viernes 21 de febrero de 2020 | Suscribite
CóRDOBA / Más de 1500 productores afectados
domingo 27 octubre, 2019

Preocupación en sector rural cordobés por el default de una de las grandes cerealeras

Se trata de la firma rosarina BLD, una de las más importantes del rubro. El presidente de la empresa explicó la situación. Las denuncias son por administración fraudulenta, estafa y asociación ilícita.

por Ariel Bogdanov

DEFAULT. Una de las cerealeras más grandes del país entró en default. Afecta a más de 1.500 productores, la mitad de Córdoba. Fabio Bini es el presidente de la firma. Foto: Cedoc Perfil
domingo 27 octubre, 2019

La noticia cayó como una bomba en las principales ciudades del este cordobés. La cerealera BLD, una de las más importantes del país, entró en default en los primeros días de octubre, perjudicando a unos 1.500 productores agropecuarios de todo el país, de los cuales unos 700 son cordobeses. “No hay plata”, fue la frase que escucharon los ruralistas cuando fueron a buscar el dinero que les correspondía por su cosecha.

La novedad se esparció como reguero de pólvora por el interior productivo del país y las consecuencias finales que tendrá el derrumbe de la cerealera rosarina aún es incierto. La Bolsa de Comercio de Rosario, como medida preventiva, suspendió provisoriamente a la firma, que ya no puede operar en el mercado físico de granos y los principales dirigentes de la empresa intentaron esbozar una solución: ofrecerles acciones preferenciales a los acreedores a cambio de las deudas totales, las cuales se estima que superarían los 100 millones de dólares. PERFIL CORDOBA se comunicó con Fabio Bini, socio fundador y presidente de BDL quien explicó que actualmente han canjeado deuda por más del 30%. Para homologar un APE (Acuerdo Preventivo Extrajudicial) la empresa busca lograr un porcentaje del 66% del total de la deuda y la mitad de los acreedores adentro.

“En el lapso de una semana a 10 días estimamos estar entre un 40% y un 50% del total”, aseguró Bini. “Tenemos unos 300 productores que se transformaron en accionistas. La empresa da la cara, nos juntamos con los productores y les comentamos esta alternativa para capitalizar la deuda, que creemos es la mejor de las opciones”, agregó. “Tuvimos una crisis financiera por distintos motivos, no es que la empresa sea insolvente. Apostamos a seguir. Tenemos 20 o 30 acuerdos nuevos todos los días, estamos yendo a ese ritmo y con el objetivo de llegar a la mitad más uno de los acreedores. Vamos a ver si podemos cumplirlo”.

En principio, las acciones ofrecidas no tendrían derecho a voto en una futura mesa directiva. Sobre este punto Bini comentó que “nos comprometimos a que dos directores y un síndico sean propuestos por los nuevos accionistas”. Motivos. Las elecciones PASO fueron determinantes para el futuro de BLD. A partir de allí se mezclaron entre las razones, palabras como bonos, bolsa, dólares y reestructuración de deuda. En concreto, tras las PASO las acciones de la empresa se desplomaron en Wall Street y el anuncio del “reperfilamiento” terminó de impactar en el negocio.

—¿Qué pasó para llegar a la situación actual?

—Pasaron una sucesión de cosas. Hicimos una inversión muy grande en una planta porcina. Esa inversión fue mucho mayor de lo esperado. La suba de la tasa de interés y la sequía hizo que no se sumaran muchos productores a este emprendimiento, pero lo más grave ocurrió después del 11 de agosto, ya que la crisis financiera nos golpeó. La parte más líquida que teníamos se fue perdiendo. Teníamos previsto vender una granja de cerdos, los inversores extranjeros decidieron dar marcha atrás luego de todo lo que ocurrió en el país y fracasó una negociación por la cual nos iban a entrar 45 millones de dólares. Ese jueves fatídico del 26 de septiembre nos cancelaron el negocio, no autorizaron la compra y a partir de allí tuvimos que cesar los pagos.

—¿Hacen un mea culpa al respecto?

—Nuestro espíritu siempre fue el de emprender y tomar riesgos. Hubo un país que falló y también tuvimos errores propios. Salió mal lo que teníamos pensado y esto nos produce un daño grave, pero la mejor manera de repararlo que encontramos es decirle a los acreedores que esta empresa es de ellos.

—¿Cómo van a hacer para encarar un proyecto a futuro con la confianza muy golpeada?

