jueves 21 de octubre de 2021
CóRDOBA CAMBIOS EN EL GABINETE
19-09-2021 00:57
19-09-2021 00:57

Malestar, dudas y pocas expectativas en el empresariado por los nuevos ministros

Referentes del sector productivo creen que la radicalización K del gabinete restará poder al presidente y alertan por la única carta de cara a noviembre: fuerte emisión y suba de subsidios.

19-09-2021 00:57

Un fortalecimiento del presidente aceptando las renuncias del bloque K y poniendo gente propia; una claudicación en que el presidente saca a los ministros cuestionados –Cafiero, Guzmán, Kulfas- e ingresan figuras kirchneristas; o un golpe al tablero en el que el presidente, agobiado por las presiones, analizaba su propia salida. Esos eran, con matices, los tres principales escenarios que se desplegaron luego de que el miércoles por la tarde se conociera la decisión de 10 funcionarios kirchneristas de poner su renuncia a disposición, en una estrategia de pinzas para forzar a la administración albertista a generar un fuerte cambio de rumbo.
De los 3 escenarios, por ahora, quedó en pie el segundo: una radicalización hacia el núcleo duro de la coalición, que se plasmó con la salida de ministros albertistas –Cafiero, Frederic, Basterra y Trotta- y el ingreso a la Casa Rosada de exfuncionarios de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. El mayor triunfo para el kirchnerismo son las salidas de Cafiero, el vocero Biondi y de Frederic. En contrapartida, el presidente podría anotarse como un resultado aceptable de la violenta pulseada el haber conservado en sus puestos al ministro de Economía Martín Guzmán y al de Productividad Matías Kulfas. Paradójicamente, los representantes de la tan cuestionada política económica que les habrían costado cientos de miles de votos en el Conurbano bonaerense.

A mediados de la semana y aún sin confirmarse los cambios del viernes por la noche el empresariado local se mantenía expectante tras la jugada de las “cuasi renuncias k”. 

“Nos llamaron para que difundamos un apoyo hacia Alberto. Un apoyo desde lo institucional. El tema es que después se confunde lo institucional con la persona y todo se mezcla. Y sigue siendo una persona que no muestra el rumbo ni las cartas. A lo mejor salimos a dar un apoyo y se va para otro lado y quedamos pegados”, comentó un líder empresario en un almuerzo con colegas el jueves. Otro referente de la city cordobesa creía, por el contrario, que era el momento de dar un apoyo contundente al presidente: “hay que demostrarle que no está solo, que lo acompañamos, que se saque a los kirchneristas de encima, sino no se van más”. La invitación a un pronunciamiento de cámaras cordobesas en favor del presidente llegó desde otras provincias. Pero finalmente no prosperó. Y quedaron a la espera de la evolución de los acontecimientos.

Con las nuevas cartas sobre la mesa, sobrevuela otra certeza entre los empresarios: los nombres que ingresaron al gabinete no tienen capital político de peso para torcer la dura derrota del 12S, pero servirán para cercar aún más al presidente y que se tome la decisión política de agilizar y aumentar el volumen de la asistencia hacia los sectores populares: “vamos a un festival de emisión y de subsidios. Hay que ver cómo reaccionan los sectores más golpeados en noviembre”, plantean.

El agro saluda, pero desconfía. El retorno de Julián Dominguez al ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca fue tomado también con escepticismo. Coninagro difundió un comunicado en el que saluda al nuevo ministro y apunta que “el sector agroindustrial en general y el cooperativismo en particular están a disposición para colaborar y hacer sus aportes para que Argentina se ponga de pie”. Desde Federación Agraria, Carlos Achetoni recordó que luego de la crisis del 2008 Domínguez trabajó para recomponer la situación con las entidades del campo: “esperamos que esa experiencia haga que se revean situaciones que han sido de mucho desgaste e innecesarias como el cierre y la cuotificación de las exportaciones de la carne y muchos temas que se han truncado y se puedan hacer sinergias y romper con esta incertidumbre que ha atravesado a la Argentina. Ojalá que se pueda comenzar a transitar otra etapa”.

Pero más allá de las salutaciones institucionales en el agro no olvidan que la gestión 2009-2011 dejó muy pocas cosas buenas para rescatar. En ese sentido, un exfuncionario vinculado al agro le señaló al sitio Código Campo: “espero que mis amigos productores no se coman el amague con lo de Domínguez y cambien el voto. La doctora hace lo que quiere y los demás son esclavos”. “Es más de lo mismo” y “es un experto en dividir al ruralismo”, son expresiones que por estas horas se escuchan en referencia a Julián Domínguez.

“Es un tipo más dialoguista, más consensuador. Hay que ver qué le dejan hacer. Creo que conoce el sector y puede tener una mejor llegada con la Mesa de Enlace y el sector productivo. Pero hay que ver qué le dejan hacer y cuánto le dejan que abra exportaciones que es algo que no tiene sentido, es pura ideología. Hay que ver cuánto se impone la lógica y el sentido común sobre la ideología y el populismo. Hay que ver cómo lo dejan actuar. Grandes cambios con este gobierno o con Julián Dominguez no esperamos, creemos que van a seguir en la misma línea. Puede ser un poco más moderado, pero grandes expectativas no tenemos”, apuntó a PERFIL CORDOBA un dirigente agropecuario local.

Schiaretti se reúne con la Comisión de Enlace
El miércoles que viene, desde las 11.30, el gobernador Schiaretti recibirá a los miembros de la Comisión de Enlace a nivel nacional. Y también se espera que tenga un encuentro con los pares provinciales de las principales entidades vinculadas al agro. La confirmación de la agenda de Schiaretti con el campo se dio luego de que se conociera la seguidilla de pseudo renuncias de funcionarios kirchneristas, el miércoles. El planteo de los hombres del agro que se plasmará en la reunión con Schiaretti es el temor de que se incremente el riesgo del intervencionismo del Estado hacia el sector. 

 

En esta Nota