pediatría quienes explicaron algunos de los motivos por los que se llegó a esta situación. Además, señalaron qué puede esperarse para los próximos años y qué tipo de medidas se están tomando para hacer frente al faltante de médicos que atiendan a niños.

En la misiva emitida por la SAP, los especialistas consideran que “se trata de una situación emergente, compleja y multicausal, donde la pauperización de la profesión, la necesidad del pluriempleo y los diferentes contextos de formación condicionan la decisión de los profesionales recién egresados”. Desde la institución apuntan al sistema de residencias médicas y llaman a que las mismas sean bien remuneradas y seguras. Héctor Pedicino, director de la región Centro – Cuyo de la Sociedad Argentina de Pediatría, consideró que “este sistema no da para más”.

“El modo administrativo, cómo se maneja, no da para más. El nivel y la calidad de las prestaciones es muy buena, pero la financiación está al borde del abismo. El sistema de salud no es ajeno a la realidad económica imperante”, afirmó. Pedicino vaticinó que la falta de pediatras continuará profundizándose y enumeró los motivos. “Hay muchas causas. La primera, es la situación económica. A los chicos que se forman en una residencia le pagan de $ 90.000 a $ 100.000 y viven en el hospital. Ha cambiado la mirada de la juventud respecto al sacrificio y la vocación. No es una crítica. Hay una cultura de la inmediatez y para los nuevos médicos las necesidades económicas deben ser resueltas rápidamente. Nadie quiere sacrificarse con bajo rédito”, analizó.

No solo en el rédito radica la decisión. Directores de sanatorios privados consultados por este medio indicaron que la calidad de vida también está en juego a la hora de la decisión. El pediatra recibe llamadas las 24 horas, situación que no se da en otras profesiones, reconocieron.

Mirada universitaria. Laura Moreno, directora de la Carrera de Especialización en Pediatría de la UNC, admite que es un problema que se ve reflejado en los números. La cantidad de residentes en pediatría se redujo un 30% solo en el último año. Moreno asegura que se están tomando medidas profundas para revertir la situación y llama a tener políticas públicas que ayuden a torcer el panorama. Además, considera que la situación se profundiza debido a una mala distribución de los profesionales en esta área.

“La situación es más complicada en el interior. Allí se agrava el faltante de pediatras. Hay que buscar la manera de que sea atractivo ir a otras ciudades e instalarse allí. Es una preocupación real y lo vemos. Muchos estudiantes vienen a la ciudad, hacen su carrera aquí y luego no quieren volver a sus lugares de origen”, señaló.

“Además de esta mala distribución, notamos que los estudiantes elijen especialidades que pueden ser más rentables. En la actualidad están muy mal pagados los pediatras y también los médicos clínicos. Todo se relaciona con la crisis general, hay inflación, y los residentes están intentando mejorar su situación”, agregó.

Moreno explicó también que desde la Facultad de Ciencias Médicas y la Secretaría de Graduados se están tomando medidas para evitar “la fuga” de estudiantes hacia otras especialidades. Entre ellas, una de las más importantes fue reducir la duración de la residencia de cuatro a tres años.

“Decidimos acortar el período de formación. Los chicos no quieren estar tantos años formándose. Buscamos tener especialistas en menos tiempo. Hoy, en cinco años pueden tener la especialidad de pediatría y neonatología. Antes, esas mismas carreras tenían una duración de siete años”.

La profesional subrayó también que la situación de los residentes en Córdoba es diferente a la de otros lugares del país. “Nuestras carreras universitarias están acreditadas por Coneau –Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria–, por lo que el reglamento de la carrera contempla el descanso posguardia. Los chicos que están en nuestras carreras, no tienen la realidad que se vive en otros lugares”, señaló. Entre las especialidades creció mucho la cantidad de anestesistas, oftalmología y dermatología, entre otras profesiones, en principio más redituables.

“Tratamos de fomentar la vocación, de amar lo que hacemos. Creo que la realidad a veces los supera, sin embargo la sensación es que tenemos jóvenes con sensibilidad y empatía. La idea es que no se imponga por completo la lógica del mercado”, completó.

Pediatras CBA 3

 

“Los estudiantes buscan especialidades mejor remuneradas”

Rubén Corrales es subsecretario de Formación en Salud y Seguridad del Paciente del Ministerio de Salud de la Provincia. El funcionario coincidió en el hecho de que se ve una merma importante, “pero no solo en pediatría sino que además lo vemos en clínica médica y medicina familiar”.

“No lo veo como un problema de la residencia. Los estudiantes ahora tienen otros paradigmas, buscan alternativas que puedan ser mejor remuneradas. Las especialidades por las que optan son especialidades que tienen una mejor remuneración en la práctica cotidiana”, dijo Corrales.

“Son cuestiones a revisarse, sin dudas. Uno debe tratar de encontrar la forma de reestimular a los graduados para que pueda n opta r por estas especialidades básicas. Esto implica una discusión multisectorial en la que participen sociedades científicas, el Consejo de Médicos, el ministerio y los mismos residentes”, añadió.

El profesional graficó la manera en que los tiempos cambiaron: “Nosotros nos peleábamos por ser residentes y aceptábamos cuestiones que estaban naturalizadas en materia de formación y cantidad de horas de guardia, las cuales hoy han cambiado y tienen que ver con el proyecto de vida. Son generaciones distintas y uno debe adaptarse. El sistema necesita de estas especialidades. No todos pueden ser cardiólogos, dermatólogos o cirujanos plásticos. La mayor demanda de la sociedad está en especialidades más básicas”, completó.

En esta Nota