6th de March de 2021
CóRDOBA IGNACIO VÉLEZ FUNES
20-12-2020 00:38

“En el país, la Corte Suprema tiene la última palabra nos guste o no”

Con estilo provocador, el camarista sostuvo que “en el sistema republicano, el más importante es el Poder Judicial”. “A la vicepresidenta de la Nación no tengo nada que decirle”, señaló.

20-12-2020 00:38

En este 2020, Ignacio Vélez Funes cumple 19 años como juez de la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba y fue electo presidente del cuerpo para el período 2021.

El miércoles último recibió a PERFIL CÓRDOBA en su despacho del 10° piso de los tribunales federales. En un diálogo frontal abordó, entre otras cosas, la polémica que despertó la carta pública de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, en el primer aniversario del gobierno del Frente de Todos. Parte sustancial de esa misiva se refirió a la Corte Suprema de Justicia y a sus integrantes, y a lo que definió como ‘lawfare’ del Poder Judicial, neologismo inglés para designar a las guerras jurídicas que trascienden los tribunales para impactar en la política.

Al iniciar el diálogo con este medio, Vélez Funes destacó la labor de Liliana Navarro como presidenta de la Cámara durante este año, en el que debió gestionar el trabajo remoto de magistrados, funcionarios y empleados, mientras duró el aislamiento social por la pandemia de coronavirus. “Fue un año de mediana tranquilidad en el que se tomaron muchísimas decisiones; aunque en la función jurisdiccional no hemos rendido todo lo que podríamos haberlo hecho”, reflexionó.

Sobre la limitación al doble voto de la presidencia -impuesto a fines del año pasado- destacó que “indudablemente, en un cuerpo de seis miembros puede haber situaciones que hay que resolver y obliga al arte de lo posible, que es buscar los acuerdos”. Dijo que los lineamientos que se fijó para su gestión en 2021 son buscar los mayores consensos y jerarquizar la administración de justicia, “frente a la mala imagen que tenemos los jueces por parte de la sociedad”.

Reconoció que hay una sospecha de parcialidad “que generalmente es justificada porque no se conoce nuestra labor”. Y a partir de ahí surgieron fuertes definiciones de política judicial.

–En el sistema republicano, el poder más importante es el Poder Judicial. El legislador trabaja para proyectar. A pesar de ser un país hiper presidencialista, el judicial es el último que tiene la palabra para decir, en el control sobre la constitucionalidad, abuso de poder, incorrecciones con el fallo final a través de la Corte Suprema de Justicia.

—Me dejó servida la pregunta. ¿Qué le dice a la vicepresidenta Cristina Fernández sobre las fuertes críticas que le hizo a la Corte Suprema?

—No soy su consejero ni su amigo. No le tengo que decir nada. Pero todos tenemos que conservar la convicción de que en el país la última palabra la tiene la Corte Suprema, nos guste o no. De lo contrario, admitimos o criticamos las decisiones de la Corte y debilitamos las instituciones y hacemos poco creíble cualquier decisión del Poder Judicial.

—Su afirmación es controvertida. Es el único poder cuyos miembros no eligen los ciudadanos.

—Sí. Lo elige la ciudadanía de manera indirecta. Los representantes del pueblo nos eligen a nosotros. ¿Usted me imagina haciendo campaña en una tarima: “Vote a Vélez”? Horroroso. Estimularíamos la parcialidad.

—¿Existe el lawfare en Argentina?

-No. Existe el Poder Judicial. Los que dicen que existe es porque le temen al Poder Judicial.

-Parece una respuesta corporativa. Sin embargo, usted muchas veces ha sido crítico de sus colegas.

-Eso no es Lawfare. Es mal funcionamiento. Admito que tenemos déficit. Debe haber algunos malos jueces, malos funcionarios judiciales. Mire al doctor (Norberto) Oyarbide. Yo no me comparo. Sus preferencias sexuales me tienen sin cuidado, pero su conducta me preocupa mucho como juez.

—¿O sea que no hay juzgados preparados para recibir ciertas causas?

—Por su pregunta, usted cree que sí los hay. Lo único que yo puedo manejar son los tiempos para emitir una sentencia. Hay momentos que sería imprudente dictar un fallo frente a un contexto particular. Si tengo procesado un candidato a diputado nacional y me expido el día antes de la elección, el fallo puede ser dudoso. Si lo hago después da otra sensación. La gente tiene sensaciones porque no cree en el sistema. Nosotros también tenemos preferencias políticas, lo que no puede suceder es que se transfieran a las sentencias.

 

ELECCIONES 2021

El año próximo se celebrarán las elecciones legislativas nacionales. Córdoba renovará nueve de 18 escaños en la Cámara de Diputados de la Nación y tres en el Senado. A Ignacio Vélez Funes le tocará integrar la Junta Nacional Electoral del distrito Córdoba, junto a la presidenta del Tribunal Superior de Justicia, María Martha Cáceres de Bollati y el juez federal con competencia en la materia, Ricardo Bustos Fierro.

En esta Nota