3rd de March de 2021
CóRDOBA Nicolás Arduh
27-12-2020 00:32

En el nombre del padre

El desafío de dirigir a Atenas tras la muerte del "Turco" y el balance de la actuación del equipo en la Liga Nacional que lleva el nombre de su progenitor.

27-12-2020 00:32

El cordobés Nicolás Arduh es el entrenador más joven de la Liga Nacional de Básquetbol. A los 28 años le toca el desafío de conducir al equipo más ganador del certamen, la Asociación Deportiva Atenas, en dupla con Cristian Colli. Ambos formaban parte del cuerpo técnico que lideraba Osvaldo “el Turco” Arduh, quien murió de coronavirus el 2 de noviembre, dos días antes del debut en el clásico ante Instituto en Obras Sanitarias.

“Tener la chance de hacer una primera experiencia dirigiendo en la Liga es algo por lo que cualquiera hubiera estado contento, pero en nuestro caso se dio por un motivo especial. Fue una situación difícil, muy lejana al debut soñado”, sostiene Nicolás, quien fue DT principal de General Paz Juniors y también asistente de su padre en Instituto y San Isidro de San Francisco. 

Atenas acumula 19 partidos en el torneo que se disputa en “la burbuja” de Capital Federal y que en el caso del “Griego” tiene fecha de regreso para el 13 y el 14 de enero. Seis victorias y 13 derrotas es el saldo para el elenco de barrio General Bustos en la primera etapa de la temporada 2020/2021, cuyo ganador se adjudicará la Copa Osvaldo “Turco” Arduh. 

Así la analiza Nicolás: “La primera parte fue muy dura por el golpe que significó el tema de mi papá y porque habíamos tenido muchas dificultades en la pretemporada, con varios casos de Covid-19. También hay que considerar que es un equipo nuevo, ya que Leo Lema es el único que sigue”.

Y añade: “Cuando la competencia se interrumpió, volvimos una semana a Córdoba y pudimos trabajar muy bien. Eso se vio plasmado después en un equipo más competitivo, que ya no perdió por tantos puntos y además logró ganarles a rivales de más experiencia y jerarquía”.

Vamos los pibes

“Salió muy bien, así que estamos contentos”, afirma “Nico” Arduh sobre la apuesta que hizo Atenas al rearmar el equipo con valores provenientes de la Liga Argentina. “Más allá de lo que el club quería, el asunto fue medio obligado, ya que la mayoría de los jugadores importantes se fueron al exterior. Se buscó gente joven con proyección, que tuviera ganas y humildad y que viera esto como una oportunidad. Y hubo muchos que estuvieron muy por encima del nivel esperado”, puntualiza.


“La prioridad es estar lo más lejos del fondo de la tabla de posiciones para no sufrir como el año pasado, cuando tuvimos que definir la permanencia en un playout con Quilmes de Mar del Plata”, sostiene el DT. “Nuestra idea siempre fue trabajar en procura de un objetivo corto. No hay que olvidar que para muchos jugadores también es la primera Liga Nacional”, enfatiza. 

Más allá de esa postura cautelosa, el cuerpo técnico del “Griego” tiene esperanzas en que la llegada del pivote estadounidense Joseph Nzeakor, prevista para los próximos días, permita potenciar al equipo. “Si el nuevo refuerzo nos da una mano y el resto se acomoda a él, podemos ir por un objetivo más grande, como clasificar a los playoffs”, se ilusiona.

Y habla sobre la incidencia que los vaivenes de la economía tienen en la calidad del torneo nacional: “El tema de los jugadores extranjeros viene más difícil que otros años por el dólar, pero no creo que la Liga esté devaluada. Creo que sigue siendo muy competitiva y que esta realidad representa una gran chance para que los jóvenes puedan mostrarse”.

 

Arduh (h) y ArduhEL LEGADO. “Nico” junto a su padre Osvaldo “el Turco” Arduh, a quien sucedió en la conducción técnica del “Griego”. 

 

“A veces pienso que mi viejo me puede retar”

Para Nicolás Arduh, el receso de la Liga Nacional de Básquetbol 2020/2021 coincidirá con una celebración de fin de año “especial”, según él mismo admite. “Será la primera vez que no voy a estar con mi padre, y eso es algo muy fuerte”, enfatiza el DT de Atenas, quien en los últimos meses también perdió a su abuela paterna. 

-¿En qué momentos sentís más la presencia de tu padre?

-En todo momento. Cuando mi papá falleció mucha gente me mandaba mensajes diciendo que él siempre iba a estar. Yo no respondía, porque pensaba que ninguna palabra sería capaz de sanar el dolor, pero con el tiempo me fui dando cuenta de que aquello era cierto. A mi viejo no lo puedo ver pero siento que está y que me manda mensajes todo el tiempo. Me pasa que por ahí hago cosas y pienso que me puede llegar a retar. 

-¿Reconocés cosas del “Turco” en tu nuevo rol de DT?

-Trato de seguir sus consejos y de inculcar lo que él me enseñó en el básquetbol y en la vida. Antes le discutía cuestiones del juego todo el tiempo, de puro cabeza dura o para llevarle la contra, y trataba de hacerle entender mi forma de pensar. Eso cambió completamente. Ahora lo primero que pienso es cómo lo hubiera hecho él, porque seguro es lo que está bien. Hoy mi objetivo es ser la persona y el entrenador que él quería que yo sea.

 

En esta Nota