jueves 06 de octubre de 2022
CóRDOBA FÚTBOL FEMENINO

Libres detrás de una pelota

Los jueves son especiales en la Unidad Penitenciaria N° 6 de Río Cuarto. Juegan al fútbol y ya formaron su propio equipo. Surge del proyecto Posición adelantada.

15-12-2019 00:34

Sentirse libre al menos una vez a la semana gracias a ella, la pelota de fútbol. Olvidarse por un momento de todo y correr junto a ese juguete maravilloso. La oportunidad de volver a jugar. Los jueves, benditos jueves para ellas, que alguna vez sintieron que la cárcel les robó sentimientos. Pero no, esos jueves les permite volver a ser felices. “Es de valientes sonreír cuando el corazón llora”, reza una añeja y popular frase, que una de las internas de la Unidad Penitenciaria N° 6 de Río Cuarto le escribió en una carta a las chicas que forman parte del proyecto ‘Posición adelantada’ agradeciéndoles la posibilidad de sentir que los jueves tiene la libertad de jugar.
En esa cárcel hay aproximadamente unas 700 personas alojadas, de las cuales 48 son mujeres. Y hasta hace un tiempo el patio grande era exclusividad de los hombres.

Una pregunta que inició todo. Esta iniciativa tiene su génesis en una idea de Victoria Las Heras, futbolista de la Universidad Nacional de Río Cuarto, y que contó con el aval de sus compañeras del plantel. Ella trabaja en la Agencia Córdoba Cultura y para el día de la mujer proyectaron la película ‘Gilda’ en la cárcel. “Al término de la película le pregunté a una de las chicas si hacían actividad física, y una de ellas me dijo que solían salir al patio chico nada más, pero que el patio grande era de los hombres. A mí me quedó eso. Les conté que yo jugaba al fútbol y que con mis compañeras podríamos presentar un proyecto. Empezamos con una serie de reuniones, les preguntamos si querían participar. Al comienzo presentamos un video y sólo fueron dos o tres. Pero después comenzó a correrse la bola. Un día una chica entró gritando gol. Y de ahí en más no paró”, relata la creadora de este proyecto que debió pasar por muchos filtros, pero que logró que contara con el apoyo de Delegación del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia de Córdoba, la casa de altos estudios del “Imperio del sur” y la Agencia Córdoba Cultura. 

Las puertas se abrieron. Pero hubo que trabajar para que existiera esa apertura. Y así nació “Posición adelantada”.
El nombre de esta iniciativa tiene que ver con “una postura que tomamos al apostar por adelantarnos, por dar un paso más en nuestra intención de llevar el fútbol femenino a un penal y salirnos del juego, de los prejuicios, y llegar a través del deporte a espacios no convencionales”, explicaron las futbolistas universitarias cuando presentaron el proyecto ante las entidades gubernamentales.
“Hemos creado una comunión que traspasa el jugar al fútbol”, explica Las Heras.

El fútbol como excusa. El fútbol como agente liberador. El deporte como una actividad de inclusión.

Pero no sólo eso, ya que para las internas tuvo muchos simbolismos. Muchas de ellas no siempre reciben visitas; y, entonces, el fútbol de los jueves con las chicas del proyecto se transformó en esa única visita. La pelota rompiendo barreras, rompiendo estereotipos... Jugar al fútbol.

libres


“Libres por el fútbol”, es el nombre que le pusieron las internas a su propio equipo. Hace tres semanas participaron de un triangular.


libresxfutbol1

El patio como símbolo

A la primera reunión del proyecto “Posición adelantada” sólo fueron dos internas, el primer partido fue en abril de este año, y actualmente hay un promedio de 18 chicas que salen al patio a jugar. Cuando el tiempo está lindo son muchas más.

El fútbol representa una oportunidad para las chicas de la Unidad Penitenciaria nº 6 de Río Cuarto. En el fútbol encontraron la libertad del juego. El fútbol igualando a todas en un abrazo de gol.

La idea más allá de jugar a la pelota es también que se produzcan charlas y talleres formativos y técnicos sobre la mujer y el fútbol. Además de proyección de películas, documentales o videos formativos. Pero es tanta la necesidad de salir al patio, aún en día de lluvia o frío, que todas las actividades son al aire libre. Muy icónico.

“Una vez les estábamos pasando un video y en las imágenes se vio el estadio de Boca, y una de las chicas dijo qué lindo. Una compañera preguntó ‘¿Qué lindo es el fútbol?’. No, respondió, qué lindo es el pasto”, narró Victoria Las Heras.

Aunque ojo, un día que el clima no las dejaba jugar en el patio, organizaron un “dígalo con mímica”. Las risas inundaban el salón. Risas. Juegos. Jueves de libertad, al menos por un rato.

jugar en la cárcel

En esta Nota