domingo 25 de septiembre de 2022
CóRDOBA CÓRDOBA EN OFF

“Están operando la división” del PRO

23-01-2022 00:49

Distintos trascendidos se dieron a conocer en los últimos días respecto a la posible alianza entre un sector del PRO y Hacemos por Córdoba, a la luz de la aprobación del juego online en la Provincia. El polémico proyecto embanderado por Orlando Arduh y cuatro legisladores amarillos -Darío Capitani, Alberto Ambrosio, Silvia Paleo y Raúl Recalde- derivó en rumores sobre un acuerdo para que dirigentes del ala que responde a Mauricio Macri impongan al candidato a vicegobernador de HxC.

“Están operando la división, es un pase de factura por los dichos de Darío (Capitani) en la Legislatura. Son puras operetas”, sostuvo una dirigente del PRO. Es que, en la última sesión del año pasado, el legislador amenazó con denunciar penalmente a Luis Juez y lo trató de “mamarracho político”, tras sus duras declaraciones contra quienes impulsaron la iniciativa.

“Ustedes”
A veces, Twitter es el escenario de momentos insólitos de la política cordobesa. El pasado miércoles, el concejal Juan Negri publicó críticas al transporte urbano de la ciudad, comentando que la Municipalidad no controla el cumplimiento de los pliegos por parte de las empresas. El edil suele interactuar con quienes le comentan los tuits y, esta vez, polemizó con Ignacio de León, quien actualmente se desempeña en el área de Modernización de Tamse.

“Ustedes licitaron dando el 75% del sistema a una sola empresa”, comentó el funcionario. Lo irónico es que De León, a pesar de su “ustedes”, también formó parte de la segunda intendencia de Ramón Mestre. El ahora crítico de los dichos de Negri estuvo en la Secretaría de Modernización e ingresó a la empresa municipal sobre el final de la gestión mestrista. Cuando Marcelo Rodio asumió la dirección de Tamse, muchos fueron despedidos y otros se quedaron. Otro caso es el de Florencia Malone Mestre, sobrina del ex intendente y ahora, también, funcionaria de Martín Llaryora.

Aníbal Fernández: “El ‘Tano’ Sappia, un radical rojo y blanco”
El tema de la ‘Gestapo sindical’ del ministro de Trabajo bonaerense durante la gestión de María Eugenia Vidal, Marcelo Villegas, ha ocupado y ocupa mucho espacio en los medios de comunicación. Días atrás estuvo el ministro de Seguridad de la Nación Aníbal Fernández en un canal porteño de TV. Cuando le preguntaron sobre esa cuestión, además de criticarla y cuestionar a la exgobernadora, recordó su paso por la cartera laboral de Buenos Aires. Dijo que, en ese momento, el secretario de Trabajo de la Nación (segundo en el ministerio) era un radical cordobés y lo nombró: “El ‘Gringo’ Sappia” (el ‘Tano’ para los cordobeses).

Palabra más, palabras menos, dijo Fernández: “Es una eminencia, debe ser una de las personas que más sabe de derecho laboral en el país y durante su gestión tuvimos algunos conflictos con distintos gremios. Si bien cada uno debía actuar en su jurisdicción, la interacción era una necesidad y con el ‘Gringo’ nos entendimos a la perfección. Y pertenecíamos a distintos partidos, lo cual no significó estar en distintas veredas, sino que trabajamos mancomunadamente”.

Cerró con un ‘tiro por elevación’: “El ‘Gringo’ es presidente de la Convención Nacional de la UCR, pero sigue siendo rojo y blanco, no amarillo”.

“Mucha crítica pero al final, nos siguen…”
Sin ánimo de festejos, porque la situación no lo amerita, en El Panal más de uno esbozó una sonrisa cuando el miércoles por la tarde la ministra de Salud de la Nación anunció que los contactos estrechos vacunados no necesitan aislarse y deben asistir a sus trabajos (para quienes no presenten síntomas y tengan el esquema de vacunación completo), medida que el gobierno de Córdoba había anunciado el viernes pasado e implementado desde el lunes de esta semana.

“Cuando pueden, desde Nación nos critican, pero hasta ahora vienen implementando las mismas medidas sanitarias que nosotros, como los autotest y la vacunación en farmacias, aunque una o dos semanas después”, dijeron. En la Provincia, aunque nadie lo hizo público, hubo un profundo malestar con algunas críticas hacia la Provincia por la situación epidemiológica, aunque el punto máximo fue cuando desde Buenos Aires se habló de “la terrible explosión de casos Ómicron en Córdoba porque no se cuidó el ingreso de gente que llegaba desde el exterior”.

El misterio del aforo
Recién el martes al mediodía se conocerán precisiones sobre el “combo deportivo” con el que la provincia le dará continuidad a la grilla de espectáculos masivos del verano: el Córdoba Open, Argentina-Colombia y un eventual clásico Talleres-Belgrano. La proximidad de los eventos será la principal cuestión a debatir en la cumbre de la semana próxima, así como la cuestión sanitaria y los operativos de seguridad. También tendría respuesta “la pregunta del millón”: ¿cuántas personas podrán presenciar en el Kempes el partido de eliminatorias?

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) ya avisó que no podrá habilitarse el aforo completo de 57.500 ubicaciones debido a una sanción contra la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), pero todavía nadie -salvo los siempre bien informados vendedores de tickets- sabe a ciencia cierta cuál será el número final de personas al que le darán el okey. “Para el partido con Brasil dijeron lo mismo y después no pasó nada; había gente hasta adentro de la cancha”, apuntó un avezado observador de los asuntos de la política, el deporte y los negocios, recordando el juego de noviembre pasado en San Juan. 

Se abrió la grieta en la “T”
Fue bueno mientras duró. Y si no, lo disimularon muy bien. El futbolista Juan Cruz Komar y el dirigente Andrés Fassi convivieron casi cinco años en Talleres a pesar de caminar por veredas bien opuestas en cuanto a ideas políticas. Al fin y al cabo, las leyes del mercado futbolero de estos tiempos -comprar barato, potenciar “el producto” y vender al mejor postor- parecen traspasar cualquier ideología y este vínculo no fue la excepción.

Con el paso de los años, Komar se convirtió en referente y capitán del plantel albiazul y en objeto de deseo de varios equipos del exterior. Pero la oferta de afuera no llegó en este mercado de pases y, cuando parecía que el zaguero seguiría una temporada más, apareció como tercero en discordia Rosario Central, club del que es confeso simpatizante.

“Queremos al jugador pero la propuesta de Fassi es al menos desubicada”, dijo Ricardo Carloni, vice 1° del ‘Canalla’. Decidido a emigrar de barrio jardín, Komar se declaró en rebeldía y la cuerda se tensó. “Se marcharon un DT, un preparador físico, un analista de videos y un jugador titular, y hay varios ‘Komar’ más, ¿Por qué la gente quiere irse de acá, inclusive a lugares donde pagan menos y juegan por objetivos deportivos más austeros? ¿No les llama la atención?”, comentó un allegado al mundillo albiazul.

 

 

En esta Nota