viernes 20 de mayo de 2022
CóRDOBA IGNACIO VÉLEZ FUNES
13-03-2022 00:54

“No tenía la menor duda de que solo cabía un sobreseimiento”

Después de siete meses de la denuncia contra el camarista por violar el secreto en una causa judicial, Miguel Hugo Vaca Narvaja la archivó. Sin filtro, tildó al fiscal de ‘mequetrefe’ y criticó la demora del juez.

13-03-2022 00:54

El 5 de agosto del año pasado la imputación al por entonces presidente de la Cámara Federal de Apelaciones, Ignacio Vélez Funes, fue una implosión en los tribunales del Parque Sarmiento. La había promovido el fiscal federal Carlos Casas Nóblega por presunta violación de secreto, a raíz de la publicación en el Centro de Información Judicial de una resolución del camarista sobre una causa penal económica.

Lo acusaba de hacer naufragar un allanamiento por la publicidad de su sentencia.

A más de siete meses, el juez federal Miguel Hugo Vaca Narvaja dictó el viernes pasado el sobreseimiento de Vélez Funes. El fiscal federal Casas Nóblega ya está trabajando en la apelación de la sentencia.

“Dije que no iba a hablar por respeto a las instituciones. Ahora que se dictó el sobreseimiento quiero dejar en claro mi honor”, aseveró el camarista Vélez Funes al ser entrevistado por PERFIL CÓRDOBA. Criticó con duros términos al fiscal y se quejó por la demora del juez en resolver su causa.

“El 4 de febrero interpuse un pronto despacho al juez diciendo que estaban excedidos los plazos legales. ¿En qué plazos estaba excedido? Tiene 10 días para dictar resolución después de un pedido de sobreseimiento y habían transcurrido meses. También se había vencido el plazo de cuatro meses para tener una causa en instrucción y no pidió la prórroga a la Cámara. Después de cuatro días (del pronto despacho), el juez contestó: ‘Oportunamente cuanto por derecho corresponda’. Lo que correspondía era resolver. Esperé un mes. El lunes pasado interpuse una queja ante la Cámara por retardo de justicia. La Cámara le ordenó que informara en forma urgente, como manda la ley. Lo hizo el miércoles pasado diciendo que no estaba demorado, que la culpa era mía porque yo me defendía y no lo dejaba resolver. Y el viernes, sorpresivamente, dictó la resolución”.

–¿No la esperaba?

–Está bien que lo haya hecho, no esperaba otra decisión porque yo no cometí ningún delito. Estoy estudiando la resolución, estoy satisfecho. Pero la obtuve con fórceps. Y no solo eso: el lunes presenté un escrito en la Cámara Federal haciendo saber que mientras no hubiera decisión no iba a intervenir en ninguna cuestión de superintendencia donde estuviera el juez Vaca Narvaja. Me iba a abstener por el estado de ánimo de indignación y molestia con el juez, por la falta de respeto en mi caso. No quiero privilegios sino que se cumpla la ley. Finalmente, la resolución fue dictada. No está firme, no sé qué hará el fiscal. Es un mequetrefe. Según el diccionario de la Real Academia, la palabra significa inútil, tarambana, que no sabe. Lo dije desde el primer día. No conoce ni el reglamento ni la ley.

–¿Usted cree que esto fue armado por alguien y, en ese caso, por quién?

–El mequetrefe del fiscal Casas Nóblega. Él hizo la denuncia. Quién lo ideó, quién fue el ideólogo lo desconozco. Además, ¿usted sabe que el fiscal me hizo una denuncia por amenazas a su persona porque yo dije que esto no iba a quedar así? Fue desestimada por el fiscal (Maximiliano) Hairabedian. Su dictamen es una pieza jurídica explicando qué es el derecho a la libre expresión y qué es una amenaza. El juez archivó el asunto. Dijo que no era delito.

–¿Cómo queda la relación interna, el clima en Tribunales?

–Yo era presidente de la Cámara Federal, decenas de años de trayectoria como abogado, sin una mancha en mi carrera y se puso en sospecha que era un corrupto, que violaba el secreto y hacía fracasar una investigación. El 14 de septiembre, el juez (Ricardo) Bustos Fierro dijo en su sentencia que había fracasado porque yo había frustrado la investigación. Esa causa me llegó en apelación y me aparté. –¿Lo deja más tranquilo el archivo de la causa en su contra? –Desde que estuvo la denuncia, el 5 de agosto, he pedido en numerosas ocasiones que me tomara declaración indagatoria. Soy un ciudadano que quiere defenderse y el juez fijó la indagatoria recién el 5 de octubre. Era una cuestión de puro derecho. Y el juez se jacta de que no tiene plazos perentorios. ¿O sea que los ciudadanos que estamos acusados tenemos que estar a disposición del tiempo que maneja el juzgador?

Rosatti y jueces federales
CERCA PERO DISTANTES. Vélez Funes y Vaca Narvaja participaron del encuentro que mantuvieron los camaristas y jueces de primera instancia, el viernes pasado, con el presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti.

–Doctor, eso pasa en todas las causas.

–Hasta que aparece uno que se defiende, como yo. Yo reclamé en todo momento. Yo no hice pedidos vacuos. Dije: quiero declarar, resuelva el sobreseimiento. No tenía dudas de que la Justicia llegaría a este resultado. Me alegra que el juez lo haya comprendido, aunque desde agosto hasta marzo pasaron muchos meses.

En esta Nota