lunes 23 de mayo de 2022
CóRDOBA DIANA MONDINO
15-05-2022 00:57

"Evitamos hablar de lo que hay que hacer y elegimos creer en la magia de la dolarización"

La ejecutiva y economista cordobesa se corre del debate sobre dolarizar y remarca que de la situación actual sólo se sale con desregulación para incentivar la inversión.

15-05-2022 00:57

“El punto es que Argentina no tiene ningún camino fácil porque tenemos este enorme déficit fiscal. Argentina gasta mucho y mal. Y cuando se habla de dolarización muchos lo plantean al estilo ´tenés gangrena, te corto la pierna pero vas a vivir´. Lo increíble es que no estamos dispuestos a hacer todo lo que tenemos que hacer para que no sea necesario llegar a una decisión tan drástica como una dolarización. Que es irreversible”.

La definición de la economista y empresaria Diana Mondino se dio en el pre Congreso del IAEF que tuvo lugar en el Holiday Inn Córdoba. Mondino participó en un panel sobre la factibilidad de una dolarización, junto a los economistas Alfredo Romano y Rodrigo Benítez. Pero la ejecutiva prefirió correrse del debate sobre lo positivo o negativo de dolarizar para proponer pensar qué debe y que puede hacer el país antes de una decisión de la que no es fácil el retorno.  

En esa línea remarcó: “En Argentina no solo tenemos déficit fiscal, sino un esquema impositivo que se basa en gravar activos, con lo cual el incentivo a la inversión es prácticamente nulo. Si no modificamos de raíz todas estas cosas no hay dolarización que sirva”.

“Por otro lado, la dolarización ya está ocurriendo, la mayoría de la gente que está tomando contratos piensa en dólares o en algo que no son pesos. Lo que nos demuestra el debate de la dolarización es lo enferma que está la economía y que no queremos hablar de lo que hay que hacer, buscamos la magia de la dolarización”.

-Da la impresión de que si hacemos todo lo que requiere una dolarización, ya no será necesaria concretarla.
-El problema es que si haces todo lo que hace falta para la dolarización y además haces la dolarización ya es irreversible. El tema es que en Argentina nadie nos cree. Si alguien nos creyera no te haría falta ni la dolarización ni hacer todas las cosas que decimos que hay que hacer. Fuiste infiel con tu mujer 5 veces, le vas a tener que llevar más que un ramo de flores.

-El gobierno dice que la economía está repuntando, ¿es una recuperación sostenible?
-Los sectores van creciendo en forma diferente, eso va pasando siempre. Pero en algunos casos el crecimiento está siendo solo de reactivación porque la gente se saca de encima los pesos. Lo que no se ve es que se esté cumpliendo con tener capacidad instalada a tope. La inversión viene cuando ya agotaste tu capacidad de producción actual y todavía ningún sector está en capacidad plena.

-¿Qué tanto le preocupa la batalla entre el presidente y la vice?
-Me da la sensación de que no saben cómo lograr lo que quieren. Antes de las PASO se había anunciado una cosa, ganaron las elecciones, se decretaron emergencias y no hubo ni una norma ni nada para cambiar algo. Si vos crees que estamos en emergencia laboral no alcanza solo con prohibir los despidos. Si vos creías que había que hacer grandes cambios y haces sólo eso no tenías una idea de qué hacer. Creo que no hay un diagnóstico correcto.

-Guzmán dijo que están trabajando con un programa sustentable, ¿lo ve?
-Es probable que a lo mejor lo tengan, pero no lo contaron. Mantienen el suspenso, es una película de Hitchcock.

-¿Firma el 60% de inflación para este año?
-Al ritmo que vamos sí. Sería deseable que en vez de 60% fuera como la del año pasado. Aunque se redujera la emisión, que es un compromiso con el Fondo y algo de sentido común, el problema lo mismo lo vas a tener cuando tengas que arreglar precios relativos, tarifas y sueldos que son espantosamente bajos. Todo eso son aumentos de costos que las empresas o los trasladan o quiebran.

-¿Por dónde se empieza a desmontar el déficit sin un estallido social?
-Desregulando, desregulando, desregulando.

-Se quema el país…
-¿Por qué?

-Hay 6 millones de trabajadores privados registrados el resto… 
-Es una chicana esto de decir que no podes echar gente. Por empezar los podes hacer trabajar, sería un detalle que no vendría mal. La gente que viene a vivir a una villa es porque en su lugar de origen estaba peor. ¿Por qué no podemos generar condiciones de trabajo mínimamente aceptables en su lugar de origen? No es que se incendia el país, hoy se está incendiando el país con estos piquetes terribles, con gente pidiendo que les des más. ¿Más qué? ¿De dónde sale? Si a la gente que hoy reclama se le da cinco veces más dinero que al Fondo, ¿que lo hace? ¿Va a comprar herramientas? ¿Y si compran todos lo mismo? Se necesita una organización similar a lo que teníamos hace 15, 20, 40 años. La gente no puede ni quiere seguir como está. Cuando alguien toma un terreno no quiere estar en una carpita con una lona.

Volviendo al punto del déficit Mondino insiste en que las palabras clave son desregular y flexibilizar: “Hoy la Argentina tiene tres problemas centrales que no resuelve: elevado gasto público, un fenomenal problema de precios relativos y falta de productividad y la financiación del Central, el déficit cuasi fiscal que tenemos con las Leliqs. Una dolarización te ayuda o te empioja la cancha.  Y sin una economía flexibilizada es imposible. Hay que empezar a flexibilizar la economía; apertura de la economía, modificaciones de las rigideces de los convenios laborales, modificaciones de todas las regulaciones que tenemos. ¿La respuesta? Hay que flexibilizar”.

“El punto es que Argentina no tiene ningún camino fácil porque tenemos este enorme déficit fiscal. Argentina gasta mucho y mal. Y cuando se habla de dolarización muchos lo plantean al estilo ´tenés gangrena, te corto la pierna pero vas a vivir´. Lo increíble es que no estamos dispuestos a hacer todo lo que tenemos que hacer para que no sea necesario llegar a una decisión tan drástica como una dolarización. Que es irreversible”.

La definición de la economista y empresaria Diana Mondino se dio en el pre Congreso del IAEF que tuvo lugar en el Holiday Inn Córdoba. Mondino participó en un panel sobre la factibilidad de una dolarización, junto a los economistas Alfredo Romano y Rodrigo Benítez. Pero la ejecutiva prefirió correrse del debate sobre lo positivo o negativo de dolarizar para proponer pensar qué debe y que puede hacer el país antes de una decisión de la que no es fácil el retorno.  

En esa línea remarcó: “En Argentina no solo tenemos déficit fiscal, sino un esquema impositivo que se basa en gravar activos, con lo cual el incentivo a la inversión es prácticamente nulo. Si no modificamos de raíz todas estas cosas no hay dolarización que sirva”.

“Por otro lado, la dolarización ya está ocurriendo, la mayoría de la gente que está tomando contratos piensa en dólares o en algo que no son pesos. Lo que nos demuestra el debate de la dolarización es lo enferma que está la economía y que no queremos hablar de lo que hay que hacer, buscamos la magia de la dolarización”.

-Da la impresión de que si hacemos todo lo que requiere una dolarización, ya no será necesaria concretarla.
-El problema es que si haces todo lo que hace falta para la dolarización y además haces la dolarización ya es irreversible. El tema es que en Argentina nadie nos cree. Si alguien nos creyera no te haría falta ni la dolarización ni hacer todas las cosas que decimos que hay que hacer. Fuiste infiel con tu mujer 5 veces, le vas a tener que llevar más que un ramo de flores.

-El gobierno dice que la economía está repuntando, ¿es una recuperación sostenible?
-Los sectores van creciendo en forma diferente, eso va pasando siempre. Pero en algunos casos el crecimiento está siendo solo de reactivación porque la gente se saca de encima los pesos. Lo que no se ve es que se esté cumpliendo con tener capacidad instalada a tope. La inversión viene cuando ya agotaste tu capacidad de producción actual y todavía ningún sector está en capacidad plena.

-¿Qué tanto le preocupa la batalla entre el presidente y la vice?
-Me da la sensación de que no saben cómo lograr lo que quieren. Antes de las PASO se había anunciado una cosa, ganaron las elecciones, se decretaron emergencias y no hubo ni una norma ni nada para cambiar algo. Si vos crees que estamos en emergencia laboral no alcanza solo con prohibir los despidos. Si vos creías que había que hacer grandes cambios y haces sólo eso no tenías una idea de qué hacer. Creo que no hay un diagnóstico correcto.

-Guzmán dijo que están trabajando con un programa sustentable, ¿lo ve?
-Es probable que a lo mejor lo tengan, pero no lo contaron. Mantienen el suspenso, es una película de Hitchcock.

-¿Firma el 60% de inflación para este año?
-Al ritmo que vamos sí. Sería deseable que en vez de 60% fuera como la del año pasado. Aunque se redujera la emisión, que es un compromiso con el Fondo y algo de sentido común, el problema lo mismo lo vas a tener cuando tengas que arreglar precios relativos, tarifas y sueldos que son espantosamente bajos. Todo eso son aumentos de costos que las empresas o los trasladan o quiebran.

-¿Por dónde se empieza a desmontar el déficit sin un estallido social?
-Desregulando, desregulando, desregulando.

-Se quema el país…
-¿Por qué?

-Hay 6 millones de trabajadores privados registrados el resto… 
-Es una chicana esto de decir que no podes echar gente. Por empezar los podes hacer trabajar, sería un detalle que no vendría mal. La gente que viene a vivir a una villa es porque en su lugar de origen estaba peor. ¿Por qué no podemos generar condiciones de trabajo mínimamente aceptables en su lugar de origen? No es que se incendia el país, hoy se está incendiando el país con estos piquetes terribles, con gente pidiendo que les des más. ¿Más qué? ¿De dónde sale? Si a la gente que hoy reclama se le da cinco veces más dinero que al Fondo, ¿que lo hace? ¿Va a comprar herramientas? ¿Y si compran todos lo mismo? Se necesita una organización similar a lo que teníamos hace 15, 20, 40 años. La gente no puede ni quiere seguir como está. Cuando alguien toma un terreno no quiere estar en una carpita con una lona.

Volviendo al punto del déficit Mondino insiste en que las palabras clave son desregular y flexibilizar: “Hoy la Argentina tiene tres problemas centrales que no resuelve: elevado gasto público, un fenomenal problema de precios relativos y falta de productividad y la financiación del Central, el déficit cuasi fiscal que tenemos con las Leliqs. Una dolarización te ayuda o te empioja la cancha.  Y sin una economía flexibilizada es imposible. Hay que empezar a flexibilizar la economía; apertura de la economía, modificaciones de las rigideces de los convenios laborales, modificaciones de todas las regulaciones que tenemos. ¿La respuesta? Hay que flexibilizar”.

En esta Nota