domingo 26 de septiembre de 2021
CóRDOBA PALACIO 6 DE JULIO
08-11-2020 00:55
08-11-2020 00:55

Moratoria municipal: activan un plan de pagos para mejorar la caja y aplanar morosidad

La caída real de la recaudación acumulada hasta octubre es del 16%. La morosidad se duplicó para algunas tasas como Comercio e Industria. Detalles de la moratoria.

08-11-2020 00:55

Durante noviembre , lo s contribuyentes podrán sumarse al nuevo plan de pagos que lanzó l a Municipalidad para intentar contrarrestar el enorme daño que la caída de la actividad está generando en las arcas municipales. También intentarán aplanar la ‘curva de morosidad’ que muestra niveles alarmantes este año. El subsecretario de Ingresos Públicos de la Municipalidad, Gerardo Pintucci, detalló a PERFIL CÓRDOBA las características y expectativas en torno a la nueva moratoria, a la vez que desgranó la composición de la evolución de la recaudación, que no logró entrar en terreno positivo. Según explicó el funcionario, la recaudación municipal registra, a octubre, una caída interanual acumulada y real del 16%. Es decir, el incremento nominal que se registra quedó muy por debajo de la inflación percibida.

A la hora de analizar esa caída hay que tener en cuenta que hay cuatro grandes ítems que explican los ingresos vía impuestos para la ciudad de Córdoba: Comercio e Industria (58%), Inmobiliario (26%), Automotor (12%), y ‘Otras tasas’ (4%). La tasa más importante, la contribución sobre Comercio e Industria, tuvo un crecimiento nominal del 35%, casi empatando con el dato de inflación estimada, en tanto el impuesto Inmobiliario registró una suba del 46%, cerca de 10 puntos por encima de la inflación. También por debajo de la inflación quedó la suba nominal que muestra el impuesto Automotor, con un incremento del 32%. Y el ítem que se desplomó son las tasas comprendidas dentro de ‘Otras tasas’, donde se incluye la percepción, por caso, de espectáculos públicos, boliches, deportes y el uso de los espacios públicos. Ese apartado registró una caída nominal promedio del 68%, con un pico en la caída del 95% en abril. Para tomar dimensión, antes de la pandemia ingresaban al Municipio entre $200 y $300 millones por ese concepto. Hoy se perciben cerca de $30 millones.

Alta morosidad. Junto a la fuerte retracción que se verifica luego de ocho meses de iniciada la cuarentena, el dato que p u s o e n alerta a los funcionarios municipales encargados de monitorear la recaudación es el de la morosidad. Los valores del atraso se duplicaron en algunos impuestos. Para la tasa de Comercio e Industria la morosidad era del 10% en febrero, y se disparó al 22% con la pandemia. Otro ítem donde se ve ese comportamiento es en el impuesto Inmobiliario donde la morosidad pasó del 33% al 44%. En el Palacio 6 de Julio remarcan que particularmente lo que más cayó fueron las tasas de Comercio e Industria que venían pagando las pequeñas empresas y los pequeños contribuyentes. Estos datos explican que semanas atrás se definiera una moratoria, plan de pagos o, según se comunicó en esta ocasión, un “Plan de Regularización Excepcional”. “Estamos terminando de notificar a los contribuyentes que se pueden sumar durante noviembre. Es una invitación a que adhieran al plan de pagos que busca intentar recuperar lo caído a partir de la pandemia para los que estaban al día al 28 de febrero. Para muchos, la pandemia generó problemas graves y estamos lanzando un plan con reducción importante de intereses resarcitorios. Si se paga en una cuota hay un 100% de quita de intereses resarcitorios; si se paga en seis hay un 70% de quita de intereses y una tasa de interés de financiación del 0,5% mensual; en 12 cuotas una quita del 50% de interés y un interés de financiación del 1% mensual, y en 24 cuotas 30% de quita y un interés del 1,5%. Esto es para los cumplidores para Inmuebles, Automotores y Comercio e Industria”, explicó Pintucci.

En concreto, la expectativa de la gestión Llaryora es recuperar la caída en los ingresos que se hizo muy notable por la retracción de la actividad, pero también por los impuestos patrimoniales a partir de abril. “Tuvimos caídas reales muy graves en abril, mayo y junio. Mucha gente se atrasó en el pago y con esto buscamos recomponer eso. Buscamos también que la gente no pierda el beneficio por contribuyente cumplidor, que no se siga atrasando para que no se le junte todo después. La recaudación ha seguido una evolución similar a la coparticipación, aunque el dibujo es parecido a la Provincia, en la Municipalidad el impacto fue mayor porque hay mayor incidencia de los impuestos patrimoniales y eso hace que la recuperación sea más lenta, tarde más. Todavía no entramos en el terreno positivo, todavía estamos debajo de la inflación. La caída de octubre real fue del 9%”, completó Pintucci.

-¿Qué implica una caída real del 16% para un municipio como Córdoba?
-Yo estuve en San Francisco y en su momento también recibimos una situación muy complicada, era duro. Lo veo como algo más completo, acá vemos los ingresos, pero hay que considerar los gastos. La pandemia agudizó todo, pero si Córdoba no hubiera hecho el ajuste en distintos costos, trabajar de forma austera y mirar todos los gastos, la realidad sería peor.

En esta Nota