martes 04 de agosto de 2020 | Suscribite
CóRDOBA / MARTÍN ÁLVAREZ MORALES
domingo 26 julio, 2020

"Hay cines independientes que ya han cerrado sus puertas"

Sin fecha concreta de regreso a la actividad, los cines trabajan en planes de reapertura. Protocolos pensados para salas al 50% de aforo, espacios que no abrirán y otros que evalúan su cierre definitivo.

BUTACAS VACÍAS. Desde el COE descartaron por el momento la apertura de cines y autocines en la provincia de Córdoba. Foto: Cedoc Perfil

El del entretenimiento es un rubro que sintió mucho el cese de actividades debido a la pandemia. Y dentro de él, el llamado séptimo arte se vio ciertamente afectado. 

Pensando en empezar a trabajar en protocolos para la reapertura de salas, la Cámara Argentina de Exhibidores Multipantalla (Caem) desarrolla un plan para el regreso de la pantalla grande.

En diálogo con PERFIL CÓRDOBA, Martín Álvarez Morales advirtió sobre la crisis que vive el sector tras 135 días de inactividad. Además, el presidente de la Cámara que nuclea salas de la cadena Showcase, Cinemacenter y Cinemark-Hoyts entre otras, remarcó que están estudiando la rentabilidad de trabajar al 50% de la capacidad y se mostró preocupado por el cierre de algunas salas independientes.

La entrevista con Álvarez Morales se produjo horas antes que el COE descartara la posibilidad de abrir cines y autocines en el ámbito de la provincia de Córdoba. “No estamos considerando flexibilizaciones por el momento”, sostuvieron.

—¿Cómo está la industria después de más de 100 días sin actividad? 
—Muy golpeada. Desde el 20 de marzo estamos sin facturación. Hay cines que ya han cerrado sus puertas. Y está complicado porque no tenemos fechas de apertura.

—¿Estimaron la cantidad de salas que cerraron o que estén evaluando cerrar?
— No, no hay números. Pero sí te puedo decir que todas las empresas están con una complicación muy grande de caja porque esto nos agarró con muchos empleados, producto de estrenos muy importantes que se iban a dar. Así que estamos tratando de sostenernos con la ayuda del Estado a través del ATP, que se van reduciendo mes a mes. Estamos buscando, así como está sucediendo con sectores como el del turismo por ejemplo, poder contar con la ayuda del Estado hasta noviembre o diciembre, que es un poco lo que se comenta que el turismo estaría recibiendo.

—Además del ATP, ¿tienen algún otro tipo de beneficios?
—Yo no me animo a hablarlo mucho porque no tengo la certeza, pero sé que han habido algunas disposiciones en torno a la energía eléctrica por ejemplo, que no se puede cortar. Sé que algunas ciudades, como Capital Federal han condonado impuestos como el ABL durante algunos meses. Pero no tengo un conocimiento acabado de todas las provincias.

—¿Cuáles son los puntos más salientes del protocolo que están trabajando?
—Lo más importante es aclarar qué pasa en un cine porque tiene dos momentos muy diferenciados: uno es cuando estás en el hall yendo hacia la sala (o en el baño), ese protocolo es común a todos. Pero desde el momento que una persona entra a la sala hay un cambio radical, el espectador se sienta en la butaca y no habla, mira hacia la pantalla. Escucha y ve, pero no habla. Entonces no es lo mismo lo que pasa en lugares como bares o clubes. Por eso estamos proponiendo diferentes sistemas, dependiendo de la cadena.
Algunas empresas están proponiendo que la venta de entradas sean iguales a un tablero de ajedrez, donde solo se vendan los casilleros en los que van las piezas blancas.
Hay otros que proponen vender de a pares, dejando las butacas vacías alrededor. En Europa hacen aforos del 50%, nosotros estamos buscando algo similar acá. También planteamos burbujas sociales; cada una de ellas estará rodeada de butacas vacías. Además, queremos fomentar la venta online y estamos en tratativas con el Instituto de Cine para sumar e-tickets y evitar el ticket físico.

—¿En qué etapa está el protocolo?
—Tuvimos algunas conversaciones y estamos trabajando. Además, estamos evaluando la viabilidad de abrir los cines con estos esquemas. Si es antieconómico, van a continuar cerrados. La primera pata del asunto tiene que ver con cuál es el aforo. La segunda, son los estrenos de las películas. Imaginate una empresa que tenga una película importante para estrenar: si se pueden abrir los cines pero solamente se puede vender el 10% de las butacas, no la van a estrenar, porque no tienen retorno sobre la inversión de la película. Entonces, si el protocolo es extremadamente restrictivo, los estrenos no van a aparecer.

—¿Hay muchos estrenos que quedaron pendientes?
Sí. Hay algunos que pasaron para el año que viene, como 007 o Minions; Mujer Maravilla también está en espera. Estrenos hay, el tema es que tienen que estar dadas las condiciones para que esos estrenos vayan al cine. 

—¿Habrá un impacto en el costo de los tickets?
—En este caso puntual, te puedo responder solamente como Hoyts y no por las demás cadenas porque no manejo sus precios. En nuestro caso puntual, léase Patio Olmos y Nuevocentro, los precios no se van a incrementar por esta situación. Obviamente sí hay una relación con la inflación, pero la intención de Hoyts y de Cinemark es la de ser un programa accesible.

—Si bien no hay fecha cierta de apertura, ¿podemos esperar novedades para agosto o septiembre?
—Agosto lo veo muy complicado, es muy difícil que sea posible, pero de ahí en adelante es todo futurología porque dependerá de la evolución de la pandemia.


El Gran Rex piensa en el cierre de sus salas

Gran Rex


El 7 de mayo presentaron el primer borrador de protocolo al COE. En junio pasado, elevaron una ampliación de ese borrador y hace 20 días entregaron otro con nuevas modificaciones. Nunca tuvieron respuesta.

“Desde mayo que estamos esperando pero no logramos que nos contesten. Nuestra situación es desesperante. Tenemos 29 empleados a quienes hemos estado pagando sueldos con la ATP y haciéndonos cargo del porcentaje restante, pero en junio no pudimos cumplir ni con eso ni con el aguinaldo”, se lamenta Rosario de Porras, titular del Cine Gran Rex.

Con intimaciones de Rentas e impuestos que no dejan de llegar, el histórico complejo evalúa su cierre definitivo debido a la imposibilidad de afrontar la situación, mientras espera una respuesta por parte del Centro de Operaciones de Emergencia.

El protocolo presentado consta de 16 páginas, entre las que destacan medidas como:
- Burbujas sociales de cuatro personas, como máximo.
- Distancia de dos metros entre burbujas, al igual que las colas en los ingresos.
- Cronograma de funciones que eviten la congestión de público al ingreso y egreso.
- Lapsos de 66 minutos para limpieza y desinfección entre funciones.
- Funciones de lunes a jueves y domingos de 10 a 22. Viernes, sábados y vísperas de feriados, de 10 a 24.


La cadena Hoyts evalúa propuestas de autocines

Martin Alvarez Morales


“Nuestra especialidad es la del cine como cine, pero nos están haciendo propuestas que estamos evaluando con mucha cautela”, confirma Martín Álvarez Morales.

En efecto, el gerente de Cinemark Hoyts sostuvo que si bien los autocines están muy en boga hoy en día, son negocios muy particulares que en general no tienen estrenos “y nuestro negocio son los estrenos. Pero sí, hay alguna posibilidad que suceda, aunque no es una estrategia de negocio de la compañía”. De todas formas, en la jornada del viernes el COE descartó nuevas flexibilizaciones, entre las que incluyó la apertura de autocines.

El directivo detalla que le están llegando ofertas de diferentes lugares pero no es tan sencillo llevarlo a la práctica (sin contar el tema de la rentabilidad). “Necesitás una pantalla de 16 metros de ancho por 8 de alto para unos 140 autos, cuando las salas tienen 250 butacas. De todos modos, puede que hagamos algo como una cuestión de experiencia pero no es lo que estamos buscando”.

 

Autoshow aún espera aprobación de protocolos 
 

Darío Pedreira y Luciano Colman son los socios del proyecto que busca reactivar el sector del entretenimiento a través de grandes pantallas instaladas en predios como Cruz y los salones Tres Aguas (Saldán) y Mout (Juárez Celman).

“Hace más de dos meses que armamos el protocolo, pero ningún municipio puede aprobar nada hasta que el COE nos autorice; es una lástima porque esto reactivaría todo el rubro, desde salones hasta bandas, obras de teatro y cine; hay una incoherencia total en las habilitaciones”, dispara Colman.

Con lugares estratégicos definidos (Cruz cuenta con baños habilitados para más de 2.000 personas y cocinas equipadas), Autoshow contempla desde la exhibición de películas hasta la actuación de bandas utilizando pantallas que la gente puede ver desde la comodidad de sus autos. En términos de seguridad sanitaria, “cada auto estará a tres metros de distancia, las compras se realizan online y a través de códigos QR, hacemos delivery de comida que se adquiere a través de una aplicación en el celular y el audio se emite a través de la radio. Todo muy simple y muy seguro”, detalla Colman, a la vez que advierte cierta demonización en el entretenimiento.

El empresario sostiene que no hay un criterio en cuanto a la aprobación de protocolos. “Abrieron bares y restaurantes y prohibieron que toquen los Dj`s. Una locura si pensamos que está solo en una cabina mientras los comensales están todos juntos en una mesa”, finaliza.

 


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5077

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.