—La compañía tiene una serie de actividades en base a la confianza que sabemos que va a estar dañada y tendremos que trabajar en eso. Tenemos otros rubros que no dependen de la confianza, como la actividad porcina que está en plena producción y en unos meses se empiezan a vender los primeros cerdos. En Noetinger tenemos una planta de cerdos y en La Palestina, clasificación de especies. Esas actividades continuarán, el resto va a pausarse o a va a tener menos actividad, pero apostamos a la continuidad. Estamos recibiendo a productores de todos lados y dando las explicaciones del caso, queremos que tengan el menor perjuicio posible. Estamos muy tristes por lo que pasó.

—Hay denuncias en la Justicia provincial y Federal…

—Ha habido denuncias penales en la que nos imputan una serie de delitos y estamos a disposición de la Justicia. Hay muchas compañías a las que las cosas les salieron mal. La vida tiene esas cosas y a veces es diferente a lo que uno la piensa. Esta es la situación en la que estamos, somos conscientes de que hay mucha gente afectada y queremos remendar la situación lo mejor posible. Estamos convencidos que los acreedores van a recuperar lo perdido.

 

Denuncias por estafa, asociación ilícita y administración fraudulenta

Mientras los dueños de la empresa buscan sumar accionistas, las denuncias judiciales de productores se incrementan todos los días. PERFIL CORDOBA dialogó con dos de los abogados defensores que más cerca están de los productores. Eduardo Cerino, letrado rosarino, es uno de los más consultados tanto en la provincia de Córdoba como en Santa Fe. “Tenemos 14 denuncias en el Tribunal Provincial por administración fraudulenta, estafa y asociación ilícita. En el Tribunal Federal tenemos 10 denuncias por los delitos de evasión agravada y lavado de activos. En ambas creemos que se van a seguir sumando”, contó y consideró que las consecuencias pueden ser mayores. “En Rosario se cortó la cadena de pagos, justo cuando está por empezar la siembra. Hay corridas fuertes y hay cerealeras más chicas que están al borde del knock out”, añadió.

“Tenemos 14 denuncias en el Tribunal Provincial por administración fraudulenta, estafa y asociación ilícita.


Alicia Carosella es abogada del Estudio Marengo, de San Francisco. La ciudad cabecera del departamento San Justo es una de las más comprometidas, con unos 400 productores afectados. “Estamos intentando mejorar las condiciones del acuerdo para cada uno de los productores, en caso de que les convenga suscribir acciones. Buscamos la mejor solución para generar el menor daño patrimonial en cada uno de los productores”, señaló. “Han quedado cosechas enteras. Hay productores hasta con tres cosechas adentro. Mucho personal y mucha gente que se moviliza alrededor de todo esto y muchas fuentes de trabajo afectadas y ha causado un shock en la región”, señaló.

 

Dellarossa

Pedro Dellarossa: “Tuvieron un exceso de confianza: se metieron en algo que los superó”

 

Además de ser intendente de Marcos Juárez, Pedro Dellarossa es un reconocido referente agropecuario del sudeste cordobés. El dirigente es uno de los afectados por BLD, que decidió aceptar la propuesta de la empresa y transformarse en accionista. “Conozco a la gente de BLD desde hace más de 20 años. Soy ingeniero civil y antes de ser intendente hacía obras civiles. En Guatimozín me tocó dirigir la obra de agua potable, ahí conocí a Gabriel Bini que era capataz en ese momento. Él me comentó que su hermano empezaba con este emprendimiento”, recordó.

“Nunca pensé que iban a llegar a esta situación. No creo que hayan tenido mala intención. Hicieron algunas apuestas riesgosas. Apostaron a la bolsa y al gobierno, pecaron de confianza en el país. Se metieron en algo que los superó y el mercado los mató. Ellos tenían bonos del Estado que no se los pagaron, otros que se le cayeron y se quedaron sin liquidez”, agregó. Según explicó Dellarossa aceptó la propuesta ya que según la empresa el patrimonio es de 120 millones de dólares y la deuda es de 100 millones. “Nosotros aceptamos. Teníamos un poco de cereal adentro y agroquímicos sacados a pagar con la cosecha. Nos avenimos a ser parte de la empresa. Tenemos un pequeño paquete accionario. Hablé con el propio Fabio Bini y me dijo que si podía lograr que el 30% de los acreedores se pasen acciones, salvaba la empresa”, contó. “En Marcos Juarez hay unos 250 productores afectados y confío en que la empresa va a levantar cabeza”.

 


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4912

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